Inicio Internacional Armenia.- Cierran las urnas en las elecciones legislativas anticipadas en Armenia con...

Armenia.- Cierran las urnas en las elecciones legislativas anticipadas en Armenia con aumento de la participación

0

Reconciliación y unidad nacional son las principales apuestas de los candidatos

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La participación en las elecciones anticipadas de Armenia ha alcanzado un 49,4 por ciento, por encima del 48,63 por ciento de participación de las anteriores elecciones, celebradas en diciembre de 2018, según los datos de la Comisión Electoral Central (CEC).

En concreto, este 49,4 por ciento equivale a 1.281.174 votos, ha explicado el vicepresidente de la CEC, Tigran Mukuchián, citado por el portal de noticias, News.am.

La participación ha sido del 51,55 por ciento en la capital, Ereván, mientras que en Giumri ha alcanzado el 38,42 por ciento y en Vanadzor se ha situado en el 47,55 por ciento.

Durante la jornada han votado los principales candidatos, como el primer ministro saliente, Nikol Pashinián, líder del partido Contrato Civil, que ha asegurado que su voto va para el “desarrollo” de Armenia. “Voto por el futuro de nuestro Estado y de nuestro pueblo, por el desarrollo de Armenia”, ha explicado. Pashinián no ha querido responder a las preguntas de la prensa y solo se ha hecho una fotografía con un niño que estaba en el colegio electoral.

También ha votado Robert Kocharián, candidato de la Alianza Hayastan. “He votado por una paz digna y el crecimiento económico. Esta es la elección”, ha explicado, al tiempo que ha destacado su “espíritu combativo” al ser interrogado por cómo se siente.

Además, Kocharián ha denunciado una “campaña de odio” con el reparto de panfletos contra su persona en Ereván. “Es un flagrante delito. Hay cámaras. Si la Policía no detiene a los criminales en unas horas, denunciaremos que todo es una maniobra del Gobierno”, ha advertido.

Igualmente ha ejercido su derecho el presidente del partido Armenia Brillante, Edmon Marukián, con un llamamiento a la solidaridad y la reconciliación. “Mañana será el día del restablecimiento de la solidaridad y reconciliación política en nuestro país (…). Las elecciones son una oportunidad para superar esta situación”, ha explicado.

Para Ara Zohrabián, líder del partido Zartonk, estos comicios propiciarán la formación de un gobierno de unidad nacional y ha apostado por su presencia en el Parlamento “para defender nuestro sistema de valores”.

Por último, Serzh Sargsián, ha defendido su voto “por unas repúblicas de Armenia y Artsaj seguras, soberanas y desarrolladas económicamente, por un Ejército armenio poderoso, por la inviolabilidad de nuestras fronteras y por la reconciliación de nuestra sociedad”. Su coalición lleva por nombre Yo Tengo el Honor.

ELECCIONES ANTICIPADAS

Los colegios electorales de Armenia han abierto sus puertas este domingo a las 8.00 y han cerrado a las 20.00 horas (18.00, hora peninsular española) en unos comicios anticipados como consecuencia de la guerra en la región de Nagorno Karabaj.

El primer ministro del país, Nikol Pashinián, fue el encargado de convocar los comicios en el marco de la grave crisis política desencadenada en el país tras la derrota armenia en el conflicto registrado a finales de 2020 con Azerbaiyán en torno a la región.

Pashinián, quien llegó al cargo en 2018 tras la conocida como ‘Revolución de Terciopelo’, en la que encabezó una oleada de manifestaciones contra el Gobierno, ha sido sometido a una gran presión tras la derrota militar armenia, que ha llevado a la oposición a acusarle de “capitular” ante Bakú.

Las principales críticas giran en torno a las condiciones del alto el fuego firmado en noviembre, mediado por Rusia, que incluye la entrega a Azerbaiyán de una serie de territorios de Nagorno Karabaj –de mayoría armenia– controlados por Ereván desde 1994, incluida la ciudad de Shusha, la segunda ciudad más importante en la región, autoproclamada independiente pero bajo la égida armenia.

El primer ministro en funciones espera que su formación, Partido del Contrato Civil, logre unos buenos resultados a raíz de la campaña de reformas y sus promesas de lucha contra la corrupción tras llegar al poder a lomos de unas movilizaciones contra la oligarquía armenia y el desencanto popular por la falta de avances.

Entre los principales rivales de Pashinián figuran el expresidente Robert Kocharián –quien ocupó el cargo entre 1997 y 2008– y el también exmandatario Serzh Sargsián, al que sacó del poder y quien fue presidente o primer ministro entre 2008 y 2018, en lo que es visto como un nuevo enfrentamiento entre la nueva élite y la antigua clase política.

Los últimos sondeos publicados por medios armenios presentan un panorama fragmentado en el que destacan el Partido del Contrato Civil, con cerca del 22 por ciento de los votos, y la Alianza de Armenia de Kocharián, que se haría con cerca del 20 por ciento de las papeletas.

La situación es un reflejo de la caída de los apoyos al partido de Pashinián, que partía de unos respaldos de más del 30 por ciento, y un resurgimiento de la Alianza de Armenia, que previamente no había alcanzado el umbral del diez por ciento de los apoyos.

El expresidente –quien fue además presidente de Nagorno Karabaj entre 1994 y 1997 y primer ministro entre 1997 y 1998– se ha presentado durante la campaña como un hombre de Estado con experiencia, frente a un Pashinián que lleva menos tiempo en el poder.

Sin embargo, parte del debate ha girado también en torno a que la figura de Pashinián es vista como un impulso democratizador, frente a una postura más autocrática de Kocharián, especialmente recordado por la violenta represión de las protestas tras las elecciones de 2008, en las que su ‘delfín’, Sargsián, se impuso al opositor Levon Ter-Petrosián.

Por otra parte, partidos opositores como Armenia Próspera, Armenia Brillante y la Alianza Me Honra –encabezada por el antiguo jefe de los Servicios de Seguridad Nacional Artur Vanetsián y en la que está integrado el histórico Partido Republicano de Armenia (RPA)– están por debajo del cinco por ciento de los votos.

En este contexto, el presidente del país, Armen Sargsián, instó el sábado a los ciudadanos a depositar en paz su voto en las elecciones parlamentarias. Después de una amarga campaña electoral llena de amenazas e insultos, es inaceptable que “se crucen las fronteras políticas y morales, que la situación se intensifique y se fomente el odio y la enemistad”, lamentó el mandatario.