Inicio Galicia La instrucción policial atribuye a la pareja de Nerea Añel su muerte...

La instrucción policial atribuye a la pareja de Nerea Añel su muerte por homicidio doloso

0

OURENSE, 18 (EUROPA PRESS)

La instrucción policial atribuye a la pareja de Nerea Añel, actualmente ingresado en prisión por otros delitos, su muerte por homicidio doloso.

El acusado participó en la reconstrucción de los hechos realizada esta misma semana en las inmediaciones del regato donde apareció el cadáver de Nerea ocho meses después de su desaparición.

Como continuación de la investigación judicial, el Juzgado de Instrucción número 3 de Ourense, especializado en violencia de género, decretó la práctica de una reconstrucción de los hechos para determinar lo sucedido entre las últimas horas en las que se había visto a Nerea Añel el 15 de enero del pasado año para determinar lo ocurrido.

El Grupo de Investigación Especializado de la comisaría de Ourense constató que había sido vista acompañada de su pareja sentimental a escasos metros de la zona donde posteriormente apareció su cadáver.

Por lo que, tras el estudio de todas las evidencias, el grupo de investigación ha atribuido a la pareja de la víctima su homicidio doloso.

Entre los indicios han destacado que, aunque cuando se presentó la denuncia, declaró haber estado con ella en la zona en la que desapareció, después presentó “falsos testimonios ante la policía” y “manifestó versiones contradictorias” a familiares y amigos de la víctima “para explicar su ausencia”.

Además “fue la última persona que la vio con vida” y “una tarjeta bancaria a su nombre” se encontró entre la ropa de Nerea.

El cuerpo, según ha trasladado la comisaría, presentaba fractura de cráneo parieto-occipital como resultado de un posible impacto contra el suelo, acreditando los forenses “la muerte violenta” por la que le atribuyen un homicidio doloso.

Con todo, la jueza ha decretado libertad provisional porque considera que, al encontrarse ya en prisión por otra causa, no existe riesgo de fuga ni “la posibilidad de alterar pruebas o influir en los testigos”.

Nerea Añel había desaparecido en Ourense a mediados de enero del año pasado, su familia la vio por última vez la noche de Reyes, cuando presentó al ahora encausado como su novio.