Inicio extremadura La Diputación de Cáceres firma un protocolo con las mancomunidades para el...

La Diputación de Cáceres firma un protocolo con las mancomunidades para el mantenimiento de las oficinas de vivienda

0

Se distribuirán 60.000 euros entre nueve mancomunidades para cubrir gastos de personal de dichas oficinas

CÁCERES, 27 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Cáceres ha firmado este martes un protocolo con nueve mancomunidades para, por un lado, la financiación de gastos de personal de las oficinas comarcales de Vivienda y, por otro, para firmar la conformidad de que la institución provincial asuma responsabilidades en materia de expedientes de rehabilitación y del Programa de Eficiencia Energética de la Vivienda Existente.

El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, acompañado de la vicepresidenta segunda y diputada de Economía, Hacienda y Asistencia a Municipios, Isabel Ruiz Correyero, ha sido el encargado de firma estos protocolos con las mancomunidades de Campo Arañuelo, La Vera, Riberos del Tajo, Rivera de Fresnedosa, Sierra de Gata, Sierra de Montánchez, Sierra de San Pedro, Tajo-Salor y Valle del Jerte.

En el acto, celebrado en la Diputación de Cáceres, se ha llevado a cabo la firma de nueve protocolos de colaboración, uno por cada mancomunidad presente, por los que la Institución Provincial financiará gastos del personal necesario para el funcionamiento de la Oficina Comarcal de Vivienda.

Para ello, la institución provincial cuenta con una partida de 304.876 euros, concedida como subvención nominativa por la Dirección General de la Vivienda de la Junta de Extremadura, que será distribuida entre las distintas mancomunidades “con el fin de cubrir gastos de contratación del personal solicitado para sus oficinas de la Vivienda”, ya sean para puesto de arquitecto, delineante, arquitecto técnico, asesoría jurídica o personal administrativo, entre otras posibilidades, según informa la Diputación de Cáceres en nota de prensa.

En su intervención, el presidente de la Diputación de Cáceres ha destacado la importancia de la cooperación y colaboración interadministrativa, “que se ve claramente en este caso, en el que la Diputación recibe una subvención nominativa de la Junta y a su vez, nosotros la destinamos a las mancomunidades”.

En este sentido, sí ha expuesto a los representantes comarcales que ha pedido al Gobierno regional que a partir del próximo año, esta subvención nominativa pase a ser un convenio de colaboración plurianual, “porque esto dará una mayor estabilidad a las mancomunidades, ya que no se tiene que estar pendiente de que llegue la subvención cada año”, tras lo que ha confiado en que en 2022 se atienda su petición.

En cuanto a la firma llevada a cabo este martes, a través de este protocolo, cada mancomunidad recibirá una ayuda para el mantenimiento del personal de sus oficinas de vivienda, y estas participarán, tal como se especifica en el texto, en la gestión de programas de ayudas.

Entre estos programas de ayudas se encuentran el del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021; el de fomento de mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas; el de fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas; el del Plan de Vivienda de Extremadura 2018-2021, y el de fomento de obra en vivienda existente, entre otros.

Por su parte, la Diputación de Cáceres, a través de las oficias de Vivienda de las mancomunidades desempeñara funciones y atribuciones en relación con procedimientos de concesión de las ayudas de los programas señalados, que se inicie o que pretendan iniciarse, como puede ser encargarse de la información a los interesados, registro de las solicitudes, emisión de informes técnicos, instrucción del procedimiento en fase de concesión o de justificación de las ayudas, etcétera.

Además, en el orden del día se ha incluido también la firma de las la institución provincial pasa a asumir la gestión de los expedientes para la concesión de ayudas en materia de rehabilitación, ya sea estatal o autonómica, y del programa PEEVE, unos expedientes que habiéndose tramitado ya por parte de la Mancomunidad, están pendientes de resolución o informe final justificativo de la subvención reconocida.