Inicio Galicia A Coruña Galicia trabaja en una desescalada urbana y otra rural tras aliviar a...

Galicia trabaja en una desescalada urbana y otra rural tras aliviar a seis municipios pero ninguna ciudad

0

Santiago y Ourense se aproximan más a la reducción de restricciones y entran en nivel tres Muxía, Dumbría, Cee, Ribadumia, Meaño y Meis

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

La buena evolución de las ciudades de Santiago y Ourense en los últimos días aproxima a ambas ciudades a un alivio de medidas de restricciones, pero por el momento habrá que esperar a los «próximos días» y a que se consolide la tendencia a la baja en ambas localidades. Así lo ha determinado el subcomité clínico en el que se han levantado las restricciones de nivel tres –fundamentalmente el cierre perimetral y de la hostelería salvo servicios para llevar– en seis municipios: Viveiro, Mugardos, Vedra, O Pino, Toén y San Cibrao das Viñas.

En el lado opuesto, se han establecido medidas del conocido como ‘modelo Carballiño’ en otro seis municipios, que entrarán en vigor esta medianoche: Muxía, Cee y Dumbría, en A Costa da Morte; y Meis, Meaño y Ribadumia, en la zona de O Salnés. «Vamos a pedir un esfuerzo», ha dicho el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en referencia a los vecinos de estos municipios.

El próximo martes se volverá a reunir el comité clínico y, encima de la mesa, estará un documento para la desescalada en la que está previsto que, además, se incorporen parte de las propuestas que el sector de la hostelería ha realizado a la Xunta y que fueron elevadas al órgano en el que participan los expertos junto a los dirigentes políticos.

De este modo, se trataría de hacer unas medidas intermedias y que se aplicarán por lado a las zonas urbanas y, por otro, a las rurales, poniendo el baremo en los 10.000 habitantes.

Además, en esa reunión también está previsto que quede cerrado el documento para la desescalada incluyendo las medidas para la hostelería, que podrán ser de diferente grado en función, por tanto, del tipo de municipio. El lunes, habrá una reunión con el sector de la hostelería para terminar de pulir las medidas propuestas, una reunión previa al comité clínico.

SITUACIÓN DE OURENSE Y SANTIAGO

Como ya se había constatado en la reunión del comité clínico, la evolución de las ciudades es positiva y destacan entre todas ellas la de Santiago y la de Ourense, con 124 casos de incidencia acumulada y 144, respectivamente, en los últimos siete días. «Es buena y esperamos aliviar restricciones en los próximos días y que pasen a un estado diferente. Esto fue lo que trasladé al alcalde de Santiago», ha certificado Comesaña en la rueda de prensa posterior al subcomité clínico.

Con constantes llamadas a la «prudencia», para que los datos, estabilizados, se «consoliden» en esta tendencia, Comesaña indicó que todavía es pronto para observar la evolución de Moaña, que entró en nivel máximo de restricciones el hace apenas unos días.

«ESTABLE A LA BAJA»

En líneas generales, Comesaña ha destacado que Galicia se encuentra «estable, a la baja» con menos casos positivos en las últimas horas (441 por debajo), descenso en el número de personas con la enfermedad activa y bajada de la presión hospitalaria.

También informó de que, además de los ayuntamientos mencionados, siguen en vigilancia especial los de Sarria y Chantada y se incluye el de Ordes, que no estaba, en esta observación más estrecha, aunque en ninguno de estos municipios se ha adoptado ninguna medida adicional a las generales que hay para toda Galicia. También sigue Ribera bajo lupa especial.

Además de los datos «francamente buenos» de Santiago y Ourense, que en cuanto «tengan un poco más de estabilidad será el momento de que pasen a un nivel diferente» –«estamos cerrando cuáles serían las condiciones de apertura de estos ayuntamientos, apostilló–, también mejoran el resto de ciudades, si bien «no acaba» de hacerlo Pontevedra y su zona perimetral, donde se van a hacer cribados.

La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, también ha corroborado la situación de Galicia «con tendencia descendente, estable» y con un incidencia acumulada a 14 días de 286,57 y 122,17 a siete días. Esta evolución positiva se obtiene teniendo en cuenta el porcentaje de PCR positiva y datos asistenciales, así como un nivel reproductivo por debajo de uno –en el 0,9 se sitúa–.

Así, se ha observado una mejoría en A Coruña, con 171 casos de incidencia acumulada; Ferro, por debajo de los 257; Santiago, con 124 y Lugo, con tendencia a la baja y una incidencia de 215. El de Ourense es uno de los descensos «más pronunciados» y está en 149 casos, frente a los 204 de la comparativa anterior. Vigo está estable con uno 300 casos y Pontevedra, aunque hay «preocupación», presenta una «cierta tendencia al descenso» y una incidencia acumulada de 337 casos en los últimos 14 días, frente a los 349 de la comparativa anterior.

Además, Carmen Durán también destacó que en los ayuntamientos en los que se han levantado las restricciones de nivel tres tuvieron uno, dos o cero casos en los últimos días y presentan una incidencia acumulada «muy baja» a siete y 14 días. Al contrario, los municipios a los que se les han subido las restricciones, se ha constatado un «empeoramiento», con incidencia acumulada de más de 250 casos en todos ellos.

En cuanto al seguimiento en Valdeorras, en Petín solo se ha dado un caso en los últimos siete días y la evolución de A Rúa es «favorable», aunque también se seguirá su evolución. Sarria ha evolucionado de 150 a 112 casos en siete días y Ordes se han introducido en seguimiento especial por pasar a una incidencia de 321 casos en los últimos 14 días.

Por su parte, el gerente del Sergas, Julio Flores, ha apuntado que ha bajado el nivel de consultas en el 061 y el número de urgencias hospitalarias también se ha establecido, así como se han disminuido los ingresos en un 3 o 4 por ciento. También ha bajado la ocupación de las camas, con una caída del 14 por ciento en hospitalización convencional y un 5,43 en UCI.