Inicio Galicia A Coruña El gobierno de Lugo desvincula el alcance del fuego de O Ceao...

El gobierno de Lugo desvincula el alcance del fuego de O Ceao de la presión del agua y lo atribuye a los materiales

0

El PP urge una solución a ese “problema grave” para la actuación de los bomberos y revisar el plan de emergencias

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS)

El gobierno municipal de Lugo desvincula el alcance del fuego del polígono de O Ceao de la presión del agua para sofocarlo. Por su parte, lo ha atribuido a los materiales que ardieron y a la escasa distancia entre naves.

Por su parte, el PP urgió una solución a lo que ha calificado como un “problema grave” para la actuación de los bomberos en situaciones como la que se desató este domingo, y que se ha saldado con seis naves calcinadas.

Como consecuencia de este incendio se han incrementado en el polígono los niveles de contaminación, lo cual imposibilita que los trabajadores accedan a algunas de las naves no afectadas por las llamas, pero sí por el humo.

Así lo ha explicado este lunes la alcaldesa, Lara Méndez, durante una visita a la zona, para comprobar in situ las labores de control que se llevaron a cabo durante toda la noche.

Los medios continúan refrigerando “los puntos más complejos” para evitar que el fuego se pueda propagar y para tratar de atenuar los daños “ya de por sí elevados”, según ha advertido la regidora.

Otra de las tareas es precisamente ese control de las emisiones de CO2 “para saber si las naves no afectadas son aptas para poder entrar a trabajar con normalidad”. “En algún caso ya hemos corroborado que no, que tienen que pasar unos días para que esa contaminación baje y puedan acceder las personas en condiciones sanitarias aceptables”, ha destacado Méndez.

También ha acudido al polígono el jefe de servicio de arquitectura, que está “revisando daños donde se ve que hay que actuar”, cuestión que se trasladará a las empresas “por posibles derrumbamientos o mayores consecuencias para las estructuras”.

Por último, la primera edil ha constatado que los medios seguirán en O Ceao efectuando “las labores de retén para intentar buscar la normalidad” tras el incendio.

El Ayuntamiento de Lugo mantiene un cierre perimetral en la zona más afectada para garantizar la seguridad, según informe a través de un comunicado de prensa.

Además, según apunta, un dispositivo especial de tráfico regula, desde el inicio de la jornada, los accesos al parque industrial para garantizar la normalidad en la circulación.

El Consistorio también precisa que el servicio de arquitectura elaborará ahora un informe para determinar el alcance de los daños estructurales, que, “en algunos casos, obligarán a la demolición de parte o de la totalidad de las construcciones”.

Añade que, a los empresarios, la alcaldesa trasladó cuáles serán los pasos que dará el Ayuntamiento y se comprometió “a agilizar en todo lo posible la tramitación para que puedan retomar cuanto antes la actividad en sus establecimientos”.

PP

Por parte del PP, el portavoz, Antonio Ameijide, ha llamado la atención sobre que “urge dar una solución” al “problema grave” de falta de presión de agua “suficiente” en el polígono y también revisar el plan de emergencias municipal, sin actualizarse “desde 2007” y en el que “incluso” no figuran algunos barrios de Lugo.

Después del incendio “más grave de la historia de esta ciudad”, ha aplaudido el “trabajo excepcional” por el que se logró sofocar el fuego, pero ha aprovechado para pedir “dotar de medios humanos y materiales a los bomberos”, ya que la ciudad tiene “menos de la mitad de los bomberos que necesitaría una ciudad de casi 100.000 habitantes”.

EL SUMINISTRO DE AGUA, “GARANTIZADO”

Por su parte, el edil de Medio Ambiente, Álvaro Santos, ha asegurado que, desde que se decretó el fuego, el suministro de agua “estuvo garantizado”, según apunta la nota de prensa del Ayuntamiento.

“La envergadura del incendio y, sobre todo, las consecuencias que tuvo, no guardan ninguna relación con la presión ni con el caudal del agua de los hidrantes del polígono, que se encuentra abastecido con un depósito propio”, indica.

Al respecto, concluye que “todo apunta a que la extensión de la superficie que se vio afectada por las llamas obedece a la elevadísima carga térmica del foco que las propició y que hacía incontenible, ayudada por las condiciones climatológicas, la progesión de las llamas”, según Santos.

“Determinante en el devenir de los acontecimientos fue también el tipo de materiales, altamente inflamables, que se almacenaban en estos negocios, entre los que a penas existía separación que actuase como cortafuegos”, remacha.