Inicio la rioja Un hombre enfrenta una petición de 6 años de prisión por estafar...

Un hombre enfrenta una petición de 6 años de prisión por estafar a múltiples empresas persuadiéndolas a invertir en negocios en Abu Dhabi

0

El acusado incluso les decía que tenía «contactos» con la Familia Real y que sus negocios iban a ser «muy prósperos»

LOGROÑO, 19 (EUROPA PRESS)

El Fiscal solicita una pena de seis años de cárcel y más de 200.000 euros de indemnización para una persona acusada de un delito continuado de estafa al engañar a otras empresas para que invirtieran en diferentes negocios en Abu Dhabi, indicando incluso que tenía influencias con la Familia Real, y finalmente quedarse con su dinero.

Según el Escrito del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al año 2011 cuando el acusado era gerente-administrador de una empresa con sede en San Sebastián. En un momento dado mantuvo contactos con otra mercantil para que ésta hiciera obras civiles en Abu Dhabi.

Para ganarse la confianza de la mercantil, el procesado les explicó que «tenía importantes contactos en el país y que, gracias a ello, les permitiría adjudicar las obras a su empresa directamente».

De esta manera consiguieron acordar una relación mercantil que se plasmaba en la participación conjunta en los negocios correspondiendo un 70% a la empresa civil y un 30% a la empresa del acusado, tanto en gastos como en beneficios.

Leer más:  Tribunales.-Absuelven a un hombre condenado a ocho años por violación ante las "serias dudas" sobre los hechos

Así las cosas, el 25 de noviembre de 2011 la mercantil abonó a la empresa del acusado un importe de más de 58.000 euros «correspondiente a su parte proporcional para realizar las gestiones precisas para la implantación de la empresa en Abu Dhabi», explica el escrito del Fiscal.

Casi un año después, en agosto de 2012, «el procesado no había gestionado nada e incluso les pidió más dinero, unos 40.000 euros más para alquilar una oficina en el país».

Tras otro año sin obtener contrato ni contacto alguno, la mercantil convocó una reunión con el procesado pero éste «les aseguró que las negociaciones estaban muy avanzadas y haciéndoles ver un futuro prometedor y garantizado en dicho país».

No obstante -explica el Fiscal- «al no tener la licencia no hubiesen podido realizar esas obras, ya fuesen reales o imaginarias».

Ya en octubre de 2013, tuvieron que depositar más dinero «unos 60.000 euros» y «pese a hacer lo que se les dice de nuevo, siguen sin conseguir la licencia comercial, ni registra la sociedad, ni presenta proyectos concretos de obras, ni ningún negocio, ya que el encausado en ningún momento podía conseguir ni las obras adjudicadas directamente ni lo prometido a la mercantil».

Leer más:  El PSOE critica la gestión de Escobar: "En un año, Logroño ha retrocedido y no cuenta con un modelo de ciudad claro"

HOTEL DE 25 PLANTAS

Por otro lado, en agosto de 2013 el acusado también se puso en contacto con otra empresa «presentándose como un empresario con gran influencia y conocimiento del mercado en Emiratos Árabes. También decía que tenía una empresa en Abu Dhabi en la que participaban miembros de la Familia Real por lo que poseía una gran influencia a la hora de implantar empresas y conseguir contratos de obras civiles».

En este caso les propuso a dos personas «la realización de un hotel de 25 plantas en Dubái, asegurándoles la adjudicación directa de la obra que realizarían asociados a una empresa local».

Así les expuso las condiciones básicas para la obtención del proyecto de construcción del hotel, y la determinación de costos por los promotores y los de los constructores, así como los beneficios de construcción. Para realizar los trámites de implantación y obtener las licencia comercial les calculó unos costes de 70.000 €.

Tras entregar numerosas cantidades de dinero, a los meses el procesado les dijo «que la obra había sido ya adjudicada a otra empresa pese a ello les aseguró que realizarían la construcción en forma de subcontrata». A fin de no perder del todo el negocio y dados los gastos generados, aceptaron la oferta.

Leer más:  El TS niega reducir la sentencia a un convicto por agredir sexualmente a su hermana menor, quien afirmaba que el "sólo sí es sí"

Una vez en España el encausado «no les remitió ni el proyecto, ni el contrato de adjudicación».

Para el Fiscal estos hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa por lo que procede imponer al acusado la pena de 6 años de prisión, la imposibilidad para trabajar en el sector comercial y empresarial y la indemnización conjunta para ambas empresas que supera los 200.000 euros.


- Te recomendamos -