Inicio Islas Baleares Salud destina más de un millón de euros a material fungible de...

Salud destina más de un millón de euros a material fungible de electrofisiología cardiaca

0

PALMA, 12 (EUROPA PRESS)

El Consell de Govern ha autorizado este lunes la tramitación de un acuerdo marco para la contratación del suministro de material fungible de electrofisiología cardíaca para los centros hospitalarios del Servicio de Salud.

La contratación del suministro de este material tiene un valor estimado de 1.155.571 euros y una duración de un año, prorrogable por un periodo de 36 meses.

La electrofisiología cardíaca es una parte de la cardiología que se dedica al estudio y al tratamiento de las arritmias, que son las anormalidades eléctricas que se producen en el corazón, es decir, trastornos en los latidos o en el ritmo del corazón.

Debido al aumento de la esperanza de vida de la población, es cada vez más frecuente la aparición de arritmias cardíacas, como episodios puntuales o de forma continuada en el tiempo. El material fungible que se emplea en la electrofisiología cardíaca es imprescindible para las intervenciones de pacientes.

El tratamiento de las arritmias engloba diferentes pautas terapéuticas que van desde la administración de medicación, cardioversión, desfibrilación, marcapasos temporales o definitivos y desfibriladores internos hasta la aplicación de técnicas de ablación que permiten actuar directamente en el foco de origen de la arritmia y revertir esta situación de forma permanente.

En el supuesto de que el paciente requiera apoyo temporal, será necesario insertar un catéter de marcapasos y conectarlo a un generador externo. Debido a diferentes factores como la superficie corporal, la edad, la anatomía vascular, etc., el profesional requerirá disponer de una amplia variedad de catéteres que difieren en el calibre, la longitud, la incorporación del balón, etc.

En otros casos, será posible aplicar técnicas de ablación, las cuales actúan directamente sobre el foco productor de la arritmia, mediante la aplicación de calor o frío, lo que provoca la destrucción del tejido y, como consecuencia, la recuperación del ritmo cardíaco.

Con el fin de poder aplicar esta técnica, se necesitan diferentes catéteres que permiten detectar la actividad eléctrica errática del tejido cardíaco (catéteres diagnósticos) y hacer la cauterización del tejido productor de la arritmia (catéteres de ablación), además del equipamiento compatible con estos catéteres, que permitirá registrar los diferentes datos aportados por los catéteres y aplicar la energía necesaria en la zona a tratar.