Inicio Euskadi Álava / Araba Urkullu defiende que es obligación de las instituciones públicas acoger a las...

Urkullu defiende que es obligación de las instituciones públicas acoger a las personas que migran en búsqueda de futuro

0

Destaca que los menores que llegarán a Euskadi desde Ceuta no tienen “referentes familiares” y pide desarrollar una política de acogida común

VITORIA, 28 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ante la llegada desde Ceuta a Euskadi de ocho menores sin referente familiar de origen extranjero, ha defendido que es “una obligación de las instituciones públicas atender a las personas que migran en búsqueda de un nuevo futuro” y, tras reconocer que Euskadi no tiene capacidad para “acoger a todas” estas personas, ha apostado por desarrollar una política de “acogida común”.

En el pleno de control al Gobierno que está celebrando la Cámara vasca, la parlamentaria de Vox Amaia Martinez ha preguntado sobre la participación de Euskadi en la acogida humanitaria a las personas menores sin referente familiar de origen extranjero que se encuentran en Ceuta, por la que acogerá a ocho menores, a propuesta del Ministerio de Derechos Sociales, tras la masiva llegada de inmigrantes a la ciudad ceutí.

Martínez ha acusado al lehendakari de “promocionar una falsa realidad” para estos menores que “permanecen durante un tiempo en centros de acogida; algunos reciben formación, otros no; se benefician del sistema de atención social, cumplen los 18 años y salen a la calle con poco más de lo puesto”. “Atención, para después condenarles al olvido”, ha criticado.

A su juicio, “estos niños y niñas que se acogen en el País Vasco a un módico precio no son delincuentes”. “Ustedes les condenan a delincuencia por no ofrecerles alternativas razonables de futuro. Pero todo vale con un buen titular, por un voto”, ha criticado.

El lehendakari ha acusado a la parlamentaria de Vox de tener un discurso “torticero e injusto con las instituciones, los medios de comunicación y las asociaciones del tercer sector social, que trabajan con los menores no acompañados” y cree que sus palabras “esconden el verdadero fundamento de lo que es su planteamiento: la estigmatización de los menores no acompañados”.

Urkullu ha subrayado que su postura “personal, política e institucional es anteponer el compromiso ético y humanitario” y considera “una obligación de las instituciones públicas atender a las personas que migran en búsqueda de un nuevo futuro”.

“Esto es un compromiso básico tanto en el Derecho Internacional como en el Internacional Humanitario de los Derechos Humanos y es además, un compromiso compartido en Euskadi entre las instituciones públicas y las organizaciones sociales”, ha indicado.

En este sentido, ha recordado que en enero del año pasado suscribió el Pacto Social Vasco para la migración y ha afirmado que “las migraciones son una realidad global y estructural” motivo por el que su Gobierno ha propuesto una política europea común “basada en la corresponsabilidad, y concretada en la propuesta ‘Share'”.

“ÉTICA UNIVERSAL”

Por todo ello, ha explicado que la postura del lehendakari y del Gobierno Vasco va a ser “primar la premisa básica de la ética universal, el compromiso con los derechos humanos, y maximizar la colaboración entre todas las instituciones y asociaciones para responder de la mejor forma a esta realidad” y ha puesto como ejemplo el trabajo realizado por el Salvamento Marítimo Humanitario Aita Mari.

“Las personas migrantes en situación de vulnerabilidad, sea cual sea la causa, tienen derechos y obligaciones, que deben ser garantizados. Su acogida tiene una dimensión ética democrática, que define la capacidad de solidaridad y civilización de una sociedad”, ha defendido.

Por ello, ha criticado que Vox “con su actitud y sus palabras, está cuestionando que se acoja a jóvenes y menores que han llegado, y se encuentran en una situación de extrema necesidad” y ha recordado que se trata de menores “sin ningún referente familiar, que en sus países no tenían opciones de desarrollar una vida digna”.

ACOGIDA COMÚN

“Es cierto que no tenemos capacidad para acoger a todas las personas, pero sí de desarrollar una política de acogida común y acoger a cuantas podamos”, ha reconocido.

Al respecto, ha dicho a la parlamentaria de Vox que, como lehendakari, no le gustaría encontrarse en la situación de la Junta de Andalucía, “que ve condicionada la gobernabilidad por la presión de Vox en contra de una ayuda básica humanitaria y una acogida a personas en grave riesgo de vulnerabilidad”. “Nada tiene que ver con lo que usted ha dicho. Nuestro compromiso es generar políticas comunes y de cooperación”, ha insistido.

Urkullu ha hecho referencia al acuerdo alcanzado entre las comunidades autónomas para la acogida de 200 jóvenes y menores que se encuentran en estos momentos en Ceuta, para señalar que “Euskadi siempre ha sido una sociedad solidaria ante las situaciones de sufrimiento, y ha actuado de manera responsable antes realidades de necesidad y vulnerabilidad”.

“Nos sentimos orgullosos de formar parte de un pueblo vasco solidario y responsable. Un pueblo que ha sido migrante por diversas causas. No sé si la parte de la sociedad que usted representa se ha visto en tesitura de tener que abandonar el Estado”, ha dicho a la parlamentaria de Vox.

Al respecto, ha advertido de que no va a “contribuir a alimentar discursos que muestran la migración como una amenaza, que generan miedo con argumentos falsos, y cargados de mensajes racistas y xenófobos”. “Vamos a actuar con discreción, con unidad, con responsabilidad y colaboración plena con el tercer sector social”, ha concluido.