Inicio la rioja El pintor Antonio López reconoce que el arte “es cada vez más...

El pintor Antonio López reconoce que el arte “es cada vez más necesario” pero, a la vez, “más difícil para la sociedad”

0

LOGROÑO, 16 (EUROPA PRESS)

El pintor, Antonio López, ha reconocido este viernes en Logroño que “el arte es cada vez más necesario” aunque, a la vez, “se está haciendo más difícil para la sociedad” porque, tal y como ha reflexionado: “la medicina se puede demostrar hasta qué punto es útil pero: ¿hasta qué punto lo es lo que hacemos nosotros?”.

“La pintura sirve para albergar emociones pero, además, es un testimonio de la vida y gracias a ella podemos saber cómo era el mundo y eso tiene un gran valor”, ha reconocido el artista.

Como ha explicado Antonio López en una conversación en el Parlamento riojano, el motor principal del pintor era “testimoniar la época” al igual que la del médico era “cuidar a los enfermos”.

El artista ha hecho estas reflexiones en el transcurso de la actividad de dinamización cultural llamada ‘El arte, un itinerario en continuo retorno. Encuentro con Antonio López’ que se esta celebrando esta tarde en el Parlamento de La Rioja, con motivo del 12º Certamen Nacional de Pintura del Parlamento de La Rioja.

El presidente del Parlamento de La Rioja, Jesús María García, ha sido el encargado de presentar el acto junto al director del certamen, Francisco Javier Garrido Romanos, quien ha mantenido una conversación con el artista.

Entre los asistentes se han situado la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, o el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, entre otras autoridades.

Durante la conversación, Antonio López ha reconocido que se siente “muy hermanado” con lo que pinta porque “realizo un trabajo con mis emociones”.

Además, ha indicado, “intento buscar el equilibrio, algo difícil porque yo soy muy propenso al desequilibrio”. Algo que se complica más en el mundo del arte en donde “no se puede demostrar nada, ni el valor ni el no valor” porque “es un mundo en el que hay muchas turbulencias”.

El artista, nacido en Tomelloso en 1936, ha recalcado, además, que lo que más valora en el arte son “las cosas nobles de la vida del hombre”. En este sentido, ha reconocido, “yo me metí en la pintura pensando que era un mundo fácil y ese fue mi error”, ha afirmado.

Lo cierto es que, en palabras del artista, “es difícil pintar y durante años anduve en la ‘cultura simple’ en la que pensaba que el arte era solo ‘copiar’ pero encontrar tu camino es difícil porque nunca sabes si estás realmente en el buen camino o no”.

Así las cosas, se ha preguntado: “¿En qué lugar está el mundo del arte ahora mismo?. El arte puede ser una bendición para todos pero, a veces, es veneno aunque eso sí, siempre es necesario”, ha continuado.

Durante sus reflexiones, el pintor ha reconocido que, cuando ha trabajado, “he intentado eliminar las cosas dolorosas de mi vida o negativas del mundo pero a veces pienso que la grandeza del arte moderno es que el arte y el artista es libre de hacer lo que siente”.

Como ha reconocido, su dedicación a la pintura viene de su propio tío, también pintor, porque “mi padre me tenía preparado para otro trabajo” pero “cuando fui a Madrid por primera vez y fui a ver el Prado vi lo que era y le dije a mi tío que me gustaba más lo que hacía él que lo que había visto de Goya o Velázquez porque me parecían pinturas muy oscuras, exageradas. A mí -ha reconocido- entender a Velázquez me ha costado toda la vida”.