Inicio extremadura Actores ciegos de la ONCE participarán en un corto y en una...

Actores ciegos de la ONCE participarán en un corto y en una obra que forman parte del Festival de Mérida

0

MÉRIDA, 22 (EUROPA PRESS)

Actores y actrices ciegas o con discapacidad visual de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) participarán en un corto y en una obra que forman parte de la programación del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Estos dos proyectos escénicos de teatro inclusivo son el resultado de un convenio suscrito este martes por el Festival de Mérida y la ONCE y que supone un “paso adelante” en la “necesaria inclusión” de las personas ciegas en el sector de la cultura.

Así se ha pronunciado el director del certamen teatral, Jesús Cimarro, quien ha destacado además la “trascendencia e importancia” que el festival otorga a la necesidad de hacer una cita cultural “de y para todos” y donde todos tienen cabida, independientemente de sus capacidades físicas o intelectuales.

En la presentación de este convenio han participado, junto a Cimarro, la directora del Centro de las Artes Escénicas y de la Música de Extremadura (Cemart), Toni Álvarez; la delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Mérida, Catalina Alarcón; el delegado territorial de la ONCE, Fernando Iglesias; el director de Promoción Cultural, Atención al Mayor, Juventud, Ocio y Deporte de ONCE, Ángel Luis Gómez y el director del cortometraje ‘Si Talía fuera ciega’, Antonio Gil Aparicio.

APUESTA POR EL TEATRO INCLUSIVO

En su intervención, Jesús Cimarro ha puesto de relevancia la apuesta del Festival de Mérida por el teatro inclusivo, al tiempo que ha mostrado su deseo de que el certamen sea un evento cultural “sin barreras”, ya que el acceso a la cultura no debe tenerlas, ha recalcado.

De este modo, además de las diferentes acciones en materia de accesibilidad que pondrá en marcha el festival, Jesús Cimarro ha valorado estos dos proyectos escénicos — el corto y la obra de teatro– que acogerá en esta edición.

Así, ha informado de que el corto ‘Si Talía fuera ciega’ se proyectará en el Pórtico del Foro el próximo 12 de julio, con dos pases. Este trabajo muestra el teatro realizado por once compañías de teatro de la ONCE integradas por personas ciegas y con discapacidad visual.

Por su parte, la segunda de las propuestas será la representación de la obra ‘El coro’ a cargo de ‘La Ruina Teatro’, que forma parte de la programación de la extensión del festival en Regina y que se representará el 31 de julio.

ELIMINACIÓN DE BARRERAS

El delegado territorial de la ONCE, Fernando Iglesias, ha puesto de relevancia que, desde la fundación de la organización, una de las banderas de la ONCE ha sido la eliminación de barreras y la inclusión.

De este modo, ha considerado que es un placer estar con unos compañeros de viaje, como el Festival de Mérida, que no han tenido que eliminar ninguna barrera porque “nunca la han tenido”.

Así, ha valorado que las personas ciegas o con discapacidad visual pueden venir a Mérida como espectadores y disfrutar de unas obras accesibles en el Teatro Romano, pero también que puedan venir como grupos de teatro enseñando cómo desde esta disciplina estas personas pueden desarrollar sus capacidades.

El director de Promoción Cultural, Atención al Mayor, Juventud, Ocio y Deporte de ONCE, Ángel Luis Gómez, ha destacado que el convenio posibilita sacar adelante el trabajo que desarrollan los actores de la ONCE y de la forma “más normalizada posible”.

Gómez ha recordado que es la segunda vez que la ONCE suscribe un convenio con el Festival de Mérida y ha mostrado su satisfacción por el documental ‘Si Talía fuera ciega’, que recoge fragmentos de diferentes obras y en el que participan más de un centenar de actores de varias compañías adaptando, de esta forma, historias del teatro al cine.

En esta línea, el director Antonio Gil Aparicio ha apuntado que dirigir este documental, que ha calificado de “docuficción”, ha sido una experiencia “gratificante” y ha añadido que pretende reflexionar sobre que la inclusión es “no poner barreras” y que cualquier persona, independientemente de su discapacidad, debe tener acceso a los diferentes ámbitos de la sociedad.

“Estas personas, que en este caso la discapacidad era visual, no podían ver, me han demostrado que pueden hacer perfectamente un trabajo como el actoral, no solamente en el teatro, que lo vienen desempeñando desde hace mucho tiempo, sino en este caso ahora también en el cine, lo que te da pie a no poner barreras a nada”, ha apuntado.

MARCHAMO DE CALIDAD

Por su parte, la directora del Centro de las Artes Escénicas y de la Música de Extremadura (Cemart), Toni Álvarez, ha valorado el marchamo de calidad que aporta la oferta de teatro inclusivo, ya que acerca la cultura a todas las personas.

También se ha referido Álvarez a la satisfacción por la relación que la Junta de Extremadura mantiene con la ONCE, ya que se han conseguido todos los objetivos propuestos.

La directora del Cemart ha reseñado que en las artes escénicas “no hay barreras” y siempre hay solución a algo que parece “imposible”, a lo que ha añadido que espera que la colaboración entre el Festival de Mérida y ONCE continúe.

En el turno de la delegada de Servicios Sociales, Catalina Alarcón, ha mostrado sus satisfacción por el próximo inicio de la programación del Festival de Mérida, una de las “principales joyas” de la ciudad, la comunidad y el país.

Así, ha recalcado que, durante su duración, las calles de la capital extremeña se llenarán de vida, “porque la cultura es vida”, y ha agradecido que el festival siempre ha apostado por llegar a todos los espectadores.