Inicio Aragón Huesca La segunda edición del SoNna Huesca se acerca a los 11.000 espectadores...

La segunda edición del SoNna Huesca se acerca a los 11.000 espectadores y se afianza como modelo cultural de la DPH

0

HUESCA, 21 (EUROPA PRESS)

El Festival Sonidos en la Naturaleza, SoNna Huesca, ha alcanzado este verano, en su segunda edición, cerca de 11.000 espectadores en los 35 espectáculos y conciertos programados en 34 ubicaciones repartidas en las diez comarcas altoaragonesas y durante casi dos meses, logrando así, afianzarse como modelo cultural.

Tras los conciertos de Amaral y Rozalén en la Cartuja de la Fuentes de Sariñena, Vivere Memento ha dado el cierre a esta segunda edición con un recital homenaje a Ramón J. Sender en la ermita de Chalamera, este domingo, ha informado en una nota de prensa la Diputación Provincial de Huesca, que organiza este evento.

La DPH ha subrayado la cifra de asistentes lograda, a pesar de las restricciones de aforos por la pandemia del coronavirus. La diputada delegada de Cultura, Maribel de Pablo, ha destacado el comportamiento “ejemplar” del público”.

También ha dicho que la cita se afianza dentro del calendario estival de la institución, que busca una oferta cultural diseminada por todo el territorio y en el que las pequeñas localidades y los enclaves singulares son los protagonistas.

La segunda edición del SoNna Huesca se ha desarrollado del 22 de julio al 19 de septiembre, gracias a las cooperación institucional con comarcas y ayuntamientos, y siempre en localizaciones singulares y en plena naturaleza o en las plazas de los pueblos.

“Ha salido todo a pedir de boca”, ha resumido la diputada de Cultura de la DPH, que ha hecho hincapié en el esfuerzo organizativo que supone un certamen con 34 escenarios y dos meses de programación, tanto para los técnicos, como alcaldes y el personal de los ayuntamientos y comarcas, “a los que quiero agradecer su implicación, y de todo el equipo que lo lleva adelante, que es encomiable”.

OBJETIVOS CUMPLIDOS

La diputada ha señalado que los objetivos del festival son activar el sector cultural aragonés y el turismo en la provincia, además de apoyar al territorio y “se han cumplido a la perfección”. “Hay muchas localidades y alcaldes” que ya se interesan por el calendario del año próximo “y nos ofrecen sus lugares más emblemáticos, y esto es una prueba inequívoca de que la cita ha calado hondo en el territorio”.

De Pablo ha opinado que la Diputación Provincial de Huesca ha sabido hacer de la necesidad virtud “porque hay que tener en cuenta que en estas circunstancias de pandemia estábamos obligados a ofrecer formatos pequeños, al aire libre y con el cumplimiento más estricto de la normativa anti-Covid”, todo lo cual, “con las cortapisas que supone, se ha acabado convirtiendo en la principal virtud del festival”.

A su entender, “si la primera edición del SoNna Huesca no se hubiera ideado para el verano de 2020, nos lo hubiéramos tenido que inventar más tarde o más temprano”.

Al margen de los dos conciertos de pago en la Cartuja de Monegros, las actuaciones con mayor número de espectadores han sido las de La Fura dels Baus, con 500 asistentes, el Homenaje a Pau Donés, con otros 500, el concierto de Marlango, con 400, la actuación de Viridiana, con 375, y la de Travis Birds, con 300.

Aunque el aforo inicial previsto en la Cartura de las Fuentes, tanto para Amaral, como para Rozalén, era de mil personas, debido a la alta demanda, la mejora de la situación epidemiológica del coronavirus y los protocolos de seguridad implantados, la Diputación Provincial de Huesca obtuvo la autorización del Gobierno de Aragón para aumentar el aforo a 1.200 personas. Las 200 entradas de la ampliación autorizada para cada uno de los dos conciertos se agotaron en apenas 17 minutos.

SECTOR CULTURAL

Otro de los objetivos del festival es la revitalización del sector cultural aragonés y por eso el SoNna Huesca ha reservado un tercio de sus propuestas a grupos y formaciones de las tres provincias aragonesas, con el estreno de tres espectáculos teatrales de compañías oscenses en los que la Diputación ha participado en la producción, ‘La ratita presumida’, de los Titiriteros de Binéfar, ‘Torpeza obliga’, de Civi-civiac, y ‘Prexina’, de La Raspa.

La Cartuja de las Fuentes, la carrasca de Lecina, el salinar de Naval, la plaza mayor de Agüero, con los mallos al fondo, los espacios de Arte y Naturaleza de Piracés y Abiego, la ermita de San Salvador de Torrente de Cinca o el parque de La Gabarda en Alberuela de Tubo han sido algunos emplazamientos del SoNna Huesca para potenciar el territorio. Apenas se han repetido media docena de ubicaciones de la primera edición y el año que viene se pretende hacer una nueva apuesta por descubrir nuevos enclaves de la provincia.