Inicio la rioja El yacimiento de Valbuena se abrirá al público “para agosto o septiembre”,...

El yacimiento de Valbuena se abrirá al público “para agosto o septiembre”, tras su limpieza y recuperación

0

LOGROÑO, 14 (EUROPA PRESS)

El yacimiento de Valbuena se abrirá al público “para finales de agosto o principios de septiembre”, como ha apuntado este viernes el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza. Será después de que finalicen las labores para su limpieza y recuperación, que se están ya desarrollando, y que cuentan con un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto de 130.000 euros.

Hermoso de Mendoza, junto con los concejales de Patrimonio, Adrián Calonge; responsable del V Centenario, Kilian Cruz-Dunne; y del PR+ Rubén Antoñanzas, ha visitado este viernes el yacimiento, en el que, como ha resaltado, “ya se está desarrollando la primera fase de los trabajos, de limpieza y desbroce previos a la intervención arqueológica de este recinto arqueológico”.

En esta primera fase de la intervención se ha llevado a cabo una importante labor de limpieza y consolidación de los elementos pétreos, especialmente la primitiva iglesia del siglo XIII, los muros del convento y la zona del calado, que permanecerá, por ahora, cerrada por seguridad; así como una limpieza y un tratamiento de los elementos bióticos que afectan al yacimiento con intervenciones ‘quirúrgicas’ en aquellos lugares donde el desbroce no haya conseguido eliminarlo.

El alcalde ha recordado que “el objetivo de este proyecto es abrirlo al público con motivo del V Centenario del Sitio de Logroño y adecuarlo para llevar a cabo un programa de visitas guiadas y de autovisitas en horarios controlados, siempre en relación con el conjunto expositivo que actualmente se encuentra en el Cubo del Revellín”.

“Queremos abrir este yacimiento a la sociedad logroñesa, al turismo y a nuestros escolares”, ha añadido el alcalde, “ya que este el punto de partida de los diferentes proyectos de restauración que estamos llevando a cabo o que desarrollaremos más adelante toman como base la divulgación del patrimonio”.

Con este objetivo, como ha resaltado Adriáb Calonge, el yacimiento comenzará a abrirse para visitas controladas “mientras se están llevando a cabo los trabajos” y ha puesto el ejemplo de estudiantes de la UR, que acudirán al yacimiento el próximo día 21, “porque es una manera de conocer y poner en valor también nuestro patrimonio, y, éste en concreto, que ha estado abandonado durante años”.

El proyecto, que cuenta con un plazo estimado de ejecución de tres meses bajo la dirección de la Oficina de Regeneración Urbana y Vivienda, cuenta con un presupuesto de 109.351,49 euros (IVA incluido). A esta cuantía hay que añadir el completo desbroce del área de intervención que se ha realizado y que ha supuesto un gasto 7.259,76 euros (IVA incluido).

PRÓXIMOS PASOS DE RESTAURACIÓN Y ADECUACIÓN DEL ESPACIO.

El yacimiento del convento de Santa María de Valbuena, construido por los dominicos entre los siglos XVI y XVI, contará con un nuevo acceso y un primer panel explicativo sobre el recinto.

Se repondrá el firme del camino para facilitar la accesibilidad y posibilitar las visitas bordeando por el este y el norte el convento, la iglesia y el paramento de muralla oeste, orientado hacia la calle General Urrutia.

Las superficies del yacimiento serán tratadas con las limpiezas arqueológicas de la iglesia y del convento, se acondicionarán con gravas el entorno del camino, se realizará una labor de desescombro de materiales acumulados en el entorno sur y perimetrado de seguridad en los restos arqueológicos y en la zona habilitada para la visita.

Se creará un nuevo punto de observación al final del camino para contemplar la muralla del siglo XIX que mira al General Urrutia y que conserva también el foso; así como una plataforma de madera para el acceso al interior de la iglesia, tanto a la iglesia-salón del siglo XVI (rehabilitada gracias al taller de cantería que trabajó en el yacimiento) como a la primitiva cabecera del siglo XIII.

Esto supondrá también, como ha resaltado el concejal de Patrimonio, “la creación de dos puntos de observación sobre el convento que aprovecharán dos de las capillas laterales del recinto eclesial del siglo XVI”.

Desde el punto de vista más didáctico, se elaborará un plan para colegios ligado al del Cubo del Revellín, ahora en proceso de cambio de contenidos.

Paralelamente a estos trabajos, se eliminará el alud de tierra que hay en la base de la muralla napoleónica mediante la excavación hasta la base facilitar la conservación, la visibilidad de estos muros, de unos 9 metros de altura y, por lo tanto, la integración en el conjunto arqueológico de Valbuena.

También se llevará a cabo una limpieza de los lienzos del parque del Ebro de elementos bióticos que afectan a su estructura.

Finalmente, y dentro del plan de divulgación previsto para este recinto, se colocarán dos paneles informativos, al inicio y al final de los tramos conservados, que contarán con códigos QR para acceder a contenidos adicionales mediante smartphones u otros dispositivos digitales, junto a otros elementos señalizados a lo largo del recorrido que ayudas a su compresión.