Inicio España Unos 1.080 niños y jóvenes en situación vulnerable en Canarias participan en...

Unos 1.080 niños y jóvenes en situación vulnerable en Canarias participan en las actividades de CaixaProinfancia

0

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 (EUROPA PRESS)

Un total de 1.080 niños y jóvenes en situación vulnerable en Canarias podrán disfrutar de actividades de verano –julio y agosto– gracias al programa que promueve CaixaProinfancia, acciones a las que este año la Fundación ‘la Caixa’ destina 4 millones de euros para el conjunto de España.

En concreto, de los 1.080 menores que participarán en actividades de verano en el archipiélago, 438 lo hará en la provincia de Las Palmas y 642 en la de Santa Cruz de Tenerife, según ha informado ‘la Caixa’ en nota de prensa.

Los menores que participan en este programa viven en hogares con dificultades económicas y sociales, que han podido verse mucho más afectados por la pandemia y sus repercusiones.

Estas acciones las llevan a cabo 319 entidades sociales de todas las provincias españolas vinculadas al programa, y se llevarán a cabo con cierta normalidad, la mayoría en el exterior, y bajo las medidas sanitarias y de prevención establecidas.

En la provincia de Las Palmas las entidades participantes son la Fundación Adsis de Las Palmas de Gran Canaria y de Telde; Ludikal de San Bartolomé de Tirajana y Santa Lucía de Tirajana; y Trib-Arte de Las Palmas de Gran Canaria; mientras que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife se trata de la Asociación Cultural Pigmalión para el bienestar social y familiar de Arona, de La Laguna y de Santa Cruz de Tenerife; la Asociación Mojo de Caña de Icod de los Vinos, Isla Baja, La Laguna y Santa Cruz de Tenerife.

Además del Centro Juvenil Encuentro de Santa Cruz de Tenerife; la Fundación Don Bosco de Adeje, Granadilla y Orotava; así como Radio Ecca Fundación Canaria El Hierro, Güímar (Tenerife), La Gomera y Santa Cruz de Tenerife.

Por su parte, el subdirector general de la Fundación ‘la Caixa’, Marc Simón, ha manifestado que la pandemia ha hecho que “muchos” menores hayan “acusado aún más algunas necesidades y la vulnerabilidad en sus hogares”.

“Para nosotros es prioritario que puedan volver a disfrutar, jugar, aprender y convivir, ofreciéndoles un verano lleno de actividades, recursos y juegos adaptados que les devuelvan la estabilidad emocional y que también refuercen las competencias educativas”, dijo.

Respecto a las actividades que se desarrollarán están las deportivas y psicomotoras, así como las artísticas, lúdicas, sociales, medioambientales y cognitivas. De esta forma, niños, niñas y adolescentes pueden acceder a los beneficios educativos y personales que conllevan estas experiencias, contribuyendo a su desarrollo personal, social y cultural.