Inicio Internacional La Fiscalía solicita una condena de 10 años de prisión para un...

La Fiscalía solicita una condena de 10 años de prisión para un celador acusado de abuso sexual a una paciente hospitalizada en psiquiatría

0

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

La Fiscalía prvincial de Madrid solicita diez años de prisión para R.L.C., un celador del Hospital Ramón y Cajal que abusó sexualmente en dos ocasiones de una chica de 18 años que fue ingresada en la planta de psiquiatría después de haber intentado suicidarse. El representante del Ministerio Público le imputa un delito continuado de abusos sexuales y le reclama una indemnización de 20.000 euros por los daños psicológicos y morales sufridos por la joven.

El escrito de acusación sostiene que el procesado trabajaba como celador en el turno de noche en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid en la planta de Psiquiatría. En tal condición, “movido por el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales”, se aprovechó de la especial vulnerabilidad en la que se encontraba N.O.B., una joven de 18 años de edad, que se hallaba ingresada en dicha planta por orden judicial “por intento autolítico, trastorno límite de la personalidad y trastorno de la conducta alimentaria”.

Leer más:  Los estudiantes de la asamblea por Gaza eligen acampar en San Fernando a pesar de la advertencia de la US

Así, sobre las 01.00 del 29 de abril de 2021 el acusado, aprovechando que en ese momento no se encontraba acompañado del resto del personal, ofreció dos cigarrillos a la víctima y, tras aceptarlos, le pregunto: “¿Te quieres animar más?”. A continuación le conminó a esnifar junto a él una raya y después se acercó a ella y comenzó a tocarla al tiempo que le decía: “Nunca antes me había pasado esto con nadie, me vuelves loco”. Dos días más tarde R.L.C. entró en la habitación de la joven donde empezó a someterla a nuevos abusos.

N.O.B. se hallaba ingresada en la unidad de psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal donde sucedieron los hechos por orden judicial desde el 28 de marzo de 2021, por intento autolítico, trastorno límite de la personalidad y trastorno de la conducta alimentaria, además se hallaba en seguimiento en salud mental desde los 13 años de edad, habiendo estado sometida a la administración de diversa medicación y puntualmente hasta inmovilización terapéutica.

Leer más:  Vox confirma diálogo con el PP para unirse al Gobierno municipal de Sevilla

Todo ello, “unido al consumo de la sustancia estupefaciente (cocaína) proporcionada por el procesado en el momento de los hechos y posteriormente”, hizo que la misma se encontrara en una situación personal de especial vulnerabilidad psicopatológica, llegando a autolesionarse inmediatamente después de suceder los hechos, lo que supuso además y a consecuencia de lo anterior una agravación significativa de su patología clínica de base.

El procesado venía prestando servicios en el hospital en virtud de diversos nombramientos de personal estatutario temporal con la categoría de celador desde el 16 de junio de 2007. Su vinculación jurídica en la fecha de los hechos estaba amparada mediante nombramiento de personal estatutario de carácter interino y categoría de celador suscrito con el interesado y el hospital el día 31 de julio de 2018.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid es la responsable del Hospital Universitario Ramón y Cajal integrado en el servicio madrileño de Salud (Sermas). El juicio se celebrará el próximo miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia de Madrid.

Leer más:  Un preso condenado en Salamanca llevaba 41 bellotas de droga dentro de su cuerpo tras un permiso

- Te recomendamos -