Inicio España AMP- Navarra ve “una ligera estabilización” de casos, pero avisa de “la...

AMP- Navarra ve “una ligera estabilización” de casos, pero avisa de “la muy alta positividad” y la tensión hospitalaria

0

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha afirmado que en los últimos días ha habido “una ligera estabilización” de los nuevos casos de Covid-19 en la Comunidad foral, pero ha remarcado que, por el contrario, las tasas de positividad “siguen siendo muy altas”, lo que indica “una transmisión importante”. También ha advertido de que el sistema sanitario está “muy tensionado”.

Induráin, que ha comparecido este miércoles en rueda de prensa junto al director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Alfredo Martínez, y la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marian Nuin, ha reconocido que la incidencia de la Comunidad foral es “una de las más altas a nivel estatal”, pero ha subrayado que “se intuye una ralentización en los contagios por la evolución del número reproductivo”.

Ha hablado así de “una ligera estabilización” de los casos positivos en los últimos días, si bien ha avisado de que las tasas de positividad siguen siendo “muy altas”. Por este motivo, ha agregado, “tenemos que ser muy cautos en cualquier predicción conscientes que desde un punto de vista cualitativo y del perfil de los afectados esto se está traduciendo en situaciones bastante serias para muchas personas, menos que en otras olas precedentes, pero más de las que debieran producirse a esta altura de la pandemia”.

En este punto, ha recordado que el número de personas ingresadas es ya de 114, de las que 17 están en la UCI, un nivel de ocupación que, según ha dicho, es “más baja” que autonomías que tienen declaradas menores incidencias de Covid-19. Un hecho que ha atribuido a “la fiabilidad de nuestra sistema de detección, que es muy alta semana tras semana”.

En cualquier caso, ha reconocido que el cambio de tendencia de junio a julio es “un cambio muy evidente y ha conllevado que el sistema sanitario esté muy tensionado a todos los niveles, máxime en estas fechas muy sensibles para las plantillas”.

En cuanto a la vacunación, ha afirmado que avanza a un ritmo “importante”, con un 64% de la población vacunable mayor de 12 años con pauta completa. “Pero aún falta un trecho para la inmunidad de grupo, un concepto que se está elevando por parte de los expertos a tenor de la influencia de las nuevas cepas y las desigualdades a nivel mundial de proceso de vacunación”, ha comentado.

Respecto a las medidas preventivas, ha recordado la nueva orden foral enviada por el Gobierno foral al TSJN para prorrogar las actualmente en vigor, unas medidas con las que, según ha incidido, “tratamos que sean eficaces, pero a la vez lo más selectivas posibles”. Y también ha reclamado la “colaboración y complicidad” de la sociedad para hacer frente a la pandemia.

“Llegamos a la segunda parte del verano en una situación complicada, pero con algunas señales que nos llevan a recuperar el ánimo pensando que es posible darle la vuelta a este nuevo reto”, ha manifestado.

“GRAN PREOCUPACIÓN” POR LA PRESIÓN HOSPITALARIA

Por su parte, el director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra, Alfredo Martínez, ha puesto de manifiesto que en estos momentos “estamos viendo más casos en las urgencias hospitalarias que los que vimos en la tercera y cuarta ola”, un nivel de presión hospitalaria que “no es la de finales de julio del año pasado, sino de principios de septiembre”.

“La gran preocupación es que no sea una onda similar a la tercera y cuarta, sino más similar a la segunda”, ha remarcado Martínez, quien ha advertido, además, de que “ya no estamos hablando sólo de gente joven que ingresa con una recuperación rápida”, sino que “cada vez estamos teniendo más personas mayores de 65 años que están ingresando sin vacunación, con vacunación parcial o algunos de ellos incluso vacunados”.

Según ha señalado, “este nivel de presión que hasta ahora se ha centrado en el área de Pamplona, empieza a repercutir en Estella y Tudela”. Y ha subrayado que “las altas no están pudiendo compensar el incremento de los ingresos”, dado que “el incremento de edad y de la gravedad están prolongando las estancias en el hospital”.

“El número de ingresos es similar al que teníamos a principios de septiembre en una situación radicalmente distinta”, ha incidido el director gerente del CHN, quien ha explicado que “estamos por encima de la predicción que teníamos” en cuanto a hospitalización. “Estamos yendo a realidades más altas y rápidas. Tenemos un contingente con el que podemos asumir las predicciones, pero si se complican y tenemos que subir por encima tendrá unas repercusiones importantes en la actividad de los hospitales”, ha alertado.

En cuanto a las UCI, ha explicado que “hemos pasado de ingresos prácticamente de uno cada dos o tres días, a días con dos, tres o cuatro”. Y ha remarcado que “hemos llegado a tener a personas de 20-30 años ingresados con neumonías bilaterales”. “Ha habido personas de 30 años en situaciones realmente complicadas. Hay gente mucho más joven de la esperable que está teniendo estos casos graves en estos momentos en el sistema hospitalario”, ha detallado.

En este punto, ha señalado que “nuestra capacidad sanitaria es la que es, no estamos con las 109 camas que podríamos activar en los peores momentos de la pandemia, estamos con 72 camas activadas, pero activar las 109 camas supondría ocupar salas de endoscopias, volver a paralizar actividad quirúrgica para redirigir enfermería y suspender vacaciones de personal anestesista y de cuidado de UCI”.

“El nivel y eficacia de vacunación no es discutible, pero en estos momento la interacción y contagiosidad está venciendo al ritmo de vacunación. El nivel de movilidad está siendo mayor que el que tuvimos el verano pasado lo que está haciendo que el número de personas contagiadas sea alta”, ha aseverado.

Ha incidido así en que en estos momentos “nos preocupa la distribución geográfica, que esta no sea homogénea y pueda tensionar los hospitales por separado; la disposición por franjas de edad y la situación de personas con vacunación parcial o con factores de riesgo, como obesidad o las mujeres embarazadas”.

Asimismo, el director gerente del CHN ha asegurado trabajan con el objetivo de “no llegar a traspasar dos líneas rojas, la necesidad de desprogramar actividad para liberar camas y la necesidad de tomar decisiones duras en la reorganización de la actividad del personal sanitario”.

En esta línea, ha afirmado que a corto plazo no están contemplando dejar sin vacaciones al personal sanitario, sino “más bien acudir a desprogramaciones selectivas de actividad sin impacto en la salud”. Y ha apelado a toda la sociedad a que con las medidas de prevención adoptadas “hagamos que esta curva se doblegue lo antes posible antes de tener impactos más significativos”.

“LAS MEDIDAS SIGUEN SIENDO NECESARIAS”

En esta misma línea, la directora gerente del ISPLN ha puesto de relieve que las medidas preventivas “siguen siendo necesarias”, en un momento en el que la variante Delta está dominando todo el panorama con un 85% de los casos, mientras que un 11% corresponden a la variante Alfa.

Ha detallado Nuin que en estos momentos “comienza a retroceder esta onda en el grupo de 15 a 34 años pero, por contra, se extiende a otros grupos de edad”. Al mismo tiempo, “aumentan las hospitalizaciones y las defunciones que aunque está atenuado por la edad y la vacunación, dado el gran número de casos que tenemos acumulados de estos días supone también un número importante”.

A la vista de esta situación, ha remarcado Nuin, “siguen siendo muy necesarias las medidas preventivas en este contexto de interacción y variantes de alta contagiosidad”.