Inicio la rioja Hacer una planificación y rebajar el uso de los móviles, claves para...

Hacer una planificación y rebajar el uso de los móviles, claves para desconectar en vacaciones y tener tiempo de calidad

0

LOGROÑO, 25 (EUROPA PRESS)

El periodo vacacional está asociado al descanso pero… ¿realmente utilizamos todas las técnicas disponibles para desconectar en vacaciones y disfrutar de tiempo de calidad con familia o amigos?. El móvil es uno de los instrumentos que, sin darnos cuenta, puede ocupar numerosas horas de nuestro ocio y, si no queremos que eso ocurra, ciertas claves nos serán muy eficaces para aprovechar mejor estos días y no estar muy “enganchados” a las nuevas tecnologías.

Aunque sabemos que es prácticamente imposible una “desconexión total”, tal y como ha explicado a Europa Press la profesora de UNIR, Natalia Martín, lo fundamental sería “aparcar” por ciertos momentos u horas esos dispositivos “siendo conscientes de ello” y planificar su uso. Se trata, ha dicho, “de disfrutar de unos momentos sin agentes externos que nos impidan concentrarnos en nuestras actividades preferidas durante las vacaciones”.

Por ello, ha continuado, “sería ideal dejar el móvil en casa el día que vayamos a la playa, hagamos una excursión, disfrutemos de la piscina o estemos tomando algo con nuestros amigos o familiares”. Se trata de “aprovechar al cien por cien esos momentos” porque “ya no estás trabajando, son tus vacaciones, tienes cerca a las personas que quieres y sabes que nadie te va a molestar en el mundo laboral por lo que no es necesario que estés revisando tu móvil cada dos por tres por si te entra un correo o una llamada”.

Así las cosas, ha continuado “dejar el móvil en casa sería la medida más eficaz para conseguir nuestros objetivos” pero, como reconoce, “también es la opción más difícil”. Por eso, aunque no lo consigamos sí que hay que restringir su uso. Dejarlo en el bolso o en algún sitio que no tengas contacto directo e intentar “olvidarte de él”.

USO DE LOS MÓVILES

La docente del Máster Universitario en Psicología General Sanitaria de UNIR ha señalado que “aunque de siempre hemos tenido un enganche especial al móvil” con la pandemia “estamos incrementando su uso mucho más”.

En este sentido, según un informe de la OCU, en España el 21% de los adolescentes es adicto a la red y el 35% de los adultos utiliza su móvil cada seis minutos. Estas cifras, reconoce, “son una verdadera barbaridad”.

Por tanto “aunque la pandemia ha hecho que tengamos que estar más pendientes de nuestras pantallas para estudiar, para trabajar, para conectarnos con nuestros amigos o familiares… ahora debemos aprovechar nuestro tiempo de descanso y rebajar su uso. No se trata de desconectar o apagar el móvil durante todas tus vacaciones pero sí que, por momentos, digamos hoy voy a disfrutar y pensar en mí, voy a aprovechar el momento de calidad con las personas que quiero y dejaré el móvil donde no me moleste”.

Entre otros consejos, la profesora de UNIR considera oportuno desactivar las notificaciones que puedan “molestar” en verano como los correos electrónicos o incluso de las redes sociales y que seamos nosotros “voluntariamente” los que entremos cuando queramos hacerlo.

En este punto, ha reflexionado, “es bueno pararnos a pensar que la vida no tiene que ser inmediata. Nos han malacostumbrado a hacer todo al instante, a la voz de ya y de forma urgente, incluso a responder un Whastapp. No debería ser así y mucho menos en vacaciones. No pasa nada si no contestas al momento, hay que normalizarlo”.

SITUACIONES DE DEPENDENCIA

“No podemos estar ‘alerta’ todo el día porque, además, esto genera situaciones de dependencia que pueden ser frustrantes al no obtener lo que deseas. Así, ha indicado, “puede afectar a nuestra autoestima porque estamos más preocupados de que nuestro bienestar dependa del número de amigos que tenemos en las redes sociales, de ‘likes’ o de seguidores… pero todo ello no es real. La autoestima tiene que venir de nosotros mismos y no de lo que nos quiera la gente que ni siquiera conocemos”.

Pero además del plano mental, también puede afectar al físico, ha reconocido. “Si, por ejemplo, estás una hora sentado en casa, en tu sofá, mirando Tik Tok, Facebook, Youtube o Instagram… se te pasa el tiempo de forma sedentaria. Quizás hubieras podido aprovechar esa hora para caminar, pasear o hacer deporte o incluso ir de compras”.

Por todo ello, la experta de UNIR aboga por “tratar de aprovechar las vacaciones para dejar las pantallas a un lado y dedicar esos momentos para uno mismo. Ver qué nos genera bienestar y potenciar los vínculos sociales que teníamos antes de la pandemia”.

Finalmente, la docente de UNIR apuesta por hacer una planificación y rebajar el uso de las nuevas tecnologías. En el caso de los más jóvenes, advierte, “sería bueno hacerlo de forma consensuada para que ellos lo entiendan” y si el enganche es “muy fuerte”, Martín aboga por contar con ayudas de profesionales.

La situación es “comprender que las nuevas tecnologías no son malas pero sí el uso que hagamos de ello y si se convierte en una obsesión ya no es divertido”, ha finalizado.