Inicio Extremadura Fernández Vara valora la importancia del regadío para combatir la despoblación y...

Fernández Vara valora la importancia del regadío para combatir la despoblación y contribuir a la eficiencia energética y uso adecuado del agua

0

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha puesto en valor este viernes el regadío porque “combate la despoblación, permite la eficiencia energética y contribuye al uso adecuado del agua”.

De esta manera se ha pronunciado el jefe del Ejecutivo autonómico durante su intervención en la clausura de la jornada conmemorativa ‘XX años de Modernización del Regadío en las Comunidades de Regantes de Extremadura’ celebrada hoy en Mérida.

En este contexto, Fernández Vara ha resaltado que el regadío puede ser la solución a problemas como la inmigración y la despoblación.

El presidente extremeño ha asegurado en esta clausura de la jornada que conmemora el veinte aniversario de “un buen modelo, el regadío”, que en Extremadura “tenemos margen de crecimiento”, no solo porque sea de las comunidades que más producen alimentación en España, de las denominadas comunidades agro, o de las comunidades que menos superficie cultivada tiene de regadío, sino porque “alguien tiene que estar pensando en un futuro”, ha recalcado.

En este sentido, Fernández Vara ha evidenciado que “no es un problema solo de analizar viabilidades actuales sino también de futuro”, y ha instado a saber si “vamos a tener para dar de comer a la gente, sí o no, conjugándolo en la primera persona del plural porque el nosotros somos todos”, ha indicado.

“A veces hay tanta interrelación en las cosas que no se acabará con la inmigración si no se pone fin al problema del hambre en el mundo”, ha aseverado. Por ello, ha subrayado que “cuando nosotros planteamos desde Extremadura crecer y tener más superficies de regadío no hablamos solo de resolver un problema de las comarcas extremeñas sino de resolver el problema del mundo”.

Sobre esta reflexión sobre la interrelación, el presidente ha hablado en este acto, con respecto a las migraciones y la globalidad de las situaciones que “cuando la gente no tiene para darle de comer a sus hijos, irá a buscar la comida donde haga falta, a cualquier lugar del mundo” y, en base a esta reflexión, ha insistido en cómo ha evolucionado la sociedad en los últimos años recordando que “no hay que actuar solo en lo local sino también en lo global”, porque “nosotros somos el planeta, somos el mundo en el que vivimos”.

Además, el presidente extremeño ha recordado que durante estos años en el gobierno ha podido conocer de primera mano la situación de países como Marruecos, Senegal, Camerún y Nigeria. Con respecto a este último, ha señalado que “el Gobierno nigeriano vino a Extremadura ha hablar de sus miedos y también de sus temores”, y se ha dirigido a todos aquellos que “quieren resolver el problema de la inmigración, no desde la inteligencia, sino desde la estupidez” que “el problema del mundo es nuestro problema y hay que darle una respuesta”.

El presidente extremeño ha advertido también en este acto que el agua, que es un bien escaso, será “el gran problema del siglo XXI por exceso y por defecto”, debido a que “vamos a un modelo de lluvias torrenciales que provocará que haya zonas secas y zonas inundadas”.

“Es tiempo de decisiones y de hacer buenos diagnósticos, contribuyendo con lo mejor de cada uno para salirnos al encuentro y conformar posiciones comunes y de consenso sobre estos asuntos globales”, ha concluido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre