Inicio Euskadi Álava / Araba Las Reliquias de Mártioda podrán visitarse en el Museo de Bellas Artes...

Las Reliquias de Mártioda podrán visitarse en el Museo de Bellas Artes de Álava hasta el próximo mes de enero

0

El Servicio de Restauración ha trabajado durante casi seis años en la restauración de este relicario de la Iglesia de San Juan Evangelista

VITORIA, 28 (EUROPA PRESS)

Las Reliquias de Mártioda podrán visitarse hasta el próximo mes de enero en el Museo de Bellas Artes de Álava, en Vitoria, después de que el Servicio foral de Restauración haya trabajado durante casi seis años en el estudio, conservación y restauración de este conjunto relicario procedente de la Iglesia de San Juan Evangelista de Mártioda.

La diputada foral de Cultura y Deporte, Ana del Val, y la jefa del Servicio de Restauración, Cristina Aransay, han presentado este viernes la restauración de este conjunto de relicarios de la Legión tebana (o de los Tebeos) y de las Vírgenes compañeras de Santa Úrsula.

La obra está compuesta por un mueble relicario, vitrinas y un retablo que contienen un total de 17 cráneos, un fragmento de cadera, varios huesos largos completos y numerosos pequeños fragmentos, todos humanos, con sus adornos de textiles y bordados y encajes. La mayoría de los huesos presentan carteles de papel manuscritos que identifican a los santos y santas a los que se corresponden.

Las obras se encontraban en la sacristía de la Iglesia de San Juan Evangelista de esta localidad y fueron trasladadas a las dependencias del servicio a finales de 2015 para iniciar su tratamiento.

La diputada foral ha explicado que cuando el Servicio de Restauración recogió el conjunto relicario su estado de conservación era “lamentable”. No obstante, ha destacado que después de casi seis años de trabajo, es posible “admirar una extraordinaria obra del patrimonio alavés recuperada del olvido y puesta en valor”.

En la actualidad se pueden encontrar reliquias de huesos conservadas en monasterios e iglesias, pero la de Mártioda –según ha afirmado Del Val– “es una de las colecciones más numerosas e interesantes”. Además, ha explicado que la restauración y estudios realizados hacen de este conjunto “uno de los elementos más atractivos”, que atraerá “muchas visitas durante este año”.

RIQUEZA ORNAMENTAL

La jefa del Servicio de Restauración, Cristina Aransay, ha explicado que los huesos humanos de Mártioda están revestidos y adornados con gran número de materiales distintos. Algunos de ellos son tejidos sencillos pero la mayoría son ricas telas de vivos colores bordadas en plata, cuentas y lentejuelas. También se han encontrado otros adornos como flores de seda, cera, papel o metal.

En el transcurso del trabajo de restauración se han hallado asimismo piezas de papel (impresas o manuscritas) y pergamino, que fueron usadas como relleno, forro o para la identificación de los huesos de las santas y santos.

Además, las reliquias han estado expuestas desde hace siglos en el interior de cuidados y valiosos relicarios de madera dorada y policromada en forma de vitrina o retablo, lo que facilitaba su contemplación.

“Tal abundancia de materiales y soportes diferentes, con estados de conservación muy variados ha propiciado que este haya sido un gran proyecto en equipo, vertebrado por una metodología científica muy bien planificada”, ha indicado.

El trabajo se ha llevado a cabo desde un punto de vista multidisciplinar, que ha abordado no sólo la restauración y conservación del conjunto, sino también una exhaustiva documentación gráfica y fotográfica; investigación histórica, artística, tecnológica y documental; exámenes botánicos y antropológicos; estudios radiográficos y a través de escáner; análisis físico-químicos para la identificación y composición de los materiales; y datación de los distintos objetos.