Inicio país vasco EH Bildu dice que “la estrategia de manipulación” del PNV sobre Corrugados...

EH Bildu dice que “la estrategia de manipulación” del PNV sobre Corrugados no tiene cabida en Azpeitia

0

PNV insiste en que no ha habido “voluntad política” por parte del Ayuntamiento guipuzcoano para que el proyecto fuera adelante

BILBAO, 29 (EUROPA RPESS)

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha asegurado que la “estrategia de manipulación” del PNV respecto a la hipotética reapertura de la fábrica de Corrugados “puede tener recorrido fuera de Azpeitia, pero en Azpeitia no hay debate: esa acería debía salir del casco urbano”.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, los parlamentarios vascos han analizado la situación generada en Azpeitia con Corrugados, tras la decisión del grupo Cristian Lay CL de abandonar su idea de recuperar la actividad de la factoría por ser inviable trasladar la actividad a un emplazamiento alejado del núcleo urbano, tal y como pide el Ayuntamiento guipuzcoano, liderado por EH Bildu.

Casanova ha insistido en que la empresa Cristian Lay se presentó “con dos folios de texto” en los que manifestaba su intención de abrir una planta en el casco urbano de Azpeitia, “lo que es ilegal desde el punto de vista urbanístico y medioambiental”.

“La fábrica de Corrugados está en el casco urbano de Azpeitia. Desde hace años tiene el Ayuntamiento otra ubicación prevista y el plan territorial parcial lo cambió el PNV para posibilitar el traslado fuera. Es industria pesada, que genera humos, emisiones, y responde a un modelo industrial pasado con fábricas y casas juntas”, ha manifestado.

Tras recordar que ha sido la secretaria del Ayuntamiento de Azpeitia la que ha dicho que no se puede instalar esa actividad en el casco urbano, ha acusado a la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, de enfrascarse en esta campaña para “desprestigiar a EH Bildu”. “Parece que solo ellos tienen derecho a respirar aire limpio y a los demás nos ponéis las fábricas a la puerta de casa”, ha reprochado al PNV.

PNV

En sentido contrario, la parlamentaria del PNV María Eugenia Arrizabalaga ha defendido que con Corrugados se había planteado “una oportunidad histórica”, al ser un hecho “excepcional que en un momento de crisis aparezca un empresario que quiere hacer una inversión de 50 millones para reactivar una planta y crear casi 300 empleos directos”.

Según ha lamentado, desde el principio no se ha podido “comprender la actitud de EH Bildu” y ha denunciado que no haya habido “ninguna voluntad política por parte del Ayuntamiento” para que el proyecto fuera adelante. “Solo se ha dedicado a poner excusas sin base, pero bastante bien manejadas, por no decir manipuladas”, ha acusado.

Tras argumentar que es “muy discutible” que la normativa urbanística no permita el desarrollo del proyecto, ha afirmado que existen “informes jurídico-urbanísticos que lo interpretan en sentido distinto al Ayuntamiento”.

“Si no existe expediente administrativo, es porque no hay voluntad política para que el expediente tome carta de naturaleza. ¿Quién se puede creer que sin plan de negocio alguien quieran invertir 50 millones?”, ha cuestionado.

A su juicio, se ha dado por parte de EH Bildu una estrategia para “crear confusión y tapar que no hay razones urbanísticas que impidan la reapertura” de la planta, por lo que ha apuntado que la coalición soberanista debería haber sido valiente y decir “que rechazan 300 puestos de trabajo en plena crisis”.

PSE

Desde el PSE, el parlamentario Alberto Alonso ha recordado que el grupo CL desistió en su momento de hacer la inversión en Azpeitia, pero “parece que se vuelve a abrir alguna posibilidad”.

Tras valorar que se trata de un proyecto que permitiría crear casi 300 puestos de empleo directos en un pueblo con un desempleo del 8%, ha asegurado que, si no se materializa, “sería malo para la economía y la fiscalidad de todo Gipuzkoa, por lo que hay que seguir hasta el último minuto intentando negociar para sacarlo adelante”.

“Si Azpeitia y el Ayuntamiento no es capaz, apostaremos por una alianza institucional entre Gobierno Vasco y Diputación para que el proyecto encuentre otra ubicación. Bajo ningún concepto este proyecto puede salir de Gipuzkoa”, ha expresado. ELKARREKIN PODEMOS

En una línea similar a EH Bildu se ha expresado el parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Jon Hernández, quien ha criticado el “gran cinismo” de la consejera Arantxa Tapia y del Gobierno Vasco por utilizar el caso de Corrugados “para su lucha contra EH Bildu y para tapar su fracaso en política industrial”.

Tras criticar que el Gobierno Vasco no ha presentado sus planes industriales para esta legislatura, ha alertado de que las grandes empresas tractoras industriales de Euskadi están despidiendo a cientos de trabajadores. “Usan esto de manera torticera. Si la solución es que esta empresa pueda ir fuera del casco urbano de Azpeitia ¿dónde está el problema?”, ha cuestionado.

PP+CS

Por último, el portavoz de PP+Cs, Carmelo Barrio, ha atribuido lo sucedido con Corrugados a “una guerra electoral entre PNV y Bildu en Gipuzkoa, que afecta a la economía”.

“El Ayuntamiento debería estar trabajando con Diputación y Gobierno Vasco para desarrollar la zona y crear puestos de trabajo, pero lo que hacen es crear un circo”, ha lamentado.

Asimismo, ha considerado que se está ante un ejemplo de la “política de tierra quemada que quiere hacer Bildu, ELA y LAB”, y que supone “espantar inversiones”. “También es un fracaso de la política industrial del Gobierno vasco. Se ha fallado en las decisiones”, ha expresado, para añadir que la capacidad de atracción de Euskadi “se está perdiendo”.