Inicio país vasco González entiende quejas de hosteleros pero cree que “la obligación de las...

González entiende quejas de hosteleros pero cree que “la obligación de las autoridades es proteger la salud de todos”

0

El diputado general de Álava dice que “lo importante es que lleguen vacunas y se pongan” para llegar al nivel de inmunidad lo antes posible

BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha dicho entender las quejas del sector de la hostelería antes las limitaciones de horario y aforo en las localidades en ‘zona roja’ por alta incidencia del Covid-19, pero ha afirmado que “la obligación de las autoridades es adoptar las medidas limitativas que garanticen y defiendan la salud y la vida del conjunto de ciudadanos”.

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, González ha señalado que en Álava están “como en el conjunto de Euskadi, del Estado, de Europa y del mundo, oleada tras oleada” y ha recordado que la primea oleada de la pandemia de la Covid-19 comenzó “más fuerte” en Álava, luego fue descendiendo y siendo “más fuerte” en otros territorios; luego, en la segunda ola, Álava fue el territorio “con menos incidencia” y, ahora, “vuelve a ser el territorio que, en este momento, tiene mayor incidencia”.

“Unas veces les va mejor a unos territorios, otras veces a otros y esta es la situación que tenemos, que solo podemos abordar desde la responsabilidad y el cumplimiento de las medidas de protección”, ha dicho.

En ese sentido, ha considerado que, “en general”, hay un cumplimiento “muy elevado” de la normativa y de las medidas de protección y restricción que se establecen, aunque ha reconocido que “el cumplimiento no es total y hay quienes no cumplen con esas medidas”.

“También es verdad que cada vez hay un mayor agotamiento y cansancio porque el hecho de que se vaya demorando la finalización de esta situación al conjunto de la sociedad nos cansa”, ha afirmado, para insistir en que, “en líneas generales”, en Álava “la gente cumple con las medidas”.

Tras señalar que la situación no es “exclusiva” de Álava o de Euskadi, sino que “se está produciendo en todo el mundo”, ha señalado que hay países europeos con medidas de protección y restrictivas “muy duras” como Bélgica, Alemania o Francia, que tienen “un número de positivos muy importante y una alta ocupación de sus instalaciones hospitalarias y de sus UCI”. A su entender, “tienen que ver, en este momento, las nuevas variantes y la capacidad de reproducción y contagio de esas nuevas variantes”.

En relación a las protestas de los hosteleros, Ramiro González ha dicho que “cualquier sector que se vea afectado por las restricciones que afectan directamente a su situación económica tiene motivos para quejarse, es lógico, natural y comprensible”, pero ha señalado que “la obligación de las autoridades es proteger la salud de todos”. Para ello, ha añadido, “en todos los países se han adoptado medidas limitativas de la hostelería”.

“Hay que ser conscientes de que la obligación de las autoridades es adoptar las medidas limitativas que garanticen y defiendan la salud y la vida del conjunto de ciudadanos, y creo que así lo entiende la inmensa mayoría de la ciudadanía, comprendiendo por supuesto el derecho a quejarse y a mostrar su disconformidad, en el caso de que sea así, de quien se ve afectado directamente por la adopción de estas medidas”, ha reiterado.

ASTRAZENECA

Sobre el acuerdo del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas de suspender la vacunación con AstraZeneca en menores de 60 años y los retrasos que esta decisión pueda provocar en la vacunación, Ramiro González ha destacado que el ritmo de vacunación en Euskadi está siendo “extraordinario” durante las últimas semanas y el sistema de aviso y cita ha funcionado “como un reloj”.

Por ello, ha considerado una “pena” que las “dudas” respecto al fármaco de la compañía anglosueca “estén, de alguna manera, empañando este éxito de vacunación y poniendo en duda el futuro de esta vacuna en concreto”.

El diputado general de Álava ha dicho que, ahora, “lo importante es que lleguen vacunas y que esas vacunas se pongan”. “Hemos demostrado que tenemos capacidad de poner todas las vacunas que hay a disposición, y lo importante es que haya disposición de vacunas en las próximas semanas y meses para llegar a ese nivel de inmunidad lo antes posible”, ha manifestado.

También, acerca de la decisión de seguir vacunando con AstraZeneca a la población de entre 60 y 65 años, ha dicho no tener “el conocimiento técnico suficiente” para pronunciarse sobre este asunto, y ha insistido en que “lo realmente importante es que el sistema de salud tenga la capacidad para, si se vacuna con AstraZeneca a partir de 60 años, reordenar el proceso de vacunación de manera que, las personas que necesitan más protección, reciban la vacuna cuanto antes, sea una vacuna u otra”. En su opinión, esa capacidad de adaptación de toma de decisiones “se ha demostrado sobradamente” por parte de Osakidetza.

Asimismo, ha destacado que la vacunación a los usuarios de residencias y a los trabajadores ha marcado “un antes y un después” y ha dado “una tranquilidad tremenda”, ya que “ahora, aunque el virus entre, que puede entrar porque la vacuna no evita que se pueda producir algún contagio, sabemos que los efectos de ese virus no van a ser graves en las personas vacunadas”.