Inicio Internacional G7 defiende el “orden internacional” frente a la amenazas y violaciones de...

G7 defiende el “orden internacional” frente a la amenazas y violaciones de DDHH de Rusia, China o Corea del Norte

0

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los países miembros del G7 han asegurado que defienden el “orden internacional basado en reglas” frente a la desestabilización, amenazas y violaciones de Derechos Humanos por parte de algunos países, como es el caso de Rusia, China o Corea del Norte.

Así lo han aseverado Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea en un comunicado sobre los temas abordados en los últimos días en un encuentro de sus ministros de Exteriores en Londres, una cita a la que han asistido como invitados los responsables de Exteriores de India, Australia, Corea del Sur, Sudáfrica y de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Además de reafirmar su compromiso frente a la pandemia, el cambio climático o el respaldo a países en desarrollo, en materia de política exterior y seguridad, el grupo ha mostrado su deseo de tener unas relaciones “estables y predecibles” con Rusia, pero ha trasladado una “profunda preocupación” sobre el continuo “comportamiento irresponsable y desestabilizador” del país.

“Esto incluye la gran acumulación de fuerzas militares rusas en las fronteras de Ucrania y en Crimea anexada ilegalmente, sus actividades malignas destinadas a socavar los sistemas democráticos de otros países, su actividad cibernética maliciosa y el uso de desinformación”, ha detallado el G7, que también ha condenado la represión del Kremlin a la oposición y defensores de Derechos Humanos.

En este sentido, se ha referido en concreto al opositor ruso Alexei Navalni y su envenenamiento, por lo que ha pedido a Rusia “que investigue y explique de manera creíble el uso de un arma química en su suelo sin más demora”.

Por otro lado, el G7 ha reafirmado su apoyo “a la independencia, soberanía e integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente, incluidas sus aguas territoriales” y ha instado a Rusia a que “respete los principios y compromisos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El grupo también ha abordado la crisis política y de Derechos Humanos tras las “fraudulentas” elecciones presidenciales de agosto de 2020 en Bielorrusia y ha llamado al “régimen” a que “libere a todos aquellos que han sido encarcelados injustamente por expresar sus aspiraciones democráticas y ponga fin a la actual represión de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales”.

Asimismo, ha pedido que celebre elecciones “nuevas, libres y justas bajo observación internacional”. “Estamos comprometidos a apoyar las aspiraciones democráticas del pueblo bielorruso y a hacer rendir cuentas a los responsables de violaciones”, ha añadido el G7 en el comunicado.

En el mismo sentido, ha expresado también su “compromiso compartido con la seguridad, la recuperación económica y la perspectiva europea de los seis países de los Balcanes Occidentales como una inversión fundamental para la paz y la estabilidad”.

“Reiteramos la importancia de mantener un Indo-Pacífico libre y abierto, inclusivo (…) y subrayamos nuestra intención de trabajar junto con la ASEAN y otros países en estos esfuerzos a través de una amplia gama de actividades”, ha continuado el G7, que ha señalado como “prioridad” en este aspecto, “mejorar la conectividad regional a través del desarrollo de infraestructura de calidad y proyectos consistentes con los Principios del G20 para la Inversión en Infraestructura de Calidad y los más altos estándares de transparencia, transición verde y digital”.

CHINA Y BIRMANIA

También, ha alentado a China a participar de “manera constructiva” en el sistema internacional basado en reglas. “Buscamos oportunidades para trabajar con China a fin de promover la paz, la seguridad y la prosperidad regionales y mundiales”, ha incidido, para pedir a Pekín que respete los Derechos Humanos y las libertades fundamentales.

“Seguimos profundamente preocupados por las violaciones y los abusos de los Derechos Humanos en Xinjiang y en el Tíbet, especialmente los ataques contra los uigures, miembros de otras minorías étnicas y religiosas y la existencia de una red a gran escala de campamentos de reeducación política e informes sobre sistemas de trabajo forzoso y esterilización forzada”, ha apuntado el grupo.

Respecto al país asiático, ha mostrado también su preocupación por la decisión de China “de erosionar fundamentalmente los elementos democráticos del sistema electoral de Hong Kong”, por lo que ha urgido a Pekín a que actúe de acuerdo con sus compromisos internacionales y sus obligaciones legales.

“Trabajaremos colectivamente para fomentar la resiliencia económica mundial frente a políticas y prácticas económicas arbitrarias y coercitivas”, ha agregado también, para instar a China a que asuma obligaciones y responsabilidades “acordes con su papel económico mundial” y alentar a una acción “responsable” en el ciberespacio.

Sobre los mares de China Oriental y Meridional, ha subrayado la importancia de la “paz y estabilidad” a través del Estrecho de Taiwán y ha pedido una resolución pacífica de los problemas, tras expresar “serias preocupaciones sobre los informes de militarización, coacción e intimidación en la región”.

Corea del Norte ha centrado también la conversación sobre seguridad, ya que el grupo ha criticado las violaciones y abusos de derechos en el país, “incluida la extensa red de campos de prisioneros políticos del régimen”.

Al respecto, ha pedido el acceso del relator especial de la ONU sobre Derechos Humanos en el país y “resolver el problema de los secuestros de inmediato”. También ha solicitado el acceso a las organizaciones humanitarias y ha alertado sobre la priorización de “programas ilegales de armas de destrucción masiva y misiles balísticos sobre el bienestar de su propio pueblo”.

Así, han instado a Pyongyang a que se abstenga de realizar acciones de provocación y emprenda un proceso diplomático con el objetivo explícito de la desnuclearización”, ha insistido el grupo, para acoger con “beneplácito la disposición de Estados Unidos de continuar sus esfuerzos en este sentido”.

Sobre Birmania, el G7 ha llamado a la junta militar a poner fin al estado de emergencia y restaurar el poder al gobierno elegido democráticamente, así como a liberar a los detenidos arbitrariamente. “Los militares y la Policía deben poner fin de inmediato a la violencia, ejercer la máxima moderación y respetar el derecho internacional, incluido el derecho internacional de los Derechos Humanos”, ha dicho.

“Reiteramos nuestra disposición a tomar nuevas medidas si el ejército no cambia de rumbo. En ese sentido, nos comprometemos a seguir impidiendo el suministro, la venta o la transferencia de todas las armas, municiones y otros equipos relacionados con el Ejército de Birmania y el suministro de cooperación técnica”, ha añadido.

El “arreglo político inclusivo” en Afganistán, donde se ha pedido el fin de ataques a civiles, o los avances logrados en Libia para los comicios han sido abordados por el grupo, que también ha tratado la crisis siria o la necesidad de garantizar que Irán no desarrolle armas nucleares y retorne al acuerdo nuclear.

Los conflictos de Yemen o Irak, así como el fortalecimiento de las asociaciones de los países africanos han sido también debatidos. El G7 ha ahondado, además, en la preocupación sobre las crisis, matanzas, violaciones y distintas formas de violencia en Tigray, en Etiopía.

El estancamiento político de Somalia también preocupa al bloque, que ha mostrado su respaldo al diálogo con el fin de finalizar un modelo electoral basado en el acuerdo del 17 de septiembre.

La inestabilidad en Sudán, Chad o el Sahel también han entrado en las conversaciones, pidiendo el G7 que se evite la violencia y encaminarse a la estabilidad y la paz en todos estos territorios.