Inicio Euskadi Álava / Araba El Gobierno Vasco espera que el Parlamento apruebe el 11 de febrero...

El Gobierno Vasco espera que el Parlamento apruebe el 11 de febrero los presupuestos de 2021

0

Avisa de que no modificará el procedimiento de la negociación presupuestaria pese a las intenciones de E-Podemos de pactar con el PSE

VITORIA, 1 (EUROPA PRESS)

El Gobierno Vasco espera que el Parlamento autonómico apruebe el próximo 11 de febrero los presupuestos de Euskadi para 2021, según ha anunciado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Bingen Zupiria, quien ha reafirmado la intención del gabinete de Iñigo Urkullu de buscar «espacios de acuerdo» con la oposición para que las cuentas salgan adelante con el mayor respaldo posible.

Zupiria, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, ha asegurado que el Ejecutivo no modificará sus planes tras el anuncio de Elkarrekin Podemos-IU sobre su intención de buscar un acuerdo sobre los presupuestos vascos con el PSE-EE, socio del PNV en el Ejecutivo autonómico.

El portavoz ha subrayado que el Gobierno ya tiene diseñado cuál será el «procedimiento» y sus «representantes» en la negociación presupuestaria que abrirá con la oposición, por lo que se atendrá a esa vía con independencia de cuáles sean las intenciones de Elkarrekin Podemos-IU, formación que aspira a ampliar a otras instituciones el acuerdo sobre los presupuestos municipales que ha alcanzado con el PSE en el Ayuntamiento de Irun (Gipuzkoa).

PLAZOS

Además, ha explicado que, tras la aprobación del proyecto presupuestario en el Consejo de Gobierno del 15 de diciembre, las cuentas se remitirán «inmediatamente» al Parlamento autonómico. Zupiria ha anunciado que el Ejecutivo espera que la aprobación definitiva del presupuesto de 2021 por parte de la Cámara vasca pueda producirse el 11 de febrero.

En todo caso, ha recordado que, tras la aprobación del proyecto el 15 de diciembre, el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, abrirá una ronda de reuniones con todos los grupos de la oposición para tratar de alcanzar posibles acuerdos que permitan sacar adelante las cuentas –cuya aprobación está garantizada gracias a la mayoría absoluta de PNV y PSE en el Parlamento– con el mayor respaldo posible.