Inicio extremadura UPA-UCE pide medidas urgentes para el sector del vino ante la “fuerte...

UPA-UCE pide medidas urgentes para el sector del vino ante la “fuerte caída” de precios

0

MÉRIDA, 9 (EUROPA PRESS)

La organización agraria UPA-UCE Extremadura ha pedido a las administraciones “medidas urgentes” para el sector del vino ante la “fuerte caída” de los precios cuando apenas faltan tres meses para comenzar la nueva campaña.

Además, esta organización agraria pide al Ministerio de Agricultura seguir el ejemplo de otros países europeos productores, como Francia o Italia, y poner fondos nacionales para aliviar la situación del sector vitivinícola.

“Este sector se ha visto duramente golpeado por la pandemia, con una bajada del consumo y las exportaciones que se ha traducido en un excedente que a 31 de julio podría ser de 39 millones de hectolitros de existencias de vino”, mantiene la responsable del vino de UPA-UCE, Catalina García, en una nota de prensa.

Desde UPA-UCE Extremadura destacan que se trata de un sector “muy social”, que da “muchos puestos de trabajo” y que está presente en todas las regiones, por lo que “no se entiende que lo estén dejando morir”.

“Para una campaña normal podríamos esperar unos 40 millones de hectolitros que, sumados a estos 39, nos juntaríamos con 80 millones. Estas cifras darían como dos campañas para vender en una, lo que traerá como consecuencia una bajada de precios al inicio de la vendimia que va a repercutir aún más en la rentabilidad del viñedo”, lamenta García.

Desde UPA-UCE Extremadura critican que no haya disponibilidad financiera por parte de la Unión Europea y aseguran estar dispuestos a aplicar limitaciones de rendimiento de las explotaciones siempre que vayan acompañadas de medidas excepcionales por parte de las administraciones.

“Necesitamos apoyos a corto plazo, hace falta quitar vino del mercado para aliviar las existencias, tanto en Extremadura como en España”, señala García.

“Si hay aportación de fondos públicos, el sector se aprieta el cinturón. Somos los primeros que nos limitamos y estamos dispuestos a autorregularnos, pero sin precios y producción no podemos hacer viable nuestro trabajo”, destaca García.

“Cada año hay menos superficie y menos viticultores, hay que trabajar y luchar para tener un enlace de campaña y una vendimia más tranquila en relación precio y rentabilidad” ha concluido.