Inicio país vasco Detenido en el biotopo protegido de Gaztelugatxe un mariscador furtivo que estaba...

Detenido en el biotopo protegido de Gaztelugatxe un mariscador furtivo que estaba condenado a no mariscar hasta 2024

0

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido en el biotopo protegido de Gaztelugatxe (Bizkaia) a un mariscador furtivo, que tenía una condena por prohibición de marisqueo hasta el año 2024, según ha informado en un comunicado la Delegación del Gobierno en el País Vasco.

Tras recibir la pasada semana comunicación sobre que tres personas se encontraban mariscando en el biotopo protegido de Gaztelugatxe, el Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Bizkaia, que se encontraba prestando servicio en el mar territorial dentro de sus competencias, observaron, al llegar al lugar, que había dos personas en el agua dentro del biotopo protegido y que el tercero había desaparecido.

Los agentes, tras identificar a la tripulación e inspeccionar el barco, hallaron cuatro capazos donde se guarda el marisco ya vacíos y un fusil de pesca submarina. Tras la aseveración de los pescadores a los guardias civiles de que solo habían salido ellos dos en la embarcación, se les instó a que regresasen a su lugar de amarre en el puerto de Zierbana, presumiendo que el tercero se encontraba escondido entre las rocas.

La embarcación del Servicio Marítimo custodió hasta el puerto elbarco, ya que en esas condiciones no podía navegar y, cuando estaban llegando a Zierbena, paralelamente el tercer pescador furtivo estaba saliendo por las rocas en San Juan de Gaztelugatze.

Al mariscador le esperaban en el lugar miembros de la Diputación Foral de Bizkaia y guardias civiles de la patrulla fiscal y fronteras de Gernika, que realizan vigilancia de fronteras y resguardo fiscal del Estado.

Tras identificar al furtivo, se averiguó que tenía una condena por prohibición de marisqueo hasta el año 2024 y se procedió a su detención inmediata.

NUEVA PROPUESTA DE SANCIÓN

La embarcación irregular volvió a salir del puerto de Zierbana sin autorización ni documentación, creyendo que la embarcación de la Guardia Civil había abandonado la zona, por lo que tuvo que ser de nuevo propuesta para sanción al desobedecer a los agentes y navegar irregularmente. El barco tenía amarre autorizado en Santander (Cantabria).

El hecho de estar ejerciendo el buceo en un biotopo protegido sin autorización y el no portar la documentación obligatoria a bordo del barco dio pie a la propuesta por parte de los agentes de sendas infracciones administrativas.

Las diligencias fueron instruidas por la Patrulla de Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil por un delito de quebrantamiento de condena y han sido entregadas junto con el detenido en el Juzgado en Funciones de Guardia de Gernika.