Inicio andalucía La exposición ‘Constantia’ sobre el cardenal Merino ha sido visitada por más...

La exposición ‘Constantia’ sobre el cardenal Merino ha sido visitada por más de 6.000 personas

0

JAÉN, 21 (EUROPA PRESS)

La exposición ‘Constantia’, sobre la importante figura que supuso para la Diócesis de Jaén el cardenal Esteban Gabriel Merino, ha recibido un total de 6.030 visitas durante los tres meses en los que ha estado abierta al público en las galerías altas de la Catedral.

La Fundación Caja Rural Jaén, en colaboración con la Catedral y la Universidad de Jaén, organizó entre los pasados 20 de diciembre y 24 de marzo esta muestra coincidiendo con el 500 aniversario de su nombramiento como obispo de Jaén (1523-1529), donde fue fundamental, entre otras cosas, para la construcción de la seo bajo el proyecto de Andrés de Vandelvira.

«Estamos muy satisfechos con el desarrollo de la muestra, que ha tenido un flujo constante de visitas. Hemos tenido la oportunidad de dar a conocer a más de 6.000 personas la figura, a veces desconocida, de uno de los obispos más destacados de la historia de la Diócesis de Jaén, que fue gran responsable de la construcción de la actual Catedral», ha indicado a Europa Press, la responsable del Área Cultural de la Fundación Caja Rural de Jaén, Pilar Rodrigo.

Leer más:  Ruiz Boix reafirma su respaldo incondicional a Albares y solicita a los negociadores coraje e innovación

Según ha explicado, la estructura expositiva ha permitido conocer su influencia en la curia a través de cambios y reformas en las visitas pastorales que realizó a la diócesis de Jaén, que llegaron a centrarse en la formación de los clérigos.

Por otro lado, se ha referenciado el ambiente cultural y artístico que conoció durante su estancia en Roma, lo que posteriormente se vio reflejados en la construcción de la nueva Catedral renacentista en la capital jiennense.

De esta forma, ‘Constantia: 500 Años del Cardenal Merino como Obispo de Jaén’ ha pretendido profundizar en el conocimiento de su vida y trayectoria. Pese a nacer en Santisteban del Puerto en una familia sin grandes recursos económicos, logró ocupar cargos de gran relevancia económica y política gracias a su constancia y dotes sociales.

Fue miembro del Consejo de Estado de Carlos I y V de Alemania junto al ubetense Francisco de los Cobos y nombrado Cardenal de Bari por el pontífice León X. Durante sus estancias en Roma entró en contacto con el renacimiento cultural de la época como Leonardo Da Vinci, Bramante y Nicolás de Maquiavelo.

Leer más:  La Junta rechaza la discriminación LGTBIfóbica y defiende la igualdad y libertad

Merino puso especial empeño en revitalizar la Catedral de Jaén. Consciente de su carácter añadido como iglesia meta de peregrinación del Santo Rostro, sentó las bases de una nueva iglesia mayor que fuese ‘nova et sumptuosa’, haciendo valer la importancia de esta reliquia para obtener de Clemente VII el breve apostólico Salvatoris Domini (20 diciembre 1529).

De este modo, su «máxima aspiración» fue dotar al Obispado jiennense de una nueva catedral, que sustituyera tanto a la vieja fábrica levantada por don Nicolás de Biedma como al nuevo edificio gótico que había empezado a construir ya en el siglo XVI el obispo don Alonso Suárez. Igualmente, intentó llevar adelante una seria reforma del Obispado jiennense, algunas de cuyas iniciativas perduraron hasta la caída del Antiguo Régimen.

Merino (Satisteban del Puerto, c. 1472-Roma, 1535) regresó a su tierra ya como obispo, después de que, tras ser instruido sacerdote, trabajase en la Curia Pontificia en Roma, donde también entró en contacto con grandes nombres del Renacimiento. En 1513 fue nombrado arzobispo de Bari, cargo que mantuvo cuando tres años más tarde accedió al Obispado de León.

Leer más:  Los hospitales Vithas en Andalucía se enfocan en la reducción de la hipertensión arterial

Fue en 1523 cuando se produjo su nombramiento como obispo de Jaén y en su diócesis natal estuvo hasta el año 1529, cuando partió a Italia con Carlos V, a cuya coronación como emperador asistió en Bolonia. Ya en 1533, Merino fue designado cardenal con el con el título de San Vitale.


- Te recomendamos -