Inicio Islas Baleares Finaliza el cierre perimetral de Manacor, dos días antes de lo previsto

Finaliza el cierre perimetral de Manacor, dos días antes de lo previsto

0

El Govern prorroga hasta el 15 de diciembre las restricciones generales para frenar la propagación del virus

PALMA DE MALLORCA, 24 (EUROPA PRESS)

El Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB) publica este martes el decreto de la presidenta del Govern por el que se levanta el cierre perimetral de Manacor, dos días antes de lo previsto, ante la mejora de los indicadores de incidencia de la pandemia. El decreto contiene también la prórroga de las restricciones generales para todas las Islas para frenar la propagación del virus.

De este modo, tras la publicación del decreto, en Manacor ya no habrá limitaciones a la entrada y salida del municipio y el toque de queda, como en el resto de Mallorca, será de 24.00 a 06.00 horas.

La finalización del cierre perimetral viene motivada por la mejoría de la incidencia acumulada a 14 días en la ciudad, que se ha reducido a 254 casos por cada 100.000 habitantes este domingo.

En todo caso, según el decreto, que prorroga hasta el 15 de diciembre las restricciones generales, siguen limitados a seis personas los encuentros familiares y sociales en espacios tanto abiertos como cerrados, públicos o privados.

El Ayuntamiento de Manacor ha celebrado el adelanto de la fecha para el levantamiento del confinamiento perimetral del municipio, ha agradecido el esfuerzo de los vecinos y ha hecho una llamada a la responsabilidad, ligada a la Navidad.

CONFINAMIENTO CON POLÉMICA

El pasado 27 de octubre, la Conselleria de Salud y Consumo decidió el confinamiento de Manacor ante el aumento de casos de COVID-19, que llegó a superar el 2 de noviembre los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. Además, el toque de queda y el cierre de locales se adelantó a las 22.00 horas.

El confinamiento perimetral implicaba, además, limitaciones de aforos al 50 por ciento en locales y establecimientos, también en las terrazas, y las limitaciones de las reuniones sociales a un máximo de seis personas. Después de 15 días, el Govern decretó la prórroga de dos semanas más.

La decisión de decretar el cierre perimetral de la capital del Llevant de Mallorca llegó, sin embargo, rodeada de polémica y levantó voces críticas tanto desde el Ayuntamiento como desde sectores comerciales y la hostelería.

Después de una semana de cierre perimetral, el Consistorio reclamó al Govern que no ordenara la prórroga y optara por medidas «más efectivas» para reducir el impacto de la pandemia. Además, propietarios de bares y restaurantes iniciaron movilizaciones contra el decreto.

Por su parte, el Ayuntamiento alertaba de la dificultad de mantener cerrados todos los accesos al municipio dado el elevado número de vías y la «realidad residencial» de Manacor, con hasta 6.000 vecinos que viven en residencias aisladas en áreas rústicas, fuera del perímetro confinado, pero desarrollan toda su vida cotidiana en el núcleo urbano.

El alcalde, Miquel Oliver, solicitó ayudas económicas para la difícil situación de comercios y empresas a nivel municipal y activó medidas de apoyo a los sectores comercial y de restauración por valor de un millón de euros.