Inicio la rioja Personas de riesgo que no han pasado la enfermedad: sector prioritario para...

Personas de riesgo que no han pasado la enfermedad: sector prioritario para una tercera dosis, según experto

0

Ha insistido en lo “interesante” de “intentar identificar el grupo de particular necesidad” cuanto también es necesario un acceso universal

LOGROÑO, 26 (EUROPA PRESS)

El médico experto en enfermedades infecciosas, Pablo Barreiro, ha acotado como sector prioritario a la hora de recibir una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a las personas de riesgo que, además, no han pasado la enfermedad: “No podemos dejar que pierdan la inmunidad”, ha aseverado.

En una entrevista a Europa Press, el codirector del Máster de Bioética de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ha explicado cómo la evidencia muestra que la inmunidad que proporcionan la vacuna, y la propia infección, con el tiempo se va perdiendo.

Ha añadido, además, que tanto una cosa como la otra “no protegen de infectarte otra vez”; lo cual, “no es un fallo de la vacuna” porque “no previene de infectarte, previene de la enfermedad” y en “lo que sí es muy eficaz es en reducir el riesgo de enfermedad grave y muerte”, ha indicado.

Este médico especialista en el Servicio de Medicina Interna ha creído que “interesa que protejamos, sobre todo, a las personas con mayor riesgo de enfermedad grave, donde la vacuna es muy útil”. Y son las personas con enfermedades crónicas, inmunodeprimidas, y las personas mayores.

Es en este grupo “donde se está planteando que tengan buena inmunidad siempre, a base de ponerles un refuerzo de la vacuna, porque la inmunidad va decayendo sobre todo a partir de los tres-seis meses y progresivamente”.

Dentro de este grupo ha destacado que “hay unas personas de particular riesgo, que son los que no han tenido infección”, porque quien la ha tenido posee “una inmunidad más robusta” y, además, “ya ha tenido experiencia con el virus”, con lo que “siempre va a tener enfermedad más leve”.

Así, ha visto que mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas e inmunodeprimidas, “si nunca ha tenido infección, ese grupo necesita claramente seguir vacunándose para tener buena inmunidad y que, cuando coja el virus, sea lo más leve posible”.

“No les podemos dejar a las personas de riesgo que nunca han tenido infección que pierdan la inmunidad”, ha subrayado.

Por otro lado, ha reconocido como “debate interesante” y “un problema que hay que abordar” el hecho de que todo el mundo tiene derecho a acceder a la vacuna, en referencia a la necesidad de destinar dosis a países con bajos porcentajes de vacunación, reduciendo así el riesgo de que surjan nuevas y cada vez más peligrosas variantes.

“El consumo, quizás, de recursos en Occidente puede provocar una escasez, es verdad”, ha indicado. Por eso, ha insistido en lo “interesante” de “intentar identificar el grupo de particular necesidad” para una tercera dosis.

Así, a la hora de “reducir las dosis de refuerzo y dejar vacunas libres para personas que nunca se han vacunado” se puede “añadir la variable que no se está contemplando” de si han pasado la enfermedad.

Reconociendo que hay “factores de riesgo” basados en “circunstancias individuales” ha indicado que “quien ha superado la enfermedad ya sabe que esos factores no los tiene”.

Preguntado acerca de si esta tercera dosis es más interesante que vacunar a los menores de doce años ha explicado que este sector de la población tiene “mucho menos riesgo de tener enfermedad grave”. “Veo más problemático que personas de alto riesgo pierdan inmunidad en el otoño”, ha insistido.

En este sentido, ha considerado que este otoño “puede ser complicado” porque “va a haber más infecciones otra vez” y, además: “Como ya no seguimos tantas medidas de aislamiento va a haber otros virus: gripe, catarros… y, ahora, una persona que viene a la consulta tosiendo no la puedes despachar con un paracetamol”.

Así, “se incrementarán los cuadros catarrales y seguirá el coronavirus y habrá que discriminar, y eso puede ocasionar un poco de colapso”.