Inicio España IFM se muestra optimista respecto al grado de aceptación de su OPA...

IFM se muestra optimista respecto al grado de aceptación de su OPA sobre Naturgy

0

Insiste en su intención de colocar a dos consejeros en la compañía y asegura que Criteria no tiene nada que temer con su entrada

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El fondo australiano IFM se ha mostrado optimista respecto al proceso de aceptación de la Oferta Pública de Adquisición (OPA) que lanzó sobre el 22,7% del capital de Naturgy, que arrancó el pasado 9 de septiembre y concluirá el próximo viernes 8 de octubre.

Según ha asegurado el vicepresidente de IFM Investors, Jaime Siles, en un encuentro con la prensa, las sensaciones sobre el grado de aceptación por parte de los accionistas minoritarios son “positivas”, tanto por los datos objetivos que maneja como por el contexto del mercado que aprecia.

En este sentido, Siles ha defendido que la entrada de nuevos accionistas, como la protagonizada este martes por el fondo Davidson Kempner sobre el 1,1% del capital, apuntan a que el mercado ya da por descontado el éxito de la OPA.

Los denominados ‘fondos de arbitraje’, según ha explicado, entran en una compañía cuando creen que una oferta de adquisición va a salir adelante, por lo que compran acciones a un precio inferior al de la OPA con el objetivo de acudir a ella y ganar la diferencia.

“La entrada de este tipo de fondos apunta a que el sentimiento del mercado es que la OPA será aceptada. Tienen que tener mucha certidumbre de que será exitosa para hacer un movimiento así”, ha indicado.

IMPACTO DE LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO

Otra situación que también cree que apunta al cierre exitoso de la transacción es que los analistas esperan una “severa” corrección del valor, que en los últimos meses se ha visto impulsado por las expectativas de esta operación, y que debería registrar tras la OPA un descenso similar al experimentado por sus pares, como Iberdrola o Endesa.

Por ello, cree que la reacción de los accionistas minoritarios será la de aceptar la oferta con el objetivo de no sufrir esta corrección que, en su opinión, da por descontado el mercado.

A ello también contribuyen las medidas recién aprobadas por el Gobierno para hacer frente al encarecimiento del precio de la luz, que Siles cree que hacen “irrechazable” el precio ofertado por el fondo de inversión, ya que considera que también acabarán provocando la caída de la acción.

FUTURA CONVIVENCIA EN EL CONSEJO

IFM insiste así en que el precio de 22,07 euros ofertado es “muy atractivo”, al suponer una prima del 20% respecto al nivel de enero, y de casi el 40% respecto a la caída que ya han sufrido el resto de compañías eléctricas comparables.

Una vez que sean accionistas, en el caso de que la OPA salga adelante, el vicepresidente del fondo asegura que no les preocupa esta caída de la acción porque su intención es quedarse a largo plazo –“a cien años vista”, ha dicho–, por lo que cree que puede asumir este tipo de incertidumbres.

Tampoco le preocupa la posible reducción del dividendo: “IFM es un fondo que por naturaleza no necesita dividendo, su prima es el crecimiento sostenible. Estaríamos preparados para eliminar el dividendo si esas son las circunstancias a las que se enfrenta la compañía”.

REPRESENTACIÓN “PROPORCIONAL”

Siles también ha insistido en que la intención de IFM es tener una “representación proporcional” en el consejo, aunque no ha entrado a valorar si el actual número de conejeros (12) tiene que ser modificado o permanecer sin cambios.

En cualquier caso, IFM ha lanzado un mensaje de tranquilidad a Criteria, el máximo accionista de Naturgy con el 26,1% del capital: “Lo llevaremos bien (la futura convivencia en el consejo), no hay nada que temer. Los valores de Criteria y su forma de invertir es idéntica a la nuestra y las condiciones del Gobierno no dejan lugar a dudas”.

IFM tiene hasta este viernes para cambiar el precio ofrecido o el porcentaje y hasta el próximo martes para ampliar el plazo de la oferta, pero Siles ya ha confirmado que la intención del fondo es seguir adelante con el mismo plan, el de entrar en la eléctrica, fomentar un crecimiento sostenible, seguir cotizando y convivir con un ‘free flow’ (o capital flotante) “pequeño pero en una compañía grande”.