Inicio Ministerio del Interior Protección Civil y Emergencias alerta por las altas temperaturas que afectan a...

Protección Civil y Emergencias alerta por las altas temperaturas que afectan a gran parte de la península

0

Se espera que las temperaturas lleguen a alcanzar los 40º C en amplias zonas de la Península. También hay riesgo de tormentas en el norte y el oeste peninsular, además de algunas zonas de Castilla-La Mancha y Andalucía. El difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de su posible evolución Es importante mantenerse bien hidratado, beber agua y comer alimentos ligeros como frutas y hortalizas. Además, hay que evitar la exposición al sol o realizar ejercicio físico prolongado, especialmente en las horas centrales del día. Permanezca en ambientes bien ventilados y vista ropa ligera y cómoda. Interésese por los mayores, niños, enfermos o personas que vivan solas o aisladas, ya que son especialmente vulnerables en estas situaciones. Las altas temperaturas pueden favorecer los incendios forestales, por lo que se deben extremar las precauciones para evitar su aparición. Siga las  actualizaciones de los pronósticos y los avisos a través de Proteccion Civil y  Aemet, así como las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), alerta por altas temperaturas en gran parte de la Península, especialmente en el País Vasco, que mañana podrá alcanzar los 41º grados en Vizcaya, y en Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Navarra y La Rioja. También hay previsión de tormentas que afectarán al norte y el oeste peninsular, así como a algunas zonas de Castilla-La Mancha y de Andalucía. El difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos. Recomendaciones Ante altas temperaturas: Limite la exposición al sol. Manténgase en lugar bien ventilado. Ingiera comidas ligeras, ricas en agua y sales minerales, como frutas y hortalizas. Beba frecuentemente agua o líquidos. Vístase con ropa de colores claros, cubriendo la mayor superficie de piel posible y la cabeza. Evite ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día. Interésese por las personas mayores y enfermas, y aquéllas que vivan solas o aisladas. Para prevenir incendios forestales: Tenga en cuenta que las altas temperaturas favorecen el riesgo de incendios forestales. Extreme las precauciones. Preste especial atención a las normas de la Comunidad Autónoma sobre prevención de incendios y periodos autorizados para realizar quemas de rastrojos. Evite arrojar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol. Las negligencias provocan gran parte de incendios forestales. Se prohíbe encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos. Acampe sólo en zonas autorizadas, puesto que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación. Si descubre el fuego en su inicio, avise al 112 inmediatamente. En caso de verse sorprendido por un incendio, evite penetrar en el monte o bosque. Vaya siempre por zonas de gran visibilidad y libres de combustible. En caso de emergencia por incendio forestal, atienda siempre las indicaciones de las autoridades competentes. Ante el riesgo de tormentas El peligro de las tormentas para las personas se produce, fundamentalmente, en campo abierto. No obstante, en los núcleos urbanos también hay peligro de caída de rayos, por lo que es conveniente colocarse cerca de los edificios para protegerse. En las  viviendas se aconseja evitar las corrientes de aire. Si va conduciendo, un vehículo cerrado puede ser un buen refugio. Si la tormenta le sorprende en el campo, evite correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias. No se refugie bajo los árboles y aléjese de alambradas y objetos metálicos. Ante  lluvias intensas Si va conduciendo, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si tiene que viajar, procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas. En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. El  rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente. Si comienza a llover de manera torrencial, piense que existe riesgo de inundación. No atraviese con su vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. No intente salvar su automóvil en medio de una inundación. Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre