Inicio Internacional La secretaria de Estado de Cooperación aspira a que se llegue a...

La secretaria de Estado de Cooperación aspira a que se llegue a “no tener que ayudar más a las mujeres”

0

Moreno reivindica que la Cooperación Española ha sido “pionera” a la hora de promover la igualdad en sus acciones

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

No tener que ayudar más a las mujeres tanto en situaciones de emergencia como en lo relativo a programas de desarrollo. Esa es la aspiración de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Ángeles Moreno Bau, que reconoce que aunque pueda parecer “utópica” debería ser la meta a alcanzar.

“Si somos el 50 por ciento en lugar de ser receptoras de ayuda lo ideal sería que las mujeres empoderadas se pongan ya a ayudar a otros”, destaca en una entrevista concedida a Europa Press. Así, espera que “llegue un momento en que no haya que ayudar más a las mujeres que los hombres y estén parejos los receptores de ayuda”.

Moreno reconoce que puede sonar “muy utópico”, pero considera que es hacia donde se debe caminar. En este sentido, admite que “aún queda mucho por hacer” para cumplir con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el quinto de los cuales contempla la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

“Lo ideal será el día en que no haya que distinguir entre hombres y mujeres”, insiste, pero mientras eso ocurre seguirá habiendo programas e iniciativas enfocadas a mujeres y un “ONU Mujeres y no ONU Hombres, porque hay que seguir priorizando y poniendo el foco”. La meta es “que las mujeres estén en la acción y no solo en la recepción”, resume.

COOPERACIÓN PIONERA EN MATERIA DE IGUALDAD

En el caso de la Cooperación Española, Moreno resalta que fue “pionera” a la hora de incluir las cuestiones de género e igualdad en sus proyectos, empezando a hacerlo en Guatemala hace tres décadas. Pronto se trasladaría a los proyectos en otros países centroamericanos, de ahí a los países andinos y luego a Marruecos.

A día de hoy, resalta la secretaria de Estado, hay una “mirada a las mujeres” en todos los proyectos e iniciativas en marcha. No obstante, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) lleva a cabo actualmente más de 300 proyectos en igualdad de género en la treintena de países prioritarios de América Latina y el Caribe, África y Oriente Próximo.

Por su parte la FIIAPP, que se encarga de la cooperación técnica entre administraciones públicas, ha llevado a cabo más de 80 iniciativas de género y está presente en 129 países. También la Fundación Carolina y el Instituto Cervantes, resalta Moreno, trabajan en temas de género y apoyo a mujeres.

Llevado a la práctica, esto se traduce en cinco ejes principales de actuación como son participación social, política y cultural de las mujeres; lucha contra la violencia de género; derechos sexuales y reproductivos; mujer y construcción de la paz; y derechos económicos y laborales.

Actualmente, una de las prioridades está enfocada en fomentar la participación política de las mujeres. Así, por ejemplo, se está preparando un nuevo fondo Ellas + con el que se buscará apoyar la presencia de mujeres en las asambleas locales y en general en todos los niveles de la política y la toma de decisión, dado que en lo que se refiere a las asambleas nacionales ya hay una cifra considerable de mujeres.

FOMENTO DE LOS DERECHOS LABORALES Y ECONÓMICOS

También se presta una atención especial al fomento de los derechos laborales y económicos de las mujeres dado que “al empoderarlas en el ámbito económico tienen más capacidad de decisión política”, destaca Moreno.

“Además, las sociedades crecen más económicamente cuando las mujeres están más capacitadas”, defiende. Así pone el ejemplo de la UE donde de haber paridad habría 10,5 millones de puestos de trabajo más y una tasa de empleo en torno al 80 por ciento, además de que el PIB europeo crecería un 10 por ciento. “Esto es la UE pero es extrapolable al resto del mundo: cuando las mujeres estamos en la economía y en ámbitos de decisión se crece más”, acota.

La AECID trabaja igualmente en materia de violencia de género, muy presente en los contextos en los que se realizan sus programas y que suelen ser de extrema vulnerabilidad, así como en ámbitos como la salud sexual y reproductiva o la lucha contra la mutilación genital femenina. Además, hay un especial interés también en poner el foco en la lucha contra la trata, explica Moreno.

Otro de los aspectos fundamentales, según la secretaria de Estado, es el de la educación. Así, apuesta por trabajar más para que las niñas accedan a carreras que hasta ahora han sido tradicionalmente masculinas, principalmente las llamadas STEM –Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas– y también por el acceso a la digitalización.

Moreno sostiene que la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de potenciar este último ámbito, toda vez que cientos de millones de niños se han quedado sin la posibilidad de ir a clase y muchos de ellos, especialmente las niñas, no volverán a las aulas una vez se reanude la enseñanza presencial.

Pero también tiene claro que hay que fomentar el que “las mujeres estén digitalizadas” puesto que “lo digital es un acelerador de desarrollo” y esto les permitirá progresar y dejar de tener que ser receptoras de ayuda.

LA PANDEMIA NO HA INTERRUMPIDO PROYECTOS PARA MUJERES

Por otra parte, Moreno celebra que pese a la pandemia y al hecho de que se haya tenido que enfocar más la ayuda “no se ha suprimido ningún programa para mujeres”. De hecho, en las tres prioridades fijadas en el marco de la Estrategia de Respuesta Conjunta de la Cooperación Española a la Covid-19 –salud, apoyo a personas vulnerables y apoyo a sistemas socieconómicos– las mujeres figuran de forma prioritaria.

“Llevamos 30 años haciendo esto y lo tenemos en nuestro ADN”, reivindica Moreno, resaltando que de hecho el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha considerado que la Cooperación Española es “un modelo en apoyo a igualdad de género”.

Una de sus “señas de identidad” es precisamente el que “la idea de que a la mujer hay que apoyarla en todos los ámbitos de nuestra actividad de desarrollo porque es un motor esencial y porque está especialmente vulnerabilizada” está presente de forma trasversal, remacha la secretaria de Estado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre