Inicio extremadura El presupuesto del IMAS de Cáceres para 2021 asciende a 4,27 millones,...

El presupuesto del IMAS de Cáceres para 2021 asciende a 4,27 millones, un 23% más que el año pasado

0

CÁCERES, 9 (EUROPA PRESS)

El borrador de los Presupuestos del Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) del Ayuntamiento de Cáceres contempla una partida para 2021 de 4.277.595 euros, lo que supone un incremento del 23% sobre el del año anterior. Además, hay que añadir 1.446.929 euros que se presupuestan para gastos del personal que trabaja en este organismo autónomo.

En las cuentas diseñadas para este año se contempla un aumento del 50% en las prestaciones destinadas a emergencia social, que llegan a 1.081.000 euros para atender a la población más vulnerable en ayudas de alimentación, ropa, productos de higiene, suministros o leche maternizada, entre otros.

El Plan de las Personas Mayores, al que se destinan en torno a 1.900.000 euros, contempla varias acciones para mejorar la calidad de vida de los mayores. De ellas, el mayor montante es para el Servicio de Ayuda a Domicilio al que se destinan 1.436.158 euros, y habrá varios programas novedosos.

Por ejemplo, se realizará un servicio de terapia ocupacional, al que se destinan 100.000 euros, un catering a domicilio, por 183.000 euros, y un programa piloto de atención integral a 25 personas que residan en los barrios del distrito sur de Llopis Ivorra, Las 300 y Espíritu Santo, cuyo objetivo es facilitar su autonomía personal. Este último proyecto se desarrollará en colaboración con el Sepad y cuenta con 100.000 euros de presupuesto.

El IMAS también tiene previsto sacar este año dos convocatorias de subvenciones por la modalidad de concurrencia competitiva, una para entidades de atención especializada de ayuda a domicilio, dotada con 45.000 euros; y otra para entidades de personas con discapacidad, con 25.000 euros.

En materia de accesibilidad para personas con algún tipo de discapacidad y sus familias, se recoge por primera vez una partida de 50.000 euros para el Plan de Inclusión, Cáceres Inclusiva, cuyo documento se encuentra ahora mismo en fase de estudio de alegaciones antes de su aprobación.

Por lo que se refiere al Plan Municipal contra el Suicidio, conocido como Redvive, se destina una subvención nominativa de 5.000 euros al Colegio de Psicólogos, y el Plan Municipal de Drogas contará con 52.600 euros para prevención de drogodependencias y fomento de hábitos saludables.

En cuanto a la animación comunitaria para ludotecas, campamentos y actuaciones de compensación educativa con menores, se destinan 49.757 euros; y para mejora de equipamiento a cargo del proyecto Edusi, 148.000 euros. En el Área de Mujer el presupuesto total es de 329.584 euros.

También se ha aumentado la asignación a Cáritas del Centro Vida al que se destinan 50.000 euros y se sacará una subvención por 30.000 euros a asociaciones que reparten ropa y comida entre las personas sin hogar.

Los datos lo ha dado a conocer este martes la concejala de Asuntos Sociales, María José Pulido, quien ha señalado que la principal preocupación del IMAS es atender las emergencias de la población, que se han visto agravadas con la crisis sanitaria, social y económica provocada por la pandemia.

Pulido ha estado acompañada en la rueda de prensa por el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, que ha incidido en que con este presupuesto se pretende llegar a las personas que más lo necesitan con programas específicos para cada necesidad.

MÁS TRABAJADORES SOCIALES

Para atender mejor a la población, Salaya ha anunciado que se incorporarán 8 nuevos trabajadores sociales a través del convenio de la Junta de Extremadura, por lo que se alcanzará ya la suma de 21 trabajadores sociales en el IMAS. “Es un refuerzo de la plantilla de trabajadores sociales que es fundamental en un momento de especiales dificultadades”, ha recalcado.

Salaya ha recordado que, en lo que va de año, ya se han repartido 225.535 euros en prestaciones sociales, lo que hace ver las consecuencias de la crisis del Covid y justifica el crecimiento del presupuesto del IMAS para reforzar la asistencia a los ciudadanos.

Asimismo, ha aclarado que, desde la pandemia se ha incrementado “mucho” la demanda de prestaciones sociales sobre todo en la zona centro de la ciudad, donde los vecinos están necesitando más servicios sociales desde que comenzó la crisis.

“Por eso hay que desmitificar los servicios sociales, ya que no trabajan solo en un barrio concreto ni con un colectivo concreto”, ha explicado el alcalde, que ha añadido que el presupuesto del IMAS es un “escudo social” adaptado a la realidad de la situación coyuntural. “Es un presupuesto consensuado, ágil y sensible”, ha subrayado.

Además, este presupuesto también está preparado para ajustarse a las necesidades que vayan surgiendo durante el transcurso de los meses, por lo que se reservará una parte del remanente de tesorería para emergencias y para que se puedan activar ayudas si se han agotado los fondos a lo largo del año.

“Queremos reforzar soluciones basadas en los derechos y no en la caridad”, ha sentenciado Salaya, quien también ha destacado las alianzas con el resto de administraciones para sacar adelante proyectos de ayudas a los más necesitados.

A la pregunta de cuándo podría entrar en vigor el Presupuesto de 2021 teniendo en cuenta que todavía queda por delante un largo proceso administrativo, el alcalde “no” ha querido dar plazos. “Iremos al mejor ritmo posible pero asegurando que hacemos las cosas bien”, ha concluido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre