Inicio Galicia La Cátedra Feminismos 4.0 DePo-UVigo celebra dos años de “éxitos” en su...

La Cátedra Feminismos 4.0 DePo-UVigo celebra dos años de “éxitos” en su objetivo de identificar machismos digitales

0

Además de luchar para que en Internet no se produzcan desigualdades, busca promocionar las carreras STEM entre las jóvenes

VIGO, 18 (EUROPA PRESS)

La Cátedra Feminismos 4.0, puesta en marcha por la Universidade de Vigo (UVigo) y Diputación de Pontevedra (DePo), está a punto de cumplir dos años con el “éxito” de “todo lo conseguido en tan poco tiempo” en su objetivo de identificar machismos digitales y promocionar entre las jóvenes las carreras de ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

Según ha explicado a Europa Press la directora de la Cátedra y de la Unidade de Igualdade de la UVigo, Águeda Gómez, “el mundo de lo digital es omnipresente”, por lo que es necesario “luchar para que en ese espacio no se produzcan esas desigualdades que en el mundo offline existen y se regulan con leyes”.

La Cátedra Feminismos 4.0 nació en 2019 para luchar contra las “desigualdades de género” existentes en el mundo virtual, y así trabajar frente a cuestiones como el “machismo digital que se puede encontrar en las redes sociales, en los sesgos de género de los algoritmos, en los estereotipos sexistas…”.

Asimismo, esta iniciativa tiene el objetivo de promocionar las carreras STEM entre las mujeres. “En pocos años, la mayoría de empleos y los más remunerados van a estar ubicados en este ámbito, si no estamos –las mujeres–, la brecha salarial que ya existe puede que se incremente aún más”, ha alertado Gómez.

En este contexto, la Universidade de Vigo presentó la propuesta de la Cátedra a la Diputación de Pontevedra, y en su presidenta, Carmela Silva, encontró “un compromiso claro y fundamental”. “Para mí es una aliada por su voluntad para colocar en la agenda política la desigualdad entre mujeres y hombres”, ha agregado.

En este sentido, ha indicado que si bien existían investigaciones con perspectiva de género, en el mundo digital este ámbito estaba “poco estudiado”. Así, apostaron por descubrir más sobre ese entorno: “¿Qué estaba pasando, era Internet un espejo de la desigualdad del mundo real o se estaba incrementando más si cabe?”.

LA IGUALDAD COMO PRIORIDAD

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha trasladado a Europa Press que “trabajar hacia la igualdad precisa del conocimiento y de tejer redes con las mujeres que forman parte de colectivos feministas y, de una forma muy particular, con la universidad”.

Por ello, cuando la Universidade de Vigo les planteó esta idea, les pareció que se trataba de “un instrumento fundamental para reflexionar, para promover, visibilizar y también para hacer llegar –que la igualdad– tiene que ser una gran prioridad para el conjunto de la sociedad”.

“Nace de ese interés de dos administraciones de crear espacios donde podamos avanzar de una forma rigurosa, seria, con contenidos, con formación y con información hacia la igualdad, porque las mujeres somos la mitad del mundo y tenemos que seguir avanzando”, ha rematado.

EL MUNDO DIGITAL NO ES NEUTRO

Fruto de las investigaciones y actividades realizadas en el marco de la Cátedra, las participantes han confirmado que “el mundo digital no es neutro”, ya que en él “se reproducen esas desigualdades de poder entre hombres y mujeres, sexismo, misoginia…”.

Como ejemplo, Gómez apunta que en Wikipedia el número de perfiles sobre científicas es “mucho menor” que el de científicos, “cuando esa representación no es así en el mundo real”. “Hay infrarrepresentación de la mujer”, ha concluido.

Dentro del mundo virtual, los sesgos de género existen también en la inteligencia artificial. Así lo ha confirmado la profesora de la Universidade da Coruña, catedrática de Inteligencia Artificial y miembro del Consejo Asesor (CAIA) del Gobierno en este ámbito, Amparo Alonso, que participa en varias de las iniciativas de esta Cátedra.

En el marco de su trabajo, ha puesto en relieve que la inteligencia artificial es una de las tecnologías que conducen hacia la sociedad del futuro, si bien ha apuntado que el hecho de que los equipos que la desarrollan estén compuestos en su mayoría por hombres de raza blanca y economía media alta, “aunque sea de forma inadvertida”, ocasiona “sesgos que pueden perpetuar esos roles sexistas y de desigualdad”.

Estos sesgos son visibles también en los asistentes personales. “La mayoría surgen como mujeres, con voces de mujer, personalidad de cierta sumisión, e imagen asociada a una mujer joven…”, ha apuntado la catedrática, que considera que esta situación “propaga estereotipos”. Pese a ello, ha valorado que, fruto de un informe de la Unesco, ahora “casi todas ellas tienen ya versiones masculinas”.

Tampoco los algoritmos son neutros, ya que “la mayoría usan datos del mundo real y tienen sesgos: de género, raciales…”. “Una forma de luchar contra eso es intentar que haya mayor diversidad, lo que choca con la falta de acceso de las mujeres” a carreras como Informática, ha admitido, indicando que “es la pescadilla que se muerde la cola”.

PROYECTOS DE IGUALDAD

En esa apuesta por “llenar –Internet– de expertas”, en el marco de esta Cátedra pusieron en marcha la convocatoria de proyectos de investigación de la sociedad digital, que ya ha celebrado dos convocatorias. También lanzaron un ‘Workshop’, que este año celebrará su tercera edición en octubre, por el que invitan a expertas a “dar lecciones magistrales” sobre los retos del futuro.

Igualmente, han creado los premios ‘GirlGeekCovid’ que, para visibilizar la figura de las mujeres STEM, otorga premios a alumnas basándose en su expediente académico y una carta de motivación. Además, en marzo de este año lanzaron un Comité de Sabias que, contando con numerosas expertas, funciona “a modo de laboratorio de ideas para trabajar contra esa desigualdad en el ámbito digital”.

Asimismo, se ha desarrollado un ‘microcurso’ en formato de vídeo breve, cuyo objetivo es ofrecer un “microaprendizaje feminista” en ámbitos corporativos. Soledad Torres, ingeniera de telecomunicaciones y profesora en la UVigo, se encuentra detrás de este proyecto, dentro de su colaboración con la Cátedra.

Según ha explicado a Europa Press, esta iniciativa surgió para responder a la demanda “creciente” de las empresas, que tienen que desarrollar programas de igualdad y en algún punto de su implantación detectan necesidades de formación. Así, exploraron qué tipo de contenidos podían adaptar y desarrollaron un curso piloto, con cuatro vídeos con cuestionarios.

MUJER Y VIDEOJUEGOS

Luz Castro, ingeniera de telecomunicaciones y profesora en la Universidade da Coruña, ha reconocido que en el ámbito de los videojuegos también hay menos mujeres trabajando, si bien no son menos como usuarias. Así, ha indicado que las mujeres representan entre el 44 y el 46 % de la población jugadora, mientras que su actividad laboral en la industria se sitúa entre el 14 y el 18 %.

“Si no hay mujeres en los equipos de desarrollo de videojuegos, si son poco diversos, los videojuegos que salgan de ahí también”, ha avisado, en declaraciones a Europa Press, insistiendo en que “es importante que haya mujeres en el sector y desarrollando videojuegos”.

En el mismo contexto, se ha referido también a otra problemática asociada a los videojuegos en línea, cuando “muchas veces las jugadoras son o bien acosadas o bien tratadas con condescendencia” o bien los jugadores varones no quieren jugar con ellas. Se trata de situaciones de discriminación que es necesario erradicar de estos entornos.

Pese a lo anterior, Castro entiende que no todo es negativo, ya que sí aprecia “un cambio, una preocupación” en la industria por incorporar, por ejemplo, protagonistas femeninas. “Las cosas están cambiando, y hay indicios y datos que así lo demuestran; aún queda mucho para la igualdad plena, pero sí se están dando pasos”, ha finalizado.