Inicio Euskadi Álava / Araba Ramiro González defiende que “Álava no puede perder el tren de las...

Ramiro González defiende que “Álava no puede perder el tren de las energías renovables”

0

Elkarrekin Araba rechaza las nuevas centrales eólicas proyectadas en el territorio por su “elevado impacto” sobre los ecosistemas y pueblos

VITORIA, 7 (EUROPA PRESS)

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha defendido este miércoles que “Álava no puede perder el tren de las energías renovables” y ha abogado por hacer compatible este tipo de proyectos con la protección de la biodiversidad. “Cada proyecto de renovables habrá que analizarlo para ver cómo impacta en nuestro espacio natural y en nuestra biodiversidad”, ha insistido, antes de informar de que la Diputación está trabajando en la elaboración de los informes de impacto ambiental de las nuevas centrales eólicas proyectadas en el territorio.

En el pleno de control al Gobierno foral de las Juntas Generales de Álava, el juntero del grupo Elkarrekin Araba David Rodríguez ha interpelado al diputado general de Álava sobre la postura de la Diputación alavesa en relación al proyecto de construcción de cuatro centrales eólicas en Álava por parte de la sociedad del Gobierno Vasco Aixeindar, en las localidades alavesas de Iturrieta, Arkamo, Labraza y Azazeta.

Según ha explicado, el pasado mes de marzo se publicaron en el Boletín Oficial del Estado las solicitudes de información para presentar alegaciones contra los parques eólicos de Labraza, Arkamo e Iturrieta, que, de esa forma, se someten al obligatorio estudio de impacto ambiental, y ha preguntado si la Diputación alavesa va a presentar alegaciones a la solicitud de la sociedad del Gobierno Vasco sobre estos proyectos.

Rodríguez ha criticado que el Ejecutivo vasco haya reactivado sus planes eólicos, “paralizados desde hace bastantes años, pretendiendo implantar sin un Plan Territorial Sectorial cuatro centrales eólicas en espacios naturales de Álava, con una infraestructura total para 50 aerogeneradores de 200 metros de altura y ocupando de forma permanente más de un millón de metros cuadrados en ricos espacios naturales del Territorio”.

“Este modelo tendrá un elevado impacto sobre los ecosistemas, los pueblos, sus gentes, su calidad de vida, alterando paisajes adecuadamente conservados por varias generaciones, masas de bosques autóctonos, áreas de nidificación o espacios incluidos en la Red Natura 2000, además de ir en contra del Plan Mugarri, aprobado por las Juntas Generales de Álava”, ha denunciado.

“DOBLE APUESTA”

El diputado general de Álava, por su parte, ha aseverado que la Diputación ha mantenido un posicionamiento “claro”, ya que mantiene una “doble apuesta” por las energías renovables y por la conservación de la biodiversidad del Territorio. “Esta doble apuesta tiene que ser posible porque sin ella no tenemos futuro, ni como Territorio, ni como humanidad”, ha advertido.

Asimismo, ha insistido en que la apuesta de la Diputación alavesa es por que en los próximos años se dé “fuerte impulso” a las energías renovables en el Territorio y ha recordado que el pasado mes de agosto el gobierno foral aprobó la creación de una sociedad pública, Energy Araba, con el objeto de promocionar todo tipo de actividades relacionadas con la producción de energías a partir de fuentes de energías renovables en Álava.

“El compromiso de la Diputación Foral de Álava con las energías renovables es inequívoco”, ha asegurado, para insistir en que la Diputación hace una “máxima apuesta por las renovables, pero también por la conservación de la biodiversidad” porque las dos políticas “hacen frente a los efectos del cambio climático”.

Además, ha manifestado que “Álava no puede perder el tren de las energías renovables” y ha abogado por “hacerlo compatible con la protección de la biodiversidad”. “Cada proyecto de renovables habrá que analizarlo para ver cómo impacta en nuestro espacio natural y en nuestra biodiversidad”, ha reiterado.

González ha recordado que los proyectos eólicos están siguiendo un procedimiento “reglado”, que sigue las normas de tramitación del Ministerio de Transición Ecológica, que será quien concederá o no las licencias y permisos pertinentes.

En este sentido, ha explicado que la Diputación no puede presentar alegaciones porque es el órgano ambiental competente en el ámbito de la Red Natura 2000. Por ello, comunicará al Ministerio que tramita los expedientes un informe sobre los parques eólicos.

Según ha detallado, los técnicos del Departamento de Medio Ambiente están trabajando en la elaboración de este informe de impacto ambiental. “Queda todavía un importante trabajo por hacer”, ha finalizado.