Inicio Galicia A Coruña Cvirus.- Galicia está «estable», preocupa Pontevedra y Santiago, A Coruña y Ourense...

Cvirus.- Galicia está «estable», preocupa Pontevedra y Santiago, A Coruña y Ourense rozan el alivio de medidas

0

Sanidade prevé retirar las medidas de restricción cuando la incidencia baja de 100 casos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS)

La Comunidad gallega presenta unos datos de incidencia del coronavirus que revelan que la situación es «estable» y con una «cierta tendencia descendente», en un contexto en el que las ciudades permanecen con el nivel máximo de restricciones que ha decretado en esta segunda ola la Xunta, con la hostelería cerrada.

En el escenario analizado, tras la reunión del comité clínico del que han informado varios representantes de la comisión de expertos junto al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. En la rueda de prensa se ha constatado una mejoría de Santiago, A Coruña y Ourense, así como una evolución favorable de Lugo y Ferrol e incluso Vigo; frente a Pontevedra, que sigue preocupando.

Precisamente, en la reunión del subcomité clínico del próximo viernes, se analizará la situación de las ciudades que mejor han evolucionado –Santiago, A Coruña y Ourense–, al respecto de lo que el conselleiro ha dicho que «se encuentran más cerca del objetivo» que contemplan en el borrador de criterios para la desescalada de los ayuntamientos.

A este respecto, Comesaña no ha querido avanzar si el viernes se producirán noticias positivas sobre la desescalada para estos municipios, pero ha manifestado que sí estará el análisis sobre la mesa. Por ello, ha vuelto a apelar a la «prudencia» sin descartar ninguna posibilidad.

BORRADOR DE LOS CRITERIOS

Precisamente, la consellería, apoyada por los planteamientos y decisiones que se adoptan en el seno del comité clínico, prevé que las medidas de restricción más elevadas se puedan suavizar cuando, entre otros criterios, en los últimos siete o diez días la incidencia acumulada se haya mantenido por debajo de los 100 casos por 100.000 habitantes, que sería la situación que rozan los mencionados municipios.

De hecho, este ha sido el criterio que, según ha explicado la directora de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, se ha empleado para levantar el máximo nivel de restricciones a los ayuntamientos de Verín, Amoeiro y Coles, en la provincia de Ourense; Monforte, en la de Lugo; Boqueixón, Val do Dubra y Trazo, en A Coruña; y Campo Lameiro, en Pontevedra.

Además de este parámetro de incidencia acumulada, en el borrador que maneja Saúde Pública pero que todavía está en elaboración, también se tienen en cuenta otros como son la evolución favorable tanto de la disminución de número de casos, la bajada de la presión asistencial y el porcentaje de positivos por PCR realizadas.

Aunque Comesaña ha querido lanzar un cierto «mensaje de esperanza», en la reunión de este martes se ha incluido un nuevo ayuntamiento en el nivel máximo de restricciones, el de Moaña, que tiene cierre perimetral no compartido con Cangas, pese a que es limítrofe, porque la situación de epidemiológica es diferente. Sus medidas entran en vigor a la medianoche.

Por otro lado, el comité clínico ha incluido en la lista de ayuntamientos con especial vigilancia a los siguientes: Ribeira, Petín, A Rúa, Dumbría y A Lama, aunque por el momento no se han acordado medidas adicionales de restricción. Mientras, Fisterra pasa a especial seguimiento y sigue en seguimiento Sarria y Chantada.

ESTABLE

La situación de Galicia es «de estabilidad con cierta tendencia descendente», ha dicho Carmen Durán, quien ha indicado que la incidencia se sitúa en 275 caso por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y en 134,88 en los últimos siete días, frene a los 292 y 147, respectivamente.

Además, ha indicado que el porcentaje de pruebas diagnósticas positivas está por debajo del 10 por ciento, lo que permite decir que hay «mejoría». Aseguró que hay una «mejoría general» en A Coruña, Ferrol, Lugo, Santiago, Ourense y Vigo y que «la única excepción es Pontevedra». Además, A Coruña, Ourense y Santiago se sitúan por debajo de los 200, lo que significa «una buena noticia», mientras que, por ejemplo, Ferrol ha bajado de los 300, «iba muy lento», y ahora se sitúa en los 258.

También Vigo experimenta una mejoría, con 313 casos frente a los 367. Pontevedra, en el lado opuesto, es el único que «no mejora» y pasó de una incidencia de 326 a 249 en los últimos 14 días y de 165 a 184 en los siete últimos.

OTROS DATOS

Por su parte, el gerente del Sergas, Julio Flores, ha informado de que los datos de presión asistencial deben de ser analizados con prudencia, apelando, de nuevo, a la responsabilidad individual para continuar mejorando los datos sanitarios gallegos.

Así, concretó que la ocupación media de las unidades de hospitalización en Galicia descendió un 11 por ciento durante los últimos siete días y en un 3 por ciento en lo referente a las camas de críticos.

En la rueda de prensa también han participado Marina Varela, desde el hospital de Pontevedra. Ella apeló a «realizar un mayor esfuerzos» y apuntó a «disminuir las restricciones en determinadas áreas y aumentarlas en los puntos más calientes». Además, ha llamado a la «prudencia en las próximas semanas» para «evitar una tercera ola si es posible».

Por su parte, desde Ourense, intervino María Sande, ha reconocido el «descenso franco» en algunas localidades, lo que «demuestra que las medidas de restricción funcionan» donde se han decretado. Comesaña ha agradecido el «esfuerzo» de los vecinos en los ayuntamientos donde se han decretado restricciones en una comparecencia que terminó con un mensaje de repulsa y condena de la violencia machista.