Inicio Ocio Increíbles historias de los foros de casinos

Increíbles historias de los foros de casinos

0
Increíbles historias de los foros de casinos

En los foros de todo tipo de temas suelen leerse historias asombrosas, que los participantes suelen compartir. Esta recopilación ha salido directamente de un foro de casinos y si bien es imposible verificar su veracidad, sus protagonistas juran que sucedieron tal como las cuentan.

El Jackpot que se hizo rogar

Una tarde, una señora entró en un casino de una pequeña localidad de Phoenix y oyó que uno de los empleados comentaba con otro que había una tragaperras que desde que se instaló, estaba acumulando el bote progresivo. La señora dijo que podía perder 20 dólares y cinco minutos después se llevó casi medio millón de dólares del jackpot.

Fichas que vuelan

Un señor comenta que estando, jugando en un casino de South Lake Tahoe había un cliente vestido muy llamativamente, que acumulaba delante de sí una gran cantidad de fichas de todos los colores. Periódicamente lanzaba fichas de 25 dólares hacia atrás, lo que hizo que el jefe se sala interviniera y le prohibiera terminantemente hacerlo, aunque él se justificó diciendo que quería compartir su buena suerte con los demás.

El timador timado

Un señor que se reconoce asiduo visitante de los casinos cuenta que una vez llegó a su establecimiento favorito y se encontró a un nuevo crupier en la ruleta americana. Otro cliente se percató del nerviosismo del novato y aprovechó un descuido para apostar unos dólares más al cero, luego del «No va más». Cuando perdió, pretendió que el casino le devolviese el dinero, alegando que había hecho trampas. Solo consiguió que lo echasen del local.

Rarezas de apostadores

Una señora explica que le gusta ir a los casinos de cada ciudad que visita y comprobar qué tipo de amuletos usa la gente o qué rituales son los más comunes a la hora de intentar atraerse la suerte. Además de las consabidas patas de conejo, herraduras y tréboles, de las que dice haber visto miles de todos los tamaños colores y materiales, ha presenciado cosas que la han dejado boquiabierta.

Una vez vio a una mujer que llevaba un par de zapatos con una plataforma muy alta y transparente, que contenían un pez vivo cada una. Antes de jugar se tocaba el tacón y explicaba en voz muy alta que ese ritual mejoraría se suerte. Pero no fue así, porque horas después no le quedaba ni dinero ni peces.

En otra ocasión, vio a una señora muy mayor que lamía cada moneda antes de colocarla en la ranura de las tragaperras. Intrigada, se acercó y le comentó que ella había visto en esa misma maquinita a personas poco aseadas y hasta con las manos muy sucias, a lo que la anciana contestó jocosamente: no te preocupes, de algo me tendré que morir.

¿Jugar o dormir?

Buscando un casino online de confianza, un señor de Illinois comenta que fue capaz de pasarse más de 18 horas probando diferentes juegos gratis, para finalmente cuando encontró su entretenimiento ideal, quedarse profundamente dormido frente a la pantalla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre