Inicio Euskadi Álava / Araba El 75% de las compras de las administraciones vascas se hará “con...

El 75% de las compras de las administraciones vascas se hará “con criterios sostenibles” antes de diez años

0

Aprobado el programa de Compra y Contratación Verde 2030 para bajar un 26% emisiones de carbono por compra y uso de productos, obra y servicios

VITORIA, 7 (EUROPA PRESS)

El Gobierno Vasco ha aprobado este martes, en consejo de Gobierno, el tercer Programa de Compra y Contratación Pública Verde de Euskadi 2030, en el que se fija como objetivo que el 75% de las contrataciones y compras con mayor impacto ambiental que realicen las administraciones públicas vascas se haga con criterios sostenibles para el final de la década.

Con esta iniciativa, se pretende reducir en un 26% de las emisiones de carbono asociadas a la adquisición y uso de productos, obras y servicios verdes y que el 100% del suministro eléctrico del conjunto de las entidades públicas vascas provenga de fuentes renovables.

Este programa, que ha sido presentado en rueda de prensa por la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha sido elaborado conjuntamente por su Departamento y el de Economía y Hacienda, con la participación de entidades públicas y privadas.

Tapia ha explicado que las principales compras y contrataciones del sector público vasco se enmarcan en 12 categorías priorizadas, que son servicios de obras e infraestructuras, textiles, energía eléctrica, vehículos pesados, edificación y urbanización, alimentación, alumbrado público, equipos informáticos, mobiliario, jardinería, vehículos ligeros y equipos de impresión. En estos casos, se quiere que tres de cada cuatro productos o servicios adquiridos tendrá que hacerse siguiendo los criterios de sostenibilidad que recoge el Programa.

Este programa, según ha detallado Tapia, busca llegar a todo el sector público vasco y elevar a 150 el número de entidades públicas adheridas y lograr que al menos medio centenar de empresas privadas se sumen.

REDUCCIÓN DE EMISIONES DE CARBONO

Entre los resultados esperados para el final del periodo de vigencia están la reducción en un 26% de las emisiones de carbono asociadas a la adquisición y uso de productos, obras y servicios verdes y que el 100% del suministro eléctrico del conjunto de las entidades públicas vascas provenga de fuentes renovables.

La sociedad pública Ihobe se encargará de la secretaría técnica del programa y ofrecerá, entre otros, servicios de asesoría y apoyo en las licitaciones de las entidades adheridas, formación tanto para empresas proveedoras como para las personas responsables de los departamentos de compras, y apoyo a las pymes, para que puedan fortalecer su competitividad en este mercado.

También se prevé revisar los criterios de compra verde y actualizarlos cada tres años, para alinearlos con las prioridades vascas, así como la celebración de un foro anual para reconocer las mejores prácticas y compartir experiencias.

Tapia ha subrayado que el sector público de Euskadi es pionero en Europa en la implantación de la compra y contratación pública verde con 20 años de trayectoria y ha sido premiado internacionalmente. Este tercer Programa de Compra y Contratación Pública Verde de Euskadi 2030 está alineado con las “prioridades estratégicas” de las políticas europeas, con el Pacto Verde Europeo y con las prioridades de las políticas ambientales vascas -definidas en el Pacto Verde de Euskadi-, para “acelerar la evolución positiva de Euskadi en compra verde”.

Como elemento central, el nuevo Programa refuerza “el rol y el protagonismo” del sector empresarial vasco promoviendo, entre otros aspectos, la oferta de productos y servicios ecodiseñados. Se pretende impulsar, al mismo tiempo, la compra verde privada de forma coordinada con el mercado y extender los beneficios de la acción público-privada para que no sólo repercutan en la protección del medio ambiente, sino que incidan también en la competitividad empresarial y el bienestar de las personas en Euskadi.

El nuevo Programa de Compra y Contratación Verde de Euskadi 2030 identifica cinco ámbitos de actuación de los que derivan 10 líneas de actuación.

El primero de ellos es el de consolidar la compra y contratación verde como “herramienta esencial” para el despliegue de las políticas en Euskadi, “reforzando su papel en el marco político y jurídico del sector público vasco”.

También se plantea avanzar en el compromiso con la compra y contratación verde tanto pública como privada, impulsando la participación de todo el sector público -no solo del Gobierno vasco- y sensibilizando y movilizando a las empresas vascas.

Un tercer ámbito de actuación es el de la formación y capacitación para convertir la compra y contratación verde en un elemento “estructural y de innovación” en las organizaciones, aportando recursos “para una implementación sistémica y estratégica, y profesionalizándola en todo el personal implicado en el proceso”.

Además, se propone disponer de un mercado “adecuado, de calidad y preparado”, fomentando el diálogo y la colaboración con éste, y preparando a las empresas proveedoras, especialmente a las pymes, para hacer frente a las demandas ambientales de las contratantes. A juicio de Tapia, es “una oportunidad competitiva para las pymes”.

Un quinto eje de actuación tiene que ver con la sensibilización a través de visibilizar los avances, logros y beneficios de la compra y contratación verde, midiendo la implementación y sus frutos, así como comunicándolos y promoviéndolos en el ámbito interno, europeo e internacional.

Todo ello se despliega en dos Planes de Acción quincenales, uno a medio plazo (2021-2025), recogido en el programa presentado hoy, y un segundo Plan de Acción a largo plazo (2026-2030), que se elaborará al finalizar el primero.

DOS DÉCADAS DE COMPRA VERDE EN EUSKADI

Tapia ha recordado que desde hace más de dos décadas se ha reconocido que una de las razones principales de la degradación ambiental y la injusticia social eran los patrones de producción y consumo “insostenibles” y, desde entonces, Euskadi ha estado entre los territorios europeos “situados a la cabeza de la transición hacia modelos sostenibles de desarrollo económico y social”, comprometiéndose a integrar criterios ambientales en la compra y contratación pública, “de manera sólida y estable”.

En 2002, la Estrategia Ambiental Vasca de Desarrollo Sostenible ya fijaba como objetivo la promoción de la compra pública con criterios ecológicos e Ihobe, con ese fin, comenzó a elaborar recursos y herramientas, además de trabajar con el sector empresarial para mejorar la calidad ambiental de los productos y servicios ofertados.

Posteriormente, dicho objetivo se incluyó como línea de actuación en los Programas Marco Ambientales del País Vasco, y se fijó como prioridad tras el Acuerdo de Consejo de Gobierno de 2008 sobre incorporación de criterios sociales, ambientales y otras políticas públicas en la contratación de la Administración vasca y su sector público.

En 2011, se aprobó el primer Programa de Compra y Contratación Pública Verde, que posicionó la “compra verde” en la agenda política. Posteriormente, de 2015 a 2020 se dio un “salto cualitativo” en el uso de la compra y contratación pública verde tanto en Europa como en Euskadi.

En 2016 se aprobó el segundo Programa de Compra y Contratación Pública Verde del País Vasco 2020, que ha contado con más de 35 organizaciones públicas que “han logrado enverdecer el 46% de sus compras”.

Tapia ha destacado que ahora comienza “una nueva etapa” hasta 2030, para la cual este nuevo Programa de Compra y Contratación Verde de Euskadi asume nuevas retos, “asegurando la coherencia política económica y ambiental vasca” en los tres ámbitos prioritarios -economía circular, cambio climático, y medio natural y biodiversidad-, afianzando la implantación de la compra y contratación verde pública y, como principal novedad, movilizando al sector empresarial para que también ofrezca “soluciones sostenibles”.