Inicio España Los tiburones jóvenes nadan en «guarderías» cercanas a la costa sin la...

Los tiburones jóvenes nadan en «guarderías» cercanas a la costa sin la presencia de adultos

0

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Los juveniles de gran tiburón blanco eligen aguas cálidas y poco profundas a menos de un kilómetro de la costa y en ‘guarderías’ sin la compañía de adultos, probablemente para evitar a los depredadores.

Así lo indica un equipo de científicos marinos en un artículo publicado en la revista ‘Frontiers in Marine Science’. A finales del pasado enero se viralizaron en las redes sociales las imágenes de un gran tiburón blanco recién nacido, captadas por un dron a unos 300 metros de la costa californiana de Santa Bárbara (Estados Unidos).

Las conclusiones del estudio pueden ser importantes para conservar los grandes tiburones blancos -especialmente, a medida que suben las temperaturas oceánicas por el cambio climático- y para proteger al público de encuentros negativos con esos escualos.

Las crías de gran tiburón blanco no reciben ningún cuidado materno tras el nacimiento. En una población estudiada frente a la playa Padaro, cerca de Santa Bárbara, los juveniles de esa especie se reúnen en ‘guarderías’ sin la compañía de adultos.

Leer más:  Juan Pedro León gana el certamen nacional de fotografía de 'Tenerife Moda'

“Este es uno de los estudios más grandes y detallados de su tipo. Debido a que alrededor de Padaro Beach un gran número de juveniles comparten hábitats cercanos a la costa, podríamos aprender cómo las condiciones ambientales influyen en sus movimientos”, según Christopher Lowe, profesor de la Universidad Estatal de California, quien añade: «Rara vez se ven grandes tiburones blancos exhibiendo este tipo de comportamiento de cría en otros lugares».

SENSORES-TRANSMITORES

En 2020 y 2021, Lowe y su equipo utilizaron dardos para marcar a un total de 22 juveniles con sensores-transmisores. Se trataba de hembras y machos con edades comprendidas entre uno y seis años. Los grandes tiburones blancos pueden vivir entre 40 y 70 años.

Los sensores-transmisores midieron la presión y la temperatura del agua local en tiempo real, y rastrearon la posición de cada juvenil enviando ‘pings’ acústicos a una serie de receptores, repartidos en unos 5,5 kilómetros cuadrados a lo largo de la costa. Estos métodos habían sido aprobados por el Comité de Uso y Cuidado de Animales de la Universidad Estatal de California y el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California.

Leer más:  El campeonato nacional de danza urbana será este fin de semana en Arganda del Rey

El seguimiento se detuvo durante los meses de invierno, cuando los juveniles partieron temporalmente hacia aguas costeras. Los investigadores recopilaron más datos sobre la distribución de la temperatura en toda la columna de agua local con un vehículo submarino autónomo. Luego, utilizaron inteligencia artificial para entrenar un modelo 3D de las preferencias de temperatura y profundidad de los juveniles.

Los resultados mostraron que los juveniles se sumergieron a mayores profundidades alrededor del amanecer y el anochecer, cuando probablemente buscaban rayas, cardúmenes de peces y otros peces óseos pequeños. Se acercaron más a la superficie (entre cero y cuatro metros de profundidad) por la tarde, cuando el sol estaba más caliente, posiblemente para aumentar su temperatura corporal.

«Mostramos que los juveniles alteraron directamente su posición vertical en la columna de agua para permanecer entre 16 y 22 grados, y si es posible entre 20 y 22 grados», indica Emily Spurgeon, técnica de investigación en el equipo de Lowe.

AGUAS POCO PROFUNDAS

Leer más:  El director de Pagos de CaixaBank vende acciones del banco por 182.000 euros

Por otro lado, el estudio indica que la distribución de la temperatura en estas aguas es siempre cambiante, lo que significa que los juveniles tienen que estar en constante movimiento para permanecer dentro de este rango óptimo.

Los autores concluyeron que los grandes tiburones blancos juveniles pasan la mayor parte de su tiempo en aguas mucho menos profundas que los adultos. Estos últimos rara vez se observaron en la ‘guardería’.

Además, la distribución de la temperatura en tres dimensiones impactó fuertemente la distribución horizontal de los juveniles, que se extendieron a mayores profundidades cuando las temperaturas del fondo marino eran más altas y se acercaron hacia la superficie cuando las aguas más profundas resultaban más frías.


- Te recomendamos -