Inicio España MSF retira a su personal de la Región Noroeste tras ocho meses...

MSF retira a su personal de la Región Noroeste tras ocho meses de suspensión por parte del Gobierno de Camerún

0

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) ha anunciado la retirada de su personal de la Región Noroeste de Camerún, una de las dos de mayoría anglófona y sacudida por un conflicto desde 2017, tras ocho meses de suspensión por parte de las autoridades del país africano.

“No podemos seguir más tiempo en una región en la que no se nos permite dar cuidados a la gente”, ha manifestado el coordinador de operaciones de la ONG para África Central, Emmanuel Lampaert. “Desafortunadamente, no podemos mantener más tiempo en espera a nuestro personal, así que no tenemos otra opción que retirar a nuestros equipos”, ha agregado.

Lampaert ha señalado que, sin embargo, la organización “mantendrá una pequeña oficina de enlace en Bamenda, la capital regional, para continuar el diálogo con las autoridades”. La suspensión de operaciones fue aprobada en diciembre de 2020 por lo que Yaundé consideraba como un supuesto apoyo de MSF a los separatistas.

La ONG ha recordado que ha rechazado “de forma consistente y categórica” estas acusaciones durante sus reuniones con las autoridades y en sus declaraciones públicas, a pesar de lo cual el Gobierno no ha cambiado su posición al respecto.

“Esta suspensión reduce de forma significativa el acceso a los servicios médicos en un área en la que las comunidades están muy afectadas por la violencia armada”, ha lamentado Lampaert, quien ha expresado su deseo de que la entrega de atención médica a todos, “sin distinción”, aún fuera posible.

En este sentido, ha argüido que “la gente está pagando un precio muy alto por esta situación” y ha asegurado que MSF reiniciaría sus actividades médicas en la Región Noroeste “lo antes posible” en caso de que las autoridades decidan retirar la suspensión.

“Es esencial que otras organizaciones ayuden a dar apoyo adicional al Ministerio de Sanidad para garantizar que se da atención a las personas vulnerables”, ha apuntado, al tiempo que ha incidido en que “esto debe hacerse con un total respeto a las instalaciones sanitarias, el personal y los pacientes”.

Lampaert ha denunciado que desde 2018 se han registrado “numerosos ataques y actos de intimidación” contra los centros sanitarios, algo que ha afectado también a los trabajadores de MSF. “Si bien nos vemos forzados a retirar a nuestros equipos, pedimos a las partes implicadas en la crisis que respeten a los proveedores de salud, ya sean miembros de ONG o del Ministerio de Salud”, ha reseñado.

“Toda amenaza o violencia contra ellos o los pacientes es inaceptable”, ha manifestado. MSF ha destacado que en 2020 sus equipos trataron a 180 supervivientes de violencia sexual, llevaron a cabo cerca de 3.300 intervenciones quirúrgicas y trasladaron en ambulancia a más de 4.400 pacientes, entre ellos más de mil mujeres de parto.

Las regiones anglófonas de Camerún –Noroeste y Suroeste– se han visto sacudidas por el conflicto a raíz de la represión de los movimientos separatistas a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

El año anterior, esta zona –otrora parte de las colonias británicas en África pero que decidieron unirse al Camerún francés– fue escenario de protestas pacíficas para reclamar una mayor autonomía o la independencia argumentando una discriminación por parte de las autoridades centrales, también en temas de idioma.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.