Inicio Galicia A Coruña Seis años de cárcel para el hombre que mantuvo a su padre...

Seis años de cárcel para el hombre que mantuvo a su padre encerrado en el bajo de una casa en Trazo (A Coruña)

0

El anciano, con deterioro cognitivo y EPOC, estuvo encerrado en condiciones higiénicas “deplorables” y “en total soledad”

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de A Coruña ha dictado una sentencia en la que condena a seis años de cárcel a un hombre que mantuvo encerrado a su padre en el bajo de una casa ubicada en Trazo (A Coruña).

El fallo, de febrero, determina que el acusado es culpable de un delito de detención ilegal de persona desvalida con la circunstancia agravante de parentesco. Así, le condena a cinco años, seis meses y un día de prisión, con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y la prohibición de aproximarse a la víctima durante diez años.

Además, como autor de un delito de maltrato o trato degradante en el ámbito de la violencia doméstica, le condena a seis meses de prisión, al tiempo que le priva de tenencia de armas por tres años y le prohíbe nuevamente aproximarse a la víctima, esta vez durante un periodo de cinco años.

Como hechos probados, la sentencia concluye que el acusado mantuvo en 2017 encerrado a su padre, “en contra de su voluntad y por un periodo de tiempo indeterminado”, en un bajo o sótano de una vivienda familiar a medio construir en medio del monte en la parroquia de Chaián, en Trazo.

CONDICIONES HIGIÉNICAS “DEPLORABLES” Y EN “TOTAL SOLEDAD”

Lo hizo, agrega, en unas condiciones higiénico sanitarias y de habitabilidad “deplorables”, en situación “de total soledad”, sin energía eléctrica , agua corriente , ventilación , luz artificial o natural ni calefacción.

Además, le proporcionaba la alimentación a través del hueco de la única ventana existente “tapiada en su interior en su casi totalidad”.

85 AÑOS, DETERIORO COGNITIVO Y EPOC

Allí fue encontrado por efectivos de la Guardia Civil el 26 de octubre de 2017, cuando acudieron al lugar alertados por los vecinos.

Tenía en la fecha de los hechos 85 años de edad , presentaba deterioro cognitivo y padecía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica – EPOC.