Inicio la rioja Oreja para Ferrera en la segunda de feria de San Mateo con...

Oreja para Ferrera en la segunda de feria de San Mateo con una corrida deslucida de ‘Zalduendo’

0

LOGROÑO, 20 (EUROPA PRESS)

El mano a mano de Antonio Ferrera y Diego Urdiales, en la segunda de feria de San Mateo de Logroño, ha estado marcado por una corrida deslucida de ‘Zalduendo’ en el que únicamente ha destacado el tercero, que le ha caído en suerte al extremeño, logrando éste el único trofeo de la tarde. El arnedano ha podido cortar un apéndice en su primero, merced a una destacada faena.

La tarde lluviosa ha sido presagio del naufragio de la ganadería en La Ribera, que ha llenado sus tendidos en la mitad del aforo permitido. Calurosa ovación para Urdiales que ha correspondido saludando al respetable e invitado para ello a su compañero de festejo.

Precisamente, Ferrera ha sido el encargado de abrir el mano a mano con ‘Desalmado’, un negro mulato listón, de 515 kilos, noble y con escaso recorrido con el que el extremeño ha disfrutado de varias verónicas con gusto que ha llevado el optimismo a los tendidos. Ha brindado a Urdiales, para a continuación diluirse con la pañosa enseguida ese presagio, por medio un toro con poca transmisión, brillando con algún muletazo con la derecha pero sin romper. Ha matado de buena estocada siendo ovacionado.

Con el tercero, el segundo de su lote, de nombre ‘Caballa’, se ha topado con el mejor ejemplar de la tarde, debido a su gran clase, con el que ha mostrado variedad con el capote llegando enseguida al público. En la faena, y ante un toro de pronta arrancada, el extremeño ha ligado varias tandas de enjundia con la mano derecha, alternadas con algún buen muletazo con la izquierda. Estocada desprendida pero que aún así no le ha privado de pasear la oreja.

El quinto, negro de 537 kilos, ha sido un noble y abanto ejemplar. En banderillas han brillado, teniendo que desmonterarse, Javier Valdeoro y Fernando Sánchez. Ha brindado al público Ferrera que ha iniciado la faena con doblones e intentando después componer una buena actuación que ha imposibilitado el astado. No ha tenido suerte con la espada al pasaportar a ‘Neblina’ de un metesaca, siendo ovacionado.

Por su parte, Diego Urdiales que venía a Logroño en una de sus temporadas más ilusionantes y triunfales, se ha encontrado con su primero, el segundo del festejo con un toro escasa fuerza, protestado en su salida – brindado al arquitecto arnedano Ramón Ruiz- pero al que ha sabido componer una buena faena, sobre todo con la mano derecha. Con la muleta en la mano izquierda ha ligado una tanda de gran calidad, matando de gran estocada. Se ha pedido con fuerza la oreja, si bien el presidente no la ha concedido.

Del toro más potable de su lote ha pasado el riojano a dos imposibles, el cuarto y el sexto, que ha cerrado plaza. El segundo de Urdiales ha sido un toro mirón, parado y sin codicia, al que ha probado por lo dos pitones, si bien ha entendido enseguida dada la escasez del animal que debía abreviar. Ha matado de pinchazo y estocada, siendo aplaudida su actuación.

Con su tercero, ‘Sargento’, negro de 528 kilos, con el que ha concluido el festejo, el arnedano ha logrado con el capote unas buenas verónicas. No ha roto en la muleta, mostrando condición de manso, que ha imposibilitado el brillo del riojano, por más que lo ha intentando. Pinchazo y media estocada que le ha valido ser aplaudido.