Inicio Islas Baleares La rehabilitación integral de El Tirador reducirá hasta un 20% el consumo...

La rehabilitación integral de El Tirador reducirá hasta un 20% el consumo energético de las viviendas

0

PALMA, 2 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Palma ha presentado el nuevo proyecto de reforma y ampliación del edificio El Tirador, con el que se prevé reducir hasta un 20 por ciento el consumo energético de las viviendas tras la rehabilitación de su fachada interior y la instalación de placas fotovoltaicas.

Según ha explicado Cort en nota de prensa este lunes, la obra tiene un coste previsto de 1,3 millones de euros y, con la voluntad de optar a un financiamiento externo, la Patronal Municipal de Vivienda (PMS-Riba) la ha presentado a la convocatoria abierta del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE).

El proyecto, llevado a cabo por el área de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad del Ayuntamiento, cumple con los requisitos del PREE en cuanto a la mejora en la rehabilitación energética y permitirá optar a la cantidad mínima subvencionable, que es de 6.000 euros por vivienda.

La regidora, Neus Truyol, ha señalado que la iniciativa se adecúa a la subvención “por actuar en viviendas sociales y por complementar la actuación con una instalación de energía renovable”, gracias a la cobertura fotovoltaica.

Esto, ha continuado, permitirá optar a 738.000 euros y hará “realmente viable” el financiamiento del proyecto completo.

AISLAMIENTO TÉRMICO Y PLACAS FOTOVOLTAICAS

El edificio El Tirador está ubicado en una parcela con fachadas contiguas a tres calles –Miquel del Sants Oliver, Damas Calvet y Goethe– y tiene una superficie de 2.049 metros cuadrados. Se terminó de construir en 1952 y es de uso exclusivo residencial, concretamente tiene 45 viviendas de propiedad y gestión municipal.

Sobre él se ha aplicado ya una primera fase de mejora y, ahora, el nuevo proyecto “hará posible la culminación de la rehabilitación integral del edificio con un factor destacado de mejora en la eficiencia técnica”.

En primer lugar, se llevará a cabo el aislamiento térmico de la fachada posterior del edificio, para lo que se colocará una nueva fachada separada con anchura suficiente para pasar los nuevos montantes de las instalaciones de salubridad y ventilación.

Además, esta nueva fachada tendrá un cierre mixto opaco de cristal que funciona como una galería abierta en gran parte de su perímetro y que garantizará una ventilación natural suficiente para las viviendas. También se construirá un nuevo cierre de las galerías con una intervención modular ligera.

Todas estas actuaciones permitirán reducir un 20 por ciento la demanda de energía final para climatizar el edificio y repercutirá en una mejora de la clasificación energética, que pasa de E a D.

En segundo lugar, se instalará una cobertura fotovoltaica para el autoconsumo compartido entre las zonas que envuelven al edificio, para lo que se colocará una sobrecobertura en el nuevo muro de cierre. Ahí se ubicarán los paneles, con el fin de favorecer al máximo la incidencia solar sobre los mismos.

En total, se prevé la instalación de 62 paneles fotovoltaicos con una potencia instalada total de 23.560 Wp.

Por último, se cubrirán las terrazas de las plantas superiores para poder acceder al mantenimiento de la instalación solar prevista en las coberturas de los edificios y en sus alas contiguas.

Desde Cort han recordado que el PMH-Ribas ejecutó ya una primera fase de rehabilitación en El Tirador en 2018, cuando se reforzaron los forjados de las plantas cubiertas, el aislamiento térmico y la impermeabilización y reposición del tejado.