Inicio Islas Baleares Las artes de pesca fantasma y la pesca accidental, principales amenazas para...

Las artes de pesca fantasma y la pesca accidental, principales amenazas para las tortugas marinas

0

El seguimiento vía satélite de la trayectoria de una tortuga, a través del Mediterráneo occidental y las aguas de África occidental, permite a los investigadores saber que fue atrapada dos veces en artes de pesca

PALMA, 16 (EUROPA PRESS)

Los datos de marcado de tortugas marinas del Sistema de Observación y Predicción Costero de Baleares (ICTS SOCIB) muestran que las artes de pesca fantasma y la pesca accidental son algunas de las principales amenazas a las que se enfrenta la megafauna marina, según ha informado la entidad en un comunicado de prensa.

Este es el caso de la hembra de tortuga boba (Caretta caretta), llamada Thunderbird, marcada en 2020 con un dispositivo de seguimiento vía satélite del ICTS SOCIB en el marco del programa ‘Tortugas Oceanógrafas’, en colaboración con la ONG Alnitak, la Fundación Palma Aquarium y la Universidad de Exeter, y con el apoyo del Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NMFS) de la NOAA.

“Como cualquier otro instrumento oceanográfico, las tortugas marinas equipadas con sensores de profundidad y temperatura nos proporcionan datos que contribuyen a mejorar su comprensión y conservación”, ha destacado el director de la ICTS SOCIB, Joaquín Tintoré. La trayectoria de esta y otras tortugas marinas se puede seguir desde el visor web de la ICTS SOCIB.

Desde la entidad han recordado la historia de Thunderbird, con motivo del Día Mundial de las Tortugas Marinas. En julio de 2020, esta tortuga fue encontrada, por la Fundación Save the Med, enmallada en un arte de pesca fantasma en Mallorca y llevada al centro de rescate de la Fundación Palma Aquarium. “Tras la reducción de la captura accidental en la pesca con palangre a lo largo de los años, el enredo en escombros y en artes de pesca fantasma se ha convertido en la principal amenaza para las tortugas marinas en Baleares”, ha explicado el responsable de Alnitak, Ricardo Sagarminaga.

Tras unos días de recuperación, la tortuga fue liberada en agosto con una marca satelital del ICTS SOCIB. “Esto nos ha permitido rastrear el viaje épico de 6.000 km de esta tortuga a través del Mediterráneo occidental y las aguas de África occidental”, ha destacado David March, investigador de la Universidad de Exeter, la Universidad de Barcelona (UB) y el Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la UB (IRBio), y miembro del programa.

Los investigadores han rastreado a esta tortuga a lo largo de su viaje, recopilando datos de profundidad y temperatura del mar, que muestran como Thunderbird pasaba la mayor parte del tiempo en la superficie del Mediterráneo y buceaba cerca del fondo del mar a lo largo de la costa de África occidental, llegando a alcanzar los 209 metros de profundidad.

EL VIAJE DE THUNDERBIRD

Durante su viaje, Thunderbird levantó las primeras señales de alarma al entrar en el mar de Alborán, una zona caracterizada por sus fuertes corrientes y alta densidad de tráfico marítimo, lo que supone un alto riesgo de colisión de embarcaciones, según los investigadores.

En ese momento, la red Mediterranean Ghost FADs alertó a sus colaboradores locales ante posibles varamientos o capturas accidentales de Thunderbird, contando con la colaboración de voluntarios de la ONG de Marruecos AZIR, quienes patrullaron la costa marroquí al recibir posiciones de la tortuga que apuntaban a un posible varamiento.

Sin embargo, Thunderbird consiguió cruzar el estrecho de Gibraltar nadando a contra corriente. Según los investigadores, salir del Mediterráneo es poco común en tortugas juveniles, pero no así para las adultas, como Thunderbird. “Las tortugas adultas que salen del Mediterráneo normalmente terminan nadando hacia América, ya que la mayoría proceden de Florida o el Caribe. Sin embargo, una pequeña parte provienen del archipiélago de Cabo Verde, donde vuelven al hacerse adultas, y este es el caso de Thunderbird”, ha explicado el investigador.

Tras continuar hacia el sur a lo largo de la costa de África, el viaje de Thunderbird terminó cerca de Dakar, Senegal en febrero de este año. “Las señales de satélite se volvieron erráticas hasta que la señal de la tortuga apareció en tierra, cerca de un importante puerto pesquero en Dakar, lo que sugiere que fue capturada accidentalmente por un barco pesquero, probablemente un arrastrero”, ha detallado March.

“Para saber por qué el dispositivo de seguimiento de Thunderbird había dejado de transmitir datos, verificamos que la batería y los sensores funcionasen correctamente y después usamos el portal Global Fishing Watch para superponer el rastro de la tortuga con los barcos de pesca. Descubrimos que la última inmersión registrada fue cerca de un caladero utilizado por los arrastreros, lo que sugiere que fue capturada accidentalmente por un pesquero y llevada de regreso al puerto”, ha detallado el investigador, quien desconoce si la tortuga fue liberada viva después de la captura o murió como consecuencia de la captura accidental.

REDUCIR LAS CAPTURAS ACCIDENTALES

Según ICTS SOCIB, ahora, los investigadores trabajan para evaluar y reducir las capturas accidentales de tortugas y aves marinas en África en el marco de un proyecto financiado por la Fundación MAVA y dirigido por la Universidad de Barcelona, Birdlife International y una coalición de socios en África occidental y a nivel internacional.

Como parte de este proyecto, los investigadores utilizan datos de satélite de los movimientos de los barcos y trabajan con socios en Senegal para intentar encontrar el barco que atrapó a la tortuga, con la esperanza de encontrar más información sobre el destino de Thunderbird.

“Hay mucha pesca ilegal o no regulada en África occidental, y estamos trabajando con socios locales y compañías pesqueras para adaptar los artes y métodos de pesca para minimizar la captura accidental de tortugas marinas”, ha apuntado Ahmed Diame, de Birdlife International.

“Debemos abordar urgentemente esta problemática para limitar su impacto en una amplia gama de especies y ecosistemas marinos, por ello, también estamos identificando los principales puntos calientes de captura accidental, como el lugar donde se capturó a Thunderbird”, ha concluido March.