Inicio Navarra Adacen impulsa un proyecto de transformación digital para diseñar un “nuevo modelo...

Adacen impulsa un proyecto de transformación digital para diseñar un “nuevo modelo de atención integral” a sus usuarios

0

PAMPLONA, 24 (EUROPA PRESS)

Adacen (Asociación de Daño Cerebral de Navarra) se encuentra trabajando en un proyecto de transformación digital de su actividad para “diseñar y pilotar un nuevo modelo de atención integral al envejecimiento y la discapacidad incorporando el uso de internet y la inteligencia artificial”. Este modelo, denominado ‘Hub Digital Adacen’, podrá trasladarse a otras entidades del sector socio-sanitario.

“El incremento de la esperanza de vida y la supervivencia tras sufrir una enfermedad neurológica están aumentando el número de personas con discapacidad que requieren de apoyos en su vida. Se plantea por ello un nuevo reto social que demanda de nuevos modelos de atención sociosanitarios que eviten o retrasen su institucionalización”, ha señalado en una nota la asociación.

La pandemia del coronavirus y las consecuencias derivadas del confinamiento en el proceso de rehabilitación de las personas usuarias aceleraron la puesta en marcha en Adacen de un nuevo modelo de atención a distancia en el que ya llevaban un tiempo trabajando.Con el apoyo de ‘Innovasocial’, de Fundación Caja Navara y Fundación ‘La Caixa’, y la colaboración de empresas tecnológicas, comenzaron a trabajar en un programa de transformación digital de sus servicios mediante la incorporación de tecnologías de vanguardia en el ámbito social, generando propuestas de valor diferenciales para mejorar la calidad de vida de las personas usuarias en sus hogares.

Sus objetivos principales son “favorecer la independencia y la autonomía de las personas mayores o con discapacidad en el desarrollo de la vida diaria, y ampliar los tratamientos en intensidad y tiempo mediante la telerrehabilitación”.

Este modelo, denominado ‘Hub Digital Adacen’, servirá también para proporcionar servicios de rehabilitación y de atención a la discapacidad al ámbito rural, “un entorno que hasta ahora carece de este tipo de oportunidades, favoreciendo la permanencia de estas personas en sus domicilios”. Todo ello a través de un programa personalizado basado en dispositivos digitales.

Para lograr estos objetivos, de forma paralela a la incorporación de las tecnologías se aborda un proceso de “empoderamiento digital y formación de personas usuarias, familiares y profesionales”.

La telerrehabilitación se lleva a cabo mediante diferentes plataformas y tecnologías que utilizan la realidad virtual y la gamificación o ludificación. El objetivo es que los usuarios puedan realizar en sus hogares terapias de rehabilitación física y cognitivas controladas a distancia por los terapeutas.

Al mismo tiempo, se está valorando y testando en algunos casos la idoneidad y usabilidad de aplicaciones y productos digitales basados en inteligencia artificial, sensorización y monitorización. “Se trata de conseguir, a través de esta tecnología, parámetros objetivos con los que poder preparar terapias personalizadas y hacer un seguimiento y evaluación de las mismas, consiguiendo que estas personas sean lo más autónomas posible en sus hogares”, explica Adacen.

En este proyecto, de colaboración público-privada, participan, además de profesionales de Adacen, empresas tecnológicas, Universidad Pública de Navarra, institutos de neurología, y administración pública a través del desarrollo reuniones de cocreación para el desarrollo o mejora de las tecnologías.

En palabras de Andrés Ilundáin, gerente de Adacen, “estamos ilusionados con el desarrollo del proyecto, ya que estamos descubriendo la potencialidad de las nuevas tecnologías que, adaptadas a las necesidades de cada persona, nos permiten, de una manera objetiva, diseñar programas individualizados y hacer un seguimiento y una evaluación de la evolución de la persona usuaria, a la vez que la empoderamos y favorecemos su autonomía”.

El proyecto finalizará en 2022 y se estima que para entonces se beneficien del mismo, en mayor o menor medida, todas las personas usuarias de la entidad. Otras entidades del sector del envejecimiento y la discapacidad podrán beneficiarse también de este modelo.