Inicio Navarra Cohesión Territorial invertirá 1,7 millones en ayudas a las entidades locales para...

Cohesión Territorial invertirá 1,7 millones en ayudas a las entidades locales para acciones frente a la despoblación

0

PAMPLONA, 16 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno foral, a través de la Dirección General de Administración Local y Despoblación, va a lanzar próximamente dos convocatorias de ayudas, por importe de 1,7 millones de euros, dirigidas a las entidades locales con objeto de impulsar acciones e inversiones para paliar la despoblación. Se trata de dos líneas de subvenciones que contribuirán a mejorar y/o ampliar los servicios públicos municipales.

El director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mari Rodriguez, ha sido el encargado de presentar estas convocatorias, acompañado por la directora del Servicio de Infraestructuras Locales, Cristina Toledano, y por el jefe de Sección de Información Local y Lucha contra la Despoblación, Ángel Labiano, que ha expuesto el estudio de municipios en riesgo de despoblación.

En su intervención, Rodríguez ha destacado que “avanzar en la igualdad de todos los ciudadanos y ciudadanas de Navarra, independientemente de su lugar de residencia, es uno de los retos más importantes que tenemos por delante”. “Para ello es fundamental la mejora de los servicios básicos municipales y apoyar a las entidades locales, que son la administración más cercana a la ciudadanía. Solo de esta forma podremos mejorar realmente las condiciones de vida de la población navarra en su conjunto y, de manera especial, en aquellas zonas que padecen riesgos importantes de despoblación”, ha dicho.

LAS AYUDAS

La primera línea de ayudas, dotada con 1,2 millones, tiene por objeto mejorar dotaciones municipales y concejiles para hacer frente al reto demográfico. De este modo, serán financiables la construcción, ampliación o reforma de dotaciones para uso administrativo, social, cultural, deportivo, recreativo y turístico, así como la reforma y/o adquisición de viviendas destinadas al alquiler.

La segunda convocatoria de subvenciones, de 500.000 euros, persigue financiar actuaciones y proyectos de gasto corriente destinados a paliar la despoblación. Serán financiables aquellas actuaciones que contribuyan a dar una respuesta a las demandas y necesidades planteadas en relación con la Estrategia de Lucha contra la Despoblación en Navarra en los siguientes ámbitos de actuación: innovación y emprendimiento; servicios para personas y colectivos (mayores, dependientes, jóvenes, mujeres, familias, colectivos en riesgo de exclusión, vulnerables o desfavorecidos, nuevos habitantes en núcleos de población existentes y otros análogos o similares); servicios colaborativos, intercambio de servicios y actuaciones compartidas; movilidad; turismo y comercio; tecnología: capacitación y servicios digitales; cultura y tradición; servicios relacionados con el patrimonio rural y natural; y visibilización y difusión del ámbito rural – sensibilización para generar actitudes positivas sobre los valores rurales. Pueden concurrir a la misma mancomunidades o municipios mediante acciones individuales o colaborativas cuyo ámbito territorial sean municipios en riesgo despoblación.

En ambas convocatorias, el plazo de ejecución de las actuaciones objeto de subvención será hasta el 15 de noviembre de 2021. Un total de 132 municipios en riesgo de despoblación podrán acceder a estas convocatorias de ayudas y, dependiendo del tipo de convocatoria, los concejos de los citados ayuntamientos y las mancomunidades cuyo ámbito de actuación sea alguno de los municipios en riesgo. No podrán ser beneficiarias de las mismas las entidades locales incluidas en el Plan del Pirineo, dado que para ellas se realizan acciones e iniciativas específicas por parte de la Dirección General de Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra.

NUEVO ESTUDIO

La Dirección General de Administración Local y Despoblación ha presentado el último estudio que ha elaborado sobre la despoblación en Navarra, en el que además de considerar todo el territorio, éste se ha analizado a nivel de municipio e incluso de núcleos de población, con el fin de asociar a cada municipio un nivel de riesgo de despoblación, en caso de que existiese.

De este modo se ha construido una fotografía estática de Navarra en función del riesgo de despoblación de los municipios. Para ello se ha llevado a cabo un trabajo de análisis de acuerdo a dos parámetros: la densidad de población y la pérdida del número de habitantes en un periodo de 30 años (1989-2019).

En base a esos dos parámetros, se han establecido cinco niveles: riesgo extremo de despoblación (densidad de población igual o inferior a 8 hab/km2); riesgo intenso de despoblación (densidad de población igual o inferior a 12,5 hab/km2 y superior a 8 hab/km2); riesgo importante de despoblación (densidad igual o inferior a 25 hab/km2 y superior a 12,5 hab/km2 y con disminución de población en los treinta años comprendidos entre 1989 y 2019); en declive intenso (disminución de población igual o superior al 15% en los treinta años comprendidos entre 1989 y 2019 y densidad de población superior a 25 hab/km2); y en declive moderado (disminución de población inferior al 15% en los treinta años comprendidos entre 1989 y 2019 y densidad de población superior a 25 hab/km2).

Este análisis permitirá definir zonas de despoblación, agrupando municipios con características similares en cuanto a estructura territorial y poblacional, y se empleará para el establecimiento de políticas de lucha contra la despoblación y el reto demográfico.

El estudio servirá de referencia para distribuir los fondos europeos y nacionales de una manera adecuada, en coherencia con los criterios definidos para zonas NUTS2 Y NUTS3, que se utilizan en el Reglamento FEDER 2021-2027 para medidas de lucha contra la despoblación, así como las del Plan Nacional de Medidas ante el Reto Demográfico. Todo ello se contempla desde una perspectiva de que dichos fondos tienen que llegar a quien más lo necesita, a los lugares con mayor riesgo de despoblación, ha informado el Ejecutivo.

UNO DE CADA CUATRO MUNICIPIOS

En Navarra uno de cada cuatro municipios se encuentra actualmente en riesgo extremo de despoblación, es decir, un total de 77 de los 272 municipios, según el análisis efectuado por la dirección general de Administración Local y Despoblación. Se sitúan, principalmente, en las comarcas de Pirineo, Prepirineo, Sangüesa, Zona Media, Tierra Estella y Larraun-Leizaldea.

Si se tiene en cuenta cualquier nivel de despoblación (riesgo extremo, intenso, importante, declive intenso o moderado) un total de 164 municipios están en riesgo. Los municipios en riesgo de despoblación han perdido 17.426 habitantes en los últimos 30 años, lo que supone una disminución media del 20%, mientras que los municipios sin riesgo han crecido en 103.192 habitantes, lo que supone un 24% de aumento.

Todos los municipios en riesgo de despoblación se encuentran en zonas rurales. Sin embargo, no todos los municipios de zonas rurales están en riesgo de despoblación. El 90% de los habitantes de Navarra vive en municipios sin riesgo de despoblación y un 10% en municipios en riesgo.

Por zonas, destaca la Comarca del Pirineo, que está en riesgo extremo en su totalidad, salvo Ezcároz, Burguete y Garralda, que están en riesgo intenso. La Comarca de Prepirineo está en riesgo extremo a nivel de todos sus municipios excepto Aoiz, Monreal y Urroz-Villa, que no son municipios en riesgo. La mayor parte de los municipios de la Comarca de Sangüesa, Zona Media, Tierra Estella y Larraun-Leizaldea, también se encuentran en riesgo de despoblación. Además, también hay municipios en riesgo en las Comarcas de Baztan-Bidasoa y Sakana, aunque en menor número y riesgo más bajo.

Finalmente, las zonas que tienen mayor grado de despoblación presentan mayores índices de envejecimiento. De este modo, considerando la población mayor de 64 respecto a la menor de 16 años, los municipios en riesgo extremo tienen un índice de 3,35 frente al 1,22 de las zonas sin riesgo.