Inicio Internacional La ONU pide más recursos para ayudar a 30.000 personas que huyen...

La ONU pide más recursos para ayudar a 30.000 personas que huyen de la “espantosa violencia” de RDC

0

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha solicitado este jueves a la comunidad internacional más “recursos” para ayudar a unas 30.000 personas que han tenido que abandonar sus hogares en el oeste de República Democrática del Congo (RDC) en los últimos dos meses debido a la creciente y “espantosa violencia”.

UNICEF ha explicado que los ataques simultáneos en las localidades de Boga y Tchabi, en la provincia de Ituri, en el noreste de RDC, “han sido devastadores para los niños”, pues “muchos han sido testigos de actos brutales cometidos por asaltantes con machetes y armas pesadas”.

Entre los menores que han tenido que ser testigos de estos brutales episodios se encuentra Grace, una niña de 12 años, que, cuenta UNICEF, llegó sola a un campamento de refugiados en Bunia, la capital de Ituri, a principios de junio, tras ser separada de su abuela durante el ataque a su ciudad natal, Boga.

“Estaba viendo la televisión en nuestra casa en mitad de la noche cuando hombres armados nos atacaron a las cuatro de la mañana. Estaban disparando hacia todas partes y todos tomamos diferentes caminos para huir. Mientras huía, vi a una madre a la que le habían cortado la cabeza”, relata Grace.

UNICEF ha contado que mientras intentan reunirla nuevamente con su abuela, está siendo atendida en un refugio abarrotado, dentro de uno de los dos campamentos que hay en la ciudad de Bunia, a más de 100 kilómetros desde donde huyo, en los que se asientan como pueden más de 20.000 personas desplazadas.

“Le pido al mundo que no ignore la espantosa violencia que está sucediendo aquí. Debemos hacer todo lo posible para deshacernos de las personas que matan a civiles inocentes”, ha demando la pequeña.

UNICEF ha recordado que ataques similares a los que se han registrado en Boga y Tchabi han desarraigado comunidades por completo, familias enteras asesinadas. Se han saqueado centros de salud y escuelas y se han incendiado pueblos y aldeas.

“Se estima que unas 30.000 personas han huido de sus hogares tras estos últimos ataques, incluidas más de 9.500 dsde Bunia”, ha informado el director de campo de UNICEF en esta ciudad, el doctor Ibrahim Cisse, quien reconoce que “es poco probable” que tal cantidad de desplazados puedan volver a casa a pesar de que las operaciones militares derroten a los grupos armados.

Aproximadamente 1,6 millones de personas fueron expulsadas de sus hogares solo en los primeros seis meses de 2020. En total, 5,2 millones de congoleños se han visto forzados a desplazarse, cifras solo superadas por Siria.

Se trata de una de las peores crisis humanitarias del mundo para la que se necesitan mayores esfuerzos de cooperación. Las principales prioridades, cuenta UNICEF, son reunir a los niños que han sido separados de sus familias o forzados a tomar las armas, además de proporcionar acceso a atención médica, comida, agua potable, educación y otras necesidades básicas.