Inicio Deportes El Real Madrid derrota al Olympiacos de manera contundente como un verdadero...

El Real Madrid derrota al Olympiacos de manera contundente como un verdadero campeón

0

Los de Chus Mateo defenderán el título de Euroliga contra Panathinaikos después de brillar en semifinales

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Real Madrid arrolló (87-76) al Olympiacos este viernes en una semifinal de Euroliga completamente blanca, golpe en la mesa del vigente campeón para evitar la revancha griega por la final del año pasado y avanzar por tercera edición seguida a la lucha por el título de la máxima competición continental.

Los de Chus Mateo brillaron en el primer tiempo y aguantaron la reacción rival en el tercer cuarto. El Madrid tuvo un plácido desenlace para citarse con el Panathinaikos en busca de su duodécima Copa de Europa en la final del domingo en el Uber Arena de Berlín.

Los triples de inicio de Mario Hezonja, la anotación de Dzanan Musa, quien terminó con 20 puntos, y la calidad de Facu Campazzo y Edy Tavares marcaron la diferencia, pero también Sergio Rodríguez o Sergio Llull, verdugo el año pasado sobre la bocina de los del Pireo, jugadores que siempre se apuntan a los partidos grandes.

Leer más:  Una app trasmitirá en tiempo real operaciones de la maquinaria pesada que lucha contra los incendios en C-LM

El estreno del campeón fue inmejorable, una primera parte para enmarcar. Desde los triples de Hezonja, seis de los blancos en el primer cuarto, y la intensidad de Campazzo, hasta un Tavares que no tuvo rival. El Madrid mordió y mandó por dentro y por fuera, con un 42 a 1 en la valoración de ambos equipos tras 10 minutos.

Con la carta de Ndiaye, Chus Mateo sacó a un equipo muy metido y enchufado en la tarea de evitar la venganza griega y repetir final. En los blancos todos sumaron en verdad, aunque Mateo aguantó sus pesos pesados en estado de gracia, y apretaron en defensa. El rebote fue también del Madrid, más opciones para seguir engordando la renta, aunque en el segundo cuarto Canaan y McKissic mantuvieron el hilo de vida griego, cada vez más fino eso sí.

Asomó también Petrusev, pero la rotación del Madrid no tardó en sumar enteros para ampliar las rentas. Sergio Rodríguez y Vincent Poirier hicieron brillar su conexión, Causeur, Llull, el campeón se fue a 25 puntos arriba (54-29). Los de Georgios Bartzokas pillaron el vestuario obligados a una reacción total y, aunque sin duda entraron en faena, no hubo milagro para descarrilar el tren blanco.

Leer más:  Alexia Putellas denunció la presencia de discriminación sistemática en el mundo del deporte

El equipo de El Pireo encontró algo de su famosa defensa, despertó algo tamnbién a su afición y, con un parcial de 2-14, cambió el guion de la semifinal. El Olympiacos llegó a ponerse a nueve puntos, con el ex del Madrid Williams-Goss y Alec Peters, quien terminó como máximo anotador de los suyos en 23 puntos, dando algo de emoción a la reedición de la última final.

Sin embargo, el esfuerzo pasó factura y la baza griega murió lejos de la orilla. Entre Musa, Llull, el ‘Chacho’ o un Hezonja que frenó a Peters, la empresa volvió a complicarse para los de Bartzokas, con un Fall inoperante ante Tavares a pesar de que el de Cabo Verde no pudo acabar por las faltas. Campazzo firmó las últimas defensas con las que el Madrid ató otra final, en busca de repetir título como hizo el equipo blanco por última vez en 1968.


- Te recomendamos -