Inicio la rioja Andreu reconoce que La Rioja está en un “confinamiento indirecto” que ha...

Andreu reconoce que La Rioja está en un “confinamiento indirecto” que ha sido “necesario”

0

El Consejo de Gobierno ha autorizado la compra de bombas para habilitar camas y convertirlas en UCI si hace falta

Andreu acudirá al Comité Federal del PSOE “a escuchar”: “Ahora tengo la cabeza en la pandemia”, ha dicho

LOGROÑO, 22 (EUROPA PRESS)

Un “confinamiento indirecto” que, además, es “necesario”. Así ha descrito la presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu, la situación en La Rioja en una entrevista con Àngels Barceló en un Hoy por Hoy especial desde Logroño.

Andreu ha calificado la situación “de muro” o, más bien, “de frontón”. “No vemos el final de la curva; los contagios están produciéndose a una velocidad que no esperábamos”, ha dicho al tiempo que ha destacado que la “preocupación” es que se “sature el sistema sanitario”.

La jefa del Ejecutivo riojano ha señalado que la comunidad venía, cuando dio comienzo su legislatura, “de una época en la que no se invirtió en la red pública” por lo que hubo que “triplicar el número de casas UCI”.

Ahora mismo, hay cuarenta de 54 ocupadas y la presidenta ha informado hoy de que este mismo miércoles se aprobó, en Consejo de Gobierno, la compra de “bombas para habilitar camas, que normalmente son quirófano, y convertirlas en UCI si hace falta”.

Con respecto a la vacunación, ha creído que hay que “dejar la política a un lado” porque todas las comunidades ya sabían “desde el principio” el número de dosis que le correspondían. “Ese dato lo teníamos”, ha indicado al tiempo que se ha preguntado “por qué hacer guerras”.

También ha dicho que cada comunidad ha seguido “el ritmo que ha creído” y, por eso, algunas como La Rioja decidieron guardar dosis para una segunda vacunación, lo cual ha visto como un “acierto”, y otras fueron más “aventuradas”.

Con respecto al sistema de control ha dicho que es “sencillísimo” porque cada vacuna tiene un registro con el nombre de la persona que se la ha puesto “y hay un protocolo”.

“Claro que es posible” que pase como ha ocurrido en Valencia, con 150 personas saltándose la cola, ha respondido a una pregunta de Barceló. “Pero”, ha añadido, “lo fácil es revisar” lo que ha pasado y, de hecho, en La Rioja se ha “detectado un caso gracias a este control” y se está investigando.

Con respecto a qué hacer cuando ocurre algo así ha considerado que “no se puede desaprovechar esa vacuna” (ya que sólo con dos dosis tiene utilidad) pero esa persona “tiene que estar fuera de cualquier responsabilidad”.

Barceló ha querido saber qué pasa en La Rioja que siempre está “a la cabeza” de las olas y Andreu ha relatado cómo los datos en esta comunidad “bajan en picado” y, luego, la subida “es exponencial”.

“Nuestra forma de relacionarnos muy abierta provoca esa facilidad para el contagio”, ha explicado. También ha dicho que está “estudiado” que La Rioja es “cruce de caminos” y “hay mucha conectividad”, lo cual “ayuda a que se expanda”.

Todo esto “rematado” con que el “virus tiene una facilidad de contagio enorme”. Además, ahora el Gobierno riojano está “esperando” a conocer “el mapa genómico de dos posibles variedades” y están “casi seguros” de que, dada la facilidad del contagio, “tiene que ser” que haya una de las mutaciones en La Rioja.

Con respecto a las ayudas al sector hostelero ha relatado cómo se han dado cuenta de que el sistema “burocrático es larguísimo”, de forma que tras cinco meses se está empezando a pagar ahora, por ello, están analizando desde el Gobierno y junto a los agentes del diálogo social cómo hacer que las ayudas sean “inmediatas”.

Barceló también se ha interesado por el comité federal de este sábado, y ante la posibilidad de que se revisen los liderazgos Andreu ha restado interés a este hecho porque, ahora mismo, ha indicado, tiene una “responsabilidad tan grande” con la pandemia y qué hacer para frenarla que va con la intención de “escuchar”.

En cuanto a su optará a la secretaría general del partido en La Rioja ha dicho: “Ahora tengo la cabeza en la pandemia, en levantar la moral del equipo de Sanidad, con uno de baja y un director general que casi se desvaneció, así como en pensar en la recuperación económica”.