Inicio Galicia A Coruña Galicia vive el invierno más húmedo de las últimas dos décadas, aunque...

Galicia vive el invierno más húmedo de las últimas dos décadas, aunque registra temperaturas normales para el periodo

0

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS)

Galicia registró temperaturas normales este invierno, que fue el más húmedo de las últimas dos décadas, ya que registró precipitaciones un 76% superiores a las habituales según el periodo 1981-2010, utilizado como referencia.

El avance del informe climatológico del inverno elaborado por Meteogalicia detalla que la última estación fue muy húmeda y que resulta preciso remontarse a 2001 para encontrar un precedente más lluvioso.

Aunque los tres meses del periodo registraron precipitaciones más elevadas, destaca en mayor medida febrero, un mes marcado por varias borrascas muy activas y sus frentes asociados en el que llovió un 139% más de lo habitual, una anomalía similar a la de los años 2014 y 2016.

Del mismo modo, en diciembre y enero llovió un 67% y un 37% más de lo previsto, respectivamente, por lo que el conjunto del periodo se caracterizó por ser muy húmedo y el valor medio de las precipitaciones se situó en 853 litros por metro cuadrado.

En concreto, los valores más altos se concentraron en una gran parte del oeste de Galicia y las zonas montañosas de las provincias de Lugo y Ourense, donde se superaron los 2.500 litros por metro cuadrado. Mientras, en la comarca de Valdeorras se registraron menos de 250 litros por metro cuadrado en todo el periodo.

En cuanto a las temperaturas, este invierno presentó valores normales para esta época del año. Así, la temperatura media en los meses de diciembre, enero y febrero se situó 8,8 grados.

Por zonas geográficas, los valores más extremos se localizaron en el Macizo central de Ourense y en Pena Trevinca, donde se rozaron los -0,8 grados; y el litoral, cuya proximidad al mar permitió alcanzar temperaturas medias de casi 12 grados.

De acuerdo con los valores medios del periodo de referencia, las temperaturas presentaron un comportamiento similar al habitual debido a que, aunque las máximas fueron ligeramente frías, 0,41 grados por debajo de lo normal, las mínimas fueron muy cálidas, 1,06 grados por encima de la media histórica, lo que permitió compensar el dato anterior.

La anomalía de la temperatura media para el conjunto de la comunidad fue de 0,32 grados, un dato que contrasta con el correspondiente al invierno anterior, que fue mucho más cálido y presentó valores medios que superaron en 1,31 grados los del periodo de referencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre