Inicio Galicia AMP- La Guardia Civil incorpora una perra detectora de cebos envenenados tras...

AMP- La Guardia Civil incorpora una perra detectora de cebos envenenados tras meses con casos e incidentes en Ourense

0

La Border Collie llega a la comandancia de la ciudad, donde se han registrado casos de perros afectados por cebos con alfileres

OURENSE, 12 (EUROPA PRESS)

El Grupo Cinológico de la 15 Zona de la Guardia Civil de Galicia ha incorporado a su plantilla una perra detectora de cebos envenenados, que se produce después de meses con casos de este tipo registrados en la ciudad de Ourense.

Se trata de una Border Collie de 15 meses de edad llamada Trudi u está especializada en la detección de cebos envenenados. Así, desarrollará su labor bajo la supervisión del guía que la ha entrenado durante un año en los montes gallegos, tras haber superado satisfactoriamente todas las pruebas en la Escuela del Servicio Cinológico de la Guardia Civil en el Pardo (Madrid).

“Trudi, durante su adiestramiento, aprendió a través del juego a detectar los cebos envenenados y animales muertos por haberlos ingerido”, subraya la Benemérita.

Con esta incorporación, la Guardia Civil asegura que tendrá “un mayor control”, en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia, “de esta práctica ilegal” contemplada en los artículos 336 y 337 del Código Penal.

Al respecto, recuerda que estos casos conllevan un castigo de prisión de cuatro meses a dos años o multa de 8 a 24 meses y, en cualquier caso, la inhabilitación para ejercer el derecho de cazar o pescar de 1 a 3 años.

El objetivo de estas prácticas, añade la Guardia Civil, “es exterminio de depredadores en el área donde se depositan, originando un grave problema medioambiental, por los daños indiscriminados que produce”.

MESES CON CASOS

Precisamente, Ourense ha registrado numerosos casos en los últimos meses. La asociación de voluntarios Agallas ha denunciado que, aunque con anterioridad la mayor parte de las trampas se encontraban localizadas en el barrio de O Vinteún, cada vez son más las zonas afectadas en la última temporada especialmente en los parques caninos.

Precisamente, esta ha sido la localización del último incidente este pasado fin de semana, en el que se tuvo que desalojar el parque canino de Salesianos, situado junto al Puente Romano, y proceder a su limpieza después de que la Policía Local fuese advertida de que se habían encontrado nuevos cebos.

En esta ocasión el perro afectado llegó a ingerir veinte alfileres ocultos en el interior de salchichas o pedazos de paté y tuvo que ser operado de urgencia, aunque ya “se recupera con normalidad”.

Sin embargo, el problema de los cebos con alfileres en la ciudad de Ourense viene de largo. En el mes de enero se saldó con la muerte de un cánido en la zona de O Vinteún, por ello las distintas asociaciones como Agallas o la Asociación de Propietarios de Mascotas de Ourense, Apmou, solicitaban la colaboración de la Policía Local.

MEDIDAS POLÍTICAS

En este mismo sentido, el pasado mes de marzo, el Partido Popular solicitó en el pleno la adopción de “medidas urgentes y contundentes contra la situación de maltrato animal”, y la concejala Ana Morenza defendía que “el Ayuntamiento tiene la obligación de salvar la seguridad de toda la ciudadanía y de luchar” contra este tipo de casos.

Entre las peticiones realizadas se solicitaba que el Ayuntamiento de Ourense instalase cámaras de videovigilancia en todos los parques caninos con la intención de evitar esta situación y atrapar a la persona o personas que estuviesen detrás de los hechos.

En su momento el concejal de Seguridad Ciudadana, Telmo Ucha, trasladaba la complicación de que se pudiese llevar a cabo la instalación de tales cámaras, por tratarse de un sitio público en el que habría que pedir permiso a la Subdelegación del Gobierno y que no supondría una solución “eficiente” ni “a corto plazo”.

En esa posición se ratifica Ucha apuntando que la petición “fue rechazada por la Subdelegación” y que “aún en caso de realizar otra y que se acepte, lleva un plazo por el que no estarían antes de tres meses”. Así ha comunicado que se plantean otras medidas como “cerrar los parques solo para mascota con acompañantes porque entendemos que alguien que va con su perro no haría esto”.