Inicio Navarra CCOO afirma que en Navarra solamente 60 instituciones y empresas han registrado...

CCOO afirma que en Navarra solamente 60 instituciones y empresas han registrado su huella de carbono

0

PAMPLONA, 8 (EUROPA PRESS)

El sindicato CCOO ha afirmado que en Navarra «solo hay 60 instituciones y empresas» inscritas en el registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción creado por el Ministerio, «de las cuales solo una decena ha adquirido el compromiso de reducción, es decir, conseguir una tendencia a la baja en la generación de sus emisiones».

Así se ha puesto de manifiesto este miércoles, en una jornada organizada por CCOO en Pamplona bajo el título ‘Acción sindical para una transición energética justa’, a la que han acudido medio centenar de delegados navarros. Ha contado con la participación de Antonio Ferrer, responsable de gestión ambiental y RSE de ISTAS-Fundación 1o de Mayo de CCOO y Pablo E. Frutos, de la secretaría confederal de Salud Laboral y Sostenibilidad Medioambiental de CCOO.

Frutos ha señalado que «el cálculo de la huella de carbono y el establecimiento de objetivos de reducciones de emisiones será una premisa obligatoria para la mayoría de las empresas en el corto plazo». «Los centros de trabajo que antes integren la sostenibilidad ambiental dentro de la gestión de la empresa mejor se posicionarán en el nuevo contexto frente a sus competidores», ha apuntado.

Leer más:  El trigo blando y la cebada, los cultivos con mayor producción en Navarra en 2023

Por su parte, Ferrer ha hablado sobre «la dimensión que está adquiriendo la economía circular para la viabilidad de muchas actividades productivas y de prestación de servicios, y con ello de los miles de puestos de trabajo asociados a las mismas».

«La participación sindical en este ámbito es fundamental. Los delegados y delegadas deberán proponer medidas para mejorar la eficiencia energética y la gestión del agua; participar en los planes de movilidad sostenible a los centros de trabajo; impulsar las políticas de compras verdes en la empresa y reciclaje; sustituir las sustancias peligrosas; o proponer inversiones y adaptaciones tecnológicas tendentes a la circularidad», ha remarcado.

LA SITUACIÓN EN NAVARRA

Según han indicado desde CCOO, la Ley foral 4/2022, de 22 de marzo, de cambio climático y transición energética dice en su artículo 58 que ‘las empresas navarras estarán obligadas a calcular su huella de carbono y publicar un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero’.

«En ese artículo se indica que el Gobierno de Navarra deberá anunciar en un plazo de 18 meses desde la entrada en vigor de la ley, la tipología de empresas que estarán obligadas a ese cálculo y publicación; sin embargo, aún no existe desarrollo reglamentario de esa ley en Navarra», han apuntado.

Leer más:  Borrell renueva al enviado especial para el Diálogo entre Belgrado y Pristina para finalizar su mandato simultáneamente

A nivel nacional existe un registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción creado por el Ministerio. Este registro «es de carácter voluntario y en él se recoge el compromiso que organizaciones, administraciones y empresas adquieren sobre el cálculo de la huella de carbono, reducción y compensación de gases de efecto invernadero».

«Desde CCOO hacemos un llamamiento para que se desarrolle la normativa que regule la obligatoriedad por parte de las distintas actividades de calcular la huella de carbono y adquirir compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero», han reivindicado.

Según han añadido, «a la espera de que se apruebe el desarrollo reglamentario de esta ley, estaba previsto que las empresas de más de 49 personas trabajadoras o una facturación superior a los 10 millones de euros fueran las primeras en tener que calcular y publicar su huella de carbono».

«La emergencia climática a la que nos enfrentamos nos va a obligar a transformar nuestra manera de producir y consumir ante la escasez de recursos. La descarbonización de la economía a través de las energías renovables, la eficiencia en el uso de los recursos y materias primas y la circularidad de los procesos son la clave de este escenario, en el que la normativa ambiental cada vez va a ser más rigurosa, incrementando las obligaciones hacia las empresas y redirigiéndolas hacia la sostenibilidad», han subrayado.

Leer más:  La gobernadora de Nueva York firma una legislación para regular los algoritmos en las redes sociales: "Los niños corren riesgo"

- Te recomendamos -